15 C
Xalapa

En el chopo

Hay lugares que nos extrañan y, la neta, nosotros a ellos. El Tianguis del Chopo es uno de ellos; pero este sábado retorna a su terruño después de suspender 19 sábados alternados sus actividades comerciales y culturales debido a las medidas sanitarias y de salud imperantes en la Ciudad de México y los choperos, sin cuestionarlo, le han entrado a las disposiciones preventivas contra el contagio: no han instalado su tianguis cuando ha sido necesario y cuando están presentes protegen a agremiados y visitantes por medio de la sana distancia, el reparto de mascarillas y de gel; además, han suspendido las tocadas de rock en vivo en Radio Chopo. Por su parte, el Circo Volador hace esfuerzos para librarla y sigue realizando “las actividades que se nos permitan legalmente hacer: venta de mercancías, algunos actos leves, streamings, talleres, renta de espacio y chambas sociológicas“ reveló Víctor Manuel Trejo, director de este centro cultural. Y añade “el daño más cabrón es que nuestro ingreso bajo 80 por ciento”. Ante esta crisis, han programado streaming con bandas de Renascentia, algo de hip hop y el domingo 28 de febrero presentan el espectáculo infantil Gallina pintadita el musical, con personajes y canciones en vivo. Boletos tel 55 4065 8869.

Pero yo era más viejo entonces / Soy más joven ahora

Aquella tarde lluviosa sentados en la terraza de Rockotitlán veíamos cómo pasaba un peregrinaje juvenil rumbo a la Plaza de Toros México. Era el viernes 29 de abril de 1988 y Miguel Ríos citaba a los hijos del rocanrol a un concierto en vivo. Nosotros, casi 20 años antes, habíamos asistido al estadio vecino –conocido en ese entonces como Estadio de la Ciudad de los Deportes– a un festival donde estaban anunciados Union Gap y The Byrds. Era el 9 de marzo de 1969 y los abridores fueron Tijuana Five quienes se echaron una chida versión de Birthday de los Beatles; siguieron los Hermanos Castro, grupo músico vocal lejano al rock. Después subieron los Byrds conocidos por canciones como Mr. Tambourine man y My back pages (donde viene la frase que encabeza este texto), pero la neta, a quienes esperábamos era a Gary Puckett y sus Union Gap je je famosos por sus éxitos radiofónicos MuchachitaMujer mujerBésame y adiós. Pero, el Union Gap no subió al escenario: un mega relajo armado por los asistentes los espantó. Ni modo. El de Miguel Ríos es significativo porque fue unos de los primeros masivos, con escenario al aire libre, autorizados para realizarse en la Ciudad de México. Y aunque cayó un tormentón, los chavos asistentes aguantaron vara. Tanto que Miguel Ríos a manera de agradecimiento nos dedicó un saludos muy español “sois unos hijos de “$#!&5” con cariñosa emoción. Y disfrutamos de su versión de Nos siguen pegando abajo, además de sus rolas clásicas. Este concierto, de alguna manera, animó a promotores para traer otros, a escala internacional, porque pocos meses después llegaron los de Carlos Santana y Rod Stewart. Y aunque estos fueron en Guanajuato, así empezó todo. Y como dijera Albert Einstein: No pienso en el futuro, pues llegará en su momento. Salú.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,725FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA