22.1 C
Xalapa

El cine se desconfina: Los festivales como vacuna

CINE

El cine sigue en coma por coronavirus. El confinamiento llevó el negocio a negro en todo el mundo, y sólo la alternativa en alza de las plataformas lo mantuvo con vida. Pese a la reapertura de algunas salas y la reanudación de unos cuantos rodajes, la industria europea continúa asténica. Y más después del shock de la cancelación de Cannes. Pero la perspectiva empieza a mejorar.

EL JABALÍ DE CANNES

La imagen de un jabalí trotando a sus anchas por el bulevar de la Croisette el sábado 9 de mayo, tres días antes del que tenía que haber sido el gran festival europeo de la Riviera Francesa, fue un poema. Un triste poema. Cannes se incorporó después al festival online We Are One , ideado por los organizadores del neoyorquino festival de Tribeca y participado por los principales certámenes del mundo. Pero el sucedáneo apenas ofreció estrenos y novedades y su resonancia fue muy limitada.

GRANDES LANZADERAS

Los festivales en vivo, con su alfombra roja para las estrellas y sus legiones de periodistas, aficionados y fans, resultan imprescindibles como plataformas de promoción de las películas. Sirven como lanzaderas de los grandes premios (Oscars, Globos de Oro, Bafta, Cine Europeo…) y son los grandes puntos de encuentro social y mercantil entre productores, distribuidores y exhibidores.

¿Qué recorrido habría tenido la cinta surcoreana Parásitos de no haber conquistado la Palma de Oro el año pasado? ¿Y Joker sin haber ganado el León de Oro de la Mostra de Venecia? Hasta hace unas semanas, estos recuerdos eran aciagos pensamientos para los miles de artistas y empresarios que tenían que haber ocupado esa La Croisette insólitamente conquistada por un jabalí.

SAN SEBASTIÁN, A POR TODAS

Pero ahora los agentes del mundillo vislumbran de nuevo la luz de los proyectores. Y, tanto o más que en las salas, su esperanza está prescisamente en los grandes festivales de otoño. Sus capitanes en San Sebastián, Sitges y Venecia –con Barcelona y Málaga como avanzadillas veraniegas– lo ven cada día más claro aun sin tenerlas todas consigo. El director del certamen donostiarra, José Luis Rebordinos, trabaja “con toda ilusión” estos días con idea de celebrar “algo muy parecido a un festival de cine” entre el 18 y el 26 de setiembre, las fechas previstas desde un principio. “Soy muy optimista. A cada semana que pasa, mejores son las perspectivas a pesar de las incertidumbres”, dice el jefe de Zinemaldia en charla telefónica con La Vanguardia .

Entre las películas de su sección oficial, que el año pasado fueron 20 y en esta próxima edición tal vez algunas menos, él quiere incluir “cuatro o cinco” de las que 56 que el fallido festival francés marcó el 3 de junio con la etiqueta “filme seleccionado por Cannes”; películas entre las que está la última de Fernando Trueba, El olvido que seremos (basada en la novela homónima de Héctor Abad Faciolince), junto a obras de Wes Anderson, François Ozon, Naomi Kawase o Viggo Mortensen, este último en su debut como director. Rebordinos asume que este año no irán a Donostia tantas estrellas como de costumbre. Pero subraya que “no se descarta nada” y desde luego confía en estrenar la última de Woody Allen, Rifkin’s Festival –rodada en gran parte en San Sebastián– quizá con presencia del realizador.

EL LABORATORIO DE VENECIA

Al igual que Rebordinos y su equipo, los responsables de la Mostra de Venecia no pueden decir aún con qué limites de películas, invitados, público y prensa van a trabajar. Pero el director del veterano certamen italiano, Alberto Barbera, ha dicho y repetido que la 77ª edición “se celebrará” del 2 al 12 de septiembre y por tanto será el primer festival internacional de la era post Covid. Lo cual lo convierte en un campo de pruebas para el resto de reuniones de ese carácter.

Una de las fiestas del Festival de cine de Venecia en 2019

Una de las fiestas del Festival de cine de Venecia en 2019 (.)

“Egoístamente, eso nos interesa porque así aprendemos antes de celebrar el nuestro”, dice Rebordinos. Y en el Palacio del Lido veneciano también trabajan estos días a toda máquina para, como dice el delegado de su Semana de la Crítica, Giona Nazzaro, organizar el mejor festival posible en estas circunstancias y así enviar “una señal de positiva para la industria del cine” cuando más lo necesita.

PRESENCIALIDAD Y ONLINE EN SITGES

Ángel Sala y su equipo saben que este verano van a tener que trabajar más duro que de costumbre. Durante la crisis sanitaria han estado barajando “varios escenarios posibles”, comenta a este diario el director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya. Poco a poco se fueron descartando los más extremos, ya que “la situación ha ido mejorando”, y en este momento trabajan “en un work in progress con la idea de un festival presencial con algún complemento online adaptado a las restricciones de aforo, que afectará tanto a público como a prensa y acreditados, y cumpliendo con todas las medidas de seguridad”.

Ángel Sala, director del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya,
Ángel Sala, director del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, (Carles Castro / GARRAF NEWS MEDIA)

Esta 53ª edición del festival de Sitges, que mantiene las fechas previstas del 8 al 18 de octubre, “pretende mantener en gran parte el espíritu de siempre”, aunque contará con menos películas – entre 120 y 125 respecto a las 170 del año pasado- que se proyectarán más veces , y que “implica un proceso de selección más complicado”. Estarán presentes y bien cubiertas todas las secciones, se ocuparán las mismas salas de siempre y se organizarán las mismas actividades, pero adaptadas a los protocolos de la situación, como la popular Zombie Walk, que “será diferente, más ordenada y con más medidas”, pero igual de festiva. “La idea es no eliminar nada o eliminar lo mínimo posible”, insiste Sala.

La idea es no eliminar nada o eliminar lo mínimo posible”

Lo que más está en el aire es el tema de las visitas. “No hay ningún nombre confirmado” por eso se fijan en escenarios de momento “más viables” con “más presencia de cine español y nos abrimos cada vez más a presencias europeas y también virtuales de talents implicados en el certamen, con posibilidad de clases magistrales online”. El certamen no olvidará tampoco los premios, alguno de ellos telemático, y los honoríficos tendrán en cuenta gente que viva en Europa y “no se descarta distinguir a alguna estrella americana”.

El director del certamen de cine fantástico apunta que si a mediados de septiembre apareciera una vacuna, no se podrían realizar muchos cambios, o si hubiera un rebrote importante en esas fechas “habría poca capacidad de reacción”. Sala prevé que a mediados de julio se celebre una rueda de prensa “presencial” para anunciar más detalles de la programación. “Tenemos ganas de vernos todos las caras, ya”, asegura.

UNA EDICIÓN REDUCIDA EN MÁLAGA

A solo tres días de inaugurar su 23º edición, la pandemia obligó a aplazar el festival de Málaga, cita clave para el cine español. En todo este tiempo, la organización no ha dejado de trabajar en la búsqueda de nuevas fechas y nuevo modelo para llevar a cabo el certamen, que finalmente tendrá lugar del 21 al 30 de agosto en un formato reducido, más restrictivo con los eventos sociales y aglomeraciones de público.

Para esos días se prevé que las salas de exhibición estarán abiertas con restricciones de aforo y aplicando importantes medidas higiénico-sanitarias. La programación contará con la mayoría de las cintas seleccionadas en marzo y la última película de Icíar Bollaín, La boda de Rosa, a concurso en la sección oficial, se encargará de dar el pistoletazo de salida.

Imagen de la cinta 'La boda de Rosa' de Icíar Bollaín
Imagen de la cinta ‘La boda de Rosa’ de Icíar Bollaín (EP)

Entre las numerosas medidas que prevé el festival dirigido por Juan Antonio Vigar habrá una reducción de número de espacios donde se desarrolla el certamen y sobre la reprogramación de contenidos, estos estarán centrados prioritariamente en las películas incluidas en las distintas secciones oficiales a competición, que se proyectarán en espacios cerrados en los que es más fácil controlar el respeto a las medidas de seguridad.

Se suspenderán los encuentros colectivos, actos lúdicos y toda actividad susceptible de aglomeración de público y se sustituye la tradicional alfombra roja con público a las puertas del Teatro Cervantes por un gran photocall para medios de comunicación. Por otro lado, se potenciará la comunicación telemática con público y prensa, eliminando folletos informativos y programas de mano; el soporte físico y papel, tanto en material para prensa, acreditaciones y entradas, además de fomentar la venta digital de entradas.

BCN FILM FEST, PRIMER FESTIVAL POST-COVID CON PÚBLICO

Al Festival Internacional de Cine de Barcelona–Sant Jordi también le afectó de lleno la crisis sanitaria. Enmarcado en la tradicional fiesta catalana del libro y la rosa, el certamen dirigido por Conxita Casanovas jamás pensó en cancelar su cuarta edición y no ha tenido más remedio que adaptarse a las circunstancias del nuevo escenario, mover ficha y después de dos aplazamientos será el primer festival de cine con público que tenga lugar en España tras el estado de alarma.

¿Sus fechas? Del 25 de junio al 2 de julio en los cines Verdi. “Este año es importante hallar el ritmo al festival, que también tendrá algo de renacimiento porque habremos tirado a las hogueras de San Juan todo lo malo y creo que será como volver a comenzar de nuevo”, afirma Casanovas, que espera que esta edición “sea una celebración del cine y que sean las películas las que hablen por sí solas”.

El cartel del BCN Film Fest
El cartel del BCN Film Fest (EP)

Con el baile de fechas de por medio, este certamen que nació como punto de encuentro entre cine, literatura e historia, ha tenido que reprogramar algunos títulos, aunque al final han saltado muy pocas películas. Como novedad destacada, se han incorporado las majors (Sony, Warner) en una edición que es “la más compleja y a la vez la más especial”. Casanovas opina que si les acompaña la suerte y el público responde como esperan a su oferta atractiva, será una muy buena edición. Además, plantea el festival de este año como “un parque de atracciones” y espera que al espectador le cueste escoger entre tantas buenas películas. Entre ellas, la inaugural, la catalana Uno para todos, de David Ilundain.

Una celebración del cine

Este año es importante hallar el ritmo al festival, que también tendrá algo de renacimiento porque habremos tirado a las hogueras de San Juan todo lo malo”

*LA VANGUARDIA

NOTAS RELACIONADAS

El futuro del rebozo depende de que lo usemos, asegura investigadora

Ciudad de México. "Si no consumimos los rebozos, mediante el uso personal o vía el regalo, esta prenda...

Composiciones para guitarra, son jarocho y uso didáctico de las obras maestras de la pintura, en Cultura con Ambiente

Del viernes 23 al domingo 25 de octubre, el Instituto Veracruzano de la Cultura ofrece un variado...

La violencia estructural de América Latina toma cuerpo en Temporada Alta

En julio de 1998 la menorquina Aina Tur era una joven cooperante en un país latinoamericano. Una mañana cinco jóvenes encapuchados asaltaron su...

Redes Sociales

124,754FansMe gusta
4,426SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Adele: así reapareció con 70 kilos menos y una cintura más pequeña que la de las Kardashian

Cómo ya sabemos, Adele se convirtió en tendencia en redes, debido a su reaparición en los escenarios, a pesar de no ser de la...

Se forma tormenta tropical ‘Zeta’ al sureste de Cozumel; podría convertirse en huracán

La tormenta tropical Zeta se formó esta madrugada frente a las costas de Cuba y se localiza sobre...

España se prepara a declarar estado de alarma que permita los toques de queda

España se prepara para declarar un nuevo estado de alarma a nivel nacional para permitir la imposición...

No se cancelarán fiestas católicas pero sí habrá orden

El director general de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno de Veracruz, Sergio Ulises Montes Guzmán...