20.6 C
Xalapa

Ejercerá el Sistema de Apoyo a la Creación un fondo emergente

Ciudad de México. La obligación del Estado es respaldar a los creadores, por lo cual, ante la crisis que muchos enfrentan por la pandemia de Covid-19, el recién nombrado Sistema de Apoyo a la Creación y a Proyectos Culturales (SACPC, antes Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, Fonca), ejercerá los próximos días, “como medida de emergencia, una buena cantidad de recursos, los que hagan falta, para apoyarlos”, informó el secretario ejecutivo de ese organismo, Juan Carlos Bonet.

El actor y productor teatral inició funciones en su cargo el primero de enero y explicó, en entrevista con La Jornada, que si bien el SACPC, por normatividad, no tiene la capacidad de contratar espectáculos, se apoyará en otras áreas de la Secretaría de Cultura (SC) federal para destinar “una buena cantidad de dinero y logística” en la realización “de gran número de espectáculos o talleres, o encargar otras labores no sólo a los beneficiarios del sistema, sino a los artistas que requieran ayuda.

“Las actividades serán presenciales, en los estados que estén en semáforo epidemiológico verde o amarillo, o a través de todas las plataformas virtuales que se han implementado en los meses recientes. Tenemos la instrucción de destinar a esto una buena cantidad de dinero para echar a andar el sector y la economía cultural, pues sabemos que ha sido de las más afectadas.

“Este es nuestro cometido inmediato: hacer la parte que nos corresponde para que los artistas puedan volver a trabajar, sobre todo para dignificar al sector y paliar un poco la precariedad en la que todo el mundo se ha visto envuelto por el coronavirus”, detalló.

Durante 2021, el sistema contará con un presupuesto de 428.5 millones de pesos, que ejercerá ya no como fideicomiso, sino como órgano de gobierno de la SC, con recursos asignados al programa presupuestal para becas, estímulos y apoyos.

Bonet explicó que “todo ese dinero ya está comprometido porque el sistema brinda apoyos de convocatorias vigentes, pues hay proyectos que son bianuales. Este año, durante el primer trimestre lanzaremos, cuando menos, tres convocatorias más: México en Escena, que no salió el año pasado por la migración de un sistema a otro; Niños y Jóvenes Creadores, y Coinversiones a Proyectos Culturales.

“Se cuenta con recursos asegurados para esas tres, y para finales de año tenemos que convocar para los apoyos de 2022, entre septiembre y octubre. El sistema, en general, maneja 27 convocatorias, de las cuales, con el cambio, seis se han adscrito ya al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, por ejemplo, las que tienen que ver con la Compañía Nacional de Teatro o con el Centro de Producción Musical. Nos quedaremos con 20, y una queda pendiente, por la cuestión de la pandemia, no se lanzó en 2020, es la de Residencias Artísticas.”

Muchas personas han comentado a Bonet que aceptar la invitación para hacerse cargo del SACPC fue como “sacarse la rifa del tigre”, pues ese organismo, desde que se inició la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha vivido desencuentros con la comunidad cultural.

“Era un fondo endogámico”

En dos años, el Fonca ha tenido cuatro titulares: Mario Bellatín, Marina Núñez Bespalova, Adriana Konzevik y ahora Bonet, quien dice sentirse honrado por tomar las riendas de una institución “que tanto bien ha hecho a México durante sus años de existencia”.

Sin embargo, reconoce que el fondo, “durante mucho tiempo fue endogámico; es decir, entre los mismos beneficiarios y mismos jurados, que hacían una buena labor, pero muy hacia adentro. Históricamente, también había gran cantidad de beneficiarios de la Ciudad de México, sobre todo en México en Escena.

“Por eso ahora hay que profundizar en la descentralización, hacer más labor de difusión en los estados. La razón por la que estamos aquí es que hay que abrir las convocatorias mucho más, ampliar la base de jurados para garantizar la diversidad de todo. También hay que cambiar los parámetros para la selección de proyectos, pues durante muchos años uno de ellos fue la famosa ‘excelencia’, que de alguna forma habla de cierto elitismo. Tal pareciera que sólo los ‘excelentes’ tienen derecho al apoyo gubernamental, y creemos que el derecho lo tienen todos, pues al recibir el respaldo oficial ganan en calidad.”

El funcionario cuenta que durante la última quincena de diciembre comenzó a informarse acerca de los pendientes de la institución, entre ellos, “de manera importante, el contacto con la comunidad cultural. Me reuní con un grupo de 270 creadores, sobre todo de los estados, preocupados por los términos en los que las convocatorias tradicionales habían salido. Ellos tienen muy buenas ideas y propuestas para mejorarlas. Tomamos notas, hicimos acuerdos, estamos en buenos términos. Siempre estaremos atentos a escucharlos”.

Bonet considera que en lo que va del sexenio, “la gestión pública, en cuanto a la cultura, ha sido bastante mejor que antes”. Insiste en que el Fonca “trabajó bien en administraciones anteriores, hay cosas que sirven, son valiosas y van a continuar y a robustecerse. El Sistema de Apoyo a la Creación es ahora mejor, lo estamos haciendo más grande, a eso vengo, a hacerlo más democrático y descentralizado, a mejorar las convocatorias, que sean más incluyentes.

“Los creadores son lo más importante de cualquier país, por eso el cometido de esta institución es apoyarlos. Mi diagnóstico al llegar es que la institución tuvo un periodo de transición de una figura jurídica a otra que hizo que ciertos procesos se alentaran un poco, pero se resolvieron rápidamente.

“El Fonca, como nombre, ya no existe, pero como institución continúa, mejorada. No coincido con los diagnósticos sobre la extinción del organismo. No se va a dejar de respetar ni de apoyar a los creadores en el país; ese no ha sido nunca el cometido de este gobierno, todo lo contrario.”

*LA JORNADA

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,705FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA