14.3 C
Xalapa

El PRI, como tercera fuerza electoral, registra a los de siempre…

Las matracas, las batucadas, las carretadas de aplausos, las señoras escandalosas fueron suplantadas por un sepulcral silencio que reinaba en la explanada del Comité Directivo Estatal del PRI. En sus registros como precandidatos a la diputación federal, apenas tímidos aplausos del actual organigrama tricolor.

Es un registro atípico: La capital del estado con semáforo naranja por la pandemia por Coronavirus que lleva diez meses replanteando la vida, la economía y la política; el PRI ya no es la dictadura perfecta, y ya ni siquiera es la principal fuerza opositora, es -por el momento- el tercer partido político en importancia. El último primer priista del Estado, está en la cárcel. El efecto, Javier Duarte a cuatro años del holocausto tricolor sigue pesando.

En la lista de registros de los precandidatos tricolores van los de siempre: José Yunes Zorrilla, Américo Zúñiga Martínez, Adolfo Mota Hernández, Fidel Kuri Grajales, Igor Roji y el resto.

Son los priistas que se aferran a una afiliación partidista, de la misma manera, en que un aficionado del Tiburón se aferra al escudo escualo y al Luis “Pirata” de la Fuente. En el auditorio Jesús Reyes Heroles, los precandidatos pasan lista con los integrantes del Órgano Auxiliar de la Comisión Nacional de Procesos Internos del Partido Revolucionario Institucional, para solicitar su pre registro como precandidatos a la diputación federal.

En la previa, de la previa, Yunes Zorrilla buscará la diputación federal por el distrito de Coatepec, en su discurso, refriteó sus mensajes de sus últimas campañas -como candidato a diputado local, como candidato a senador, como candidato a diputado federal y como candidato a gobernador- combatir la desigualdad social, económica y política. En sus redes sociales, su staff de prensa ya colocó una foto de José Yunes con la leyenda “Pepe” con pequeños tonos rojos, azules y amarillos, los de la coalición “Va por México”.

Recién repatriado de Puebla donde fue delegado del PRI, el exalcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez se inscribió como candidato a diputado federal por el distrito urbano. Zúñiga, de la vieja escuela priista de matracas, barbacoas y batucadas, pidió desde su cuenta de Instagram a sus “simpatizantes” no acudir a la sede tricolor y seguirlo desde sus redes sociales.

Adolfo Mota Hernández, exsecretario de Educación, exdiputado local, exlíder del PRI, acusado por la Auditoría Superior de la Federación -y no exonerado- de haber participado en la operación de desvío de recursos bautizado como “la licuadora”. Mota buscará la diputación federal por el distrito de Xalapa rural.

Fidel Kuri Grajales, el exdueño de los Tiburones Rojos y exdiputado federal priista en dos ocasiones, eterno aspirante a gobernar Orizaba se pre registró como precandidato a la diputación federal de ese distrito montañoso.

También por Orizaba, se pre registró el actual alcalde con licencia, Igor Roji. En Xalapa rural, el ex delegado del ISSSTE y exlíder estatal priista, Renato Alarcón también buscará la candidatura a diputado federal y de paso hacerle contrapeso en la interna a Adolfo Mota.

El resto de los precandidatos pre registrados pertenece a la sangre nueva del PRI o a los eternos militantes que en tiempos de “vacas flacas” pidieron una oportunidad a su partido para competir. En aras de que, en un futuro inmediato, como dice la cantante Yuri: “Vengan tiempos mejores”.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,725FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA