22.6 C
Xalapa

En Tabasco, las cosas han cambiado y para bien; se hacen de mejor forma: Adán Augusto

El mandatario aseguró que los tabasqueños merecen saber que las cosas se realizan de manera distinta y con mejores resultados; “aspiro a seguir viviendo en Tabasco y continuar caminando por sus calles”, enfatiza

• Destaca el trabajo de la presidenta del Sistema DIF Tabasco, Dea Isabel Estrada Rodríguez; “se atiende a los más necesitados sin personalismos ni aspavientos profesionales”, puntualiza

• Tabasco ha evolucionado políticamente con reformas acordes al tiempo que vivimos; “fuimos el primer estado del país en desaparecer fuero, en reducción de financiamiento a partidos y disminución de regidores en ayuntamientos”, afirmó

En un nuevo ejercicio democrático, de frente a la ciudadanía y acorde a los tiempos que vivimos, el gobernador Adán Augusto López Hernández aseguró que en Tabasco las cosas han cambiado y se ha hecho para bien. 

“Los tabasqueños merecen saber que las cosas se hacen de manera distinta y de mejor forma”, aseveró.

Al presentar su Segundo Informe de Gobierno en la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, subrayó que su interés es hacer las cosas bien y hacerlas de manera distinta, “porque después de que concluya mi gestión, aspiro a seguir viviendo en Tabasco, a seguir caminando por sus calles con la satisfacción de haber cumplido, y no fallarle a la gente”.

Luego de escuchar los posicionamientos de coordinadores de los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), de la Revolución Democrática (PRD) y de Morena, en la sesión solemne de hoy, destacó que la parte social del gobierno funciona de distinta manera y lo hace bien, porque se están obteniendo buenos resultados.

“En esta tarea quiero agradecer el esfuerzo y trabajo de mi esposa Dea Isabel Estrada Rodríguez, quien está al frente de la tarea social más importante del gobierno. Hoy, el Sistema DIF Tabasco comienza a ser nuestro orgullo, porque se atiende de manera distinta, sin personalismos y sin aspavientos profesionales”, puntualizó.

El mandatario dijo que el organismo de asistencia social ha venido recuperando la atención social que los tabasqueños requieren. 

“Muchísimas gracias”, le expresó a ella y a todo el equipo de trabajo que coordina.

Mencionó que en los momentos difíciles por los que atraviesa el estado por las inundaciones, el DIF ayuda mucho con el centro de acopio que administra para que la ayuda humanitaria que viene del gobierno federal, de otras entidades y empresas privadas, pueda llegar a quienes más lo necesitan y a los rincones más apartados del estado.

Nuevo estilo de hacer las cosas

Al hacer uso de su contrarréplica, luego de escuchar los posicionamientos partidistas, López Hernández señaló que en el tema de obra pública se han invertido en dos años 5 mil millones de pesos, más que las dos últimas administraciones, que gastaron en un mercado que salió más caro de lo que se gastará en tres distribuidores viales que están en marcha.

Consideró que era mejor invertir en el rescate de infraestructura de salud, como el hospital de Comalcalco que tenía 14 años en el abandono, o en la planta de aguas residuales de Emiliano Zapata, que cuando se inauguró en el año de 1983, solo funcionó 30 días, y hasta ahora se pudo construir una nueva. “Por eso, es un nuevo estilo de hacer las cosas”, afirmó.

Adán Augusto López ejemplificó que en el caso de la planta potabilizadora El Mango, desde el año 2001, ninguna administración había invertido en su mejoramiento ni se había preocupado, porque el agua llegara a cuatro municipios, como pasa hoy, porque se amplió su línea de conducción.

El Ejecutivo estatal enfatizó que en materia política, Tabasco también ha evolucionado, no por el hecho de tener un Presidente de México tabasqueño, sino que fue el primer estado del país donde desapareció el fuero del gobernador, los presidentes municipales y legisladores. “Si cometemos un delito, debemos enfrentar la justicia”, apuntó.   

“Además, Tabasco fue el primer estado del país donde se aprobó la reducción del financiamiento a los partidos políticos al 50 por ciento, y donde se apoyó la disminución del número de regidores en los ayuntamientos a solo cinco integrantes y ya no 15 como era antes. Son reformas que obedecen a los tiempos que vive esta sociedad”, añadió.

El Gobernador también aseguró que el tema educativo es preocupante por la pandemia del COVID-19 y las inundaciones, pero destacó que una vez que se retomen las actividades presenciales se ofrecerán programas de regularización y de revisión para que todos los niños se pongan al día.

En el esfuerzo compartido que realizan los gobiernos federal y estatal en el censo para apoyar a los tabasqueños que resultaron afectados por las inundaciones, López Hernández advirtió que no se permitirá que algunas personas se aprovechen de la situación, “porque se entregarán directamente a los afectados, sin intermediaros de ningún tipo”.

En su segunda intervención en el Congreso del Estado, anunció un programa de apoyos a pequeños y medianos empresarios afectados por la actual situación, que fue convenido con Nacional Financiera. “Y estamos haciendo un planteamiento para que fondos del FIDEET por alrededor de 150 millones de pesos se utilicen para atender la contingencia”, reveló.

Finalmente coincidió con la postura de una legisladora para demandar el pago de daños por el mal manejo de las presas que ocasionaron inundaciones en Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán. “Si la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es responsable del mal manejo de la presa Peñitas, debe indemnizar a los tabasqueños afectados”, concluyó.


En un nuevo ejercicio democrático, de frente a la ciudadanía y acorde a los tiempos que vivimos, el gobernador Adán Augusto López Hernández aseguró que en Tabasco las cosas han cambiado y se ha hecho para bien. 

“Los tabasqueños merecen saber que las cosas se hacen de manera distinta y de mejor forma”, aseveró.

Al presentar su Segundo Informe de Gobierno en la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, subrayó que su interés es hacer las cosas bien y hacerlas de manera distinta, “porque después de que concluya mi gestión, aspiro a seguir viviendo en Tabasco, a seguir caminando por sus calles con la satisfacción de haber cumplido, y no fallarle a la gente”.

Luego de escuchar los posicionamientos de coordinadores de los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), de la Revolución Democrática (PRD) y de Morena, en la sesión solemne de hoy, destacó que la parte social del gobierno funciona de distinta manera y lo hace bien, porque se están obteniendo buenos resultados.

“En esta tarea quiero agradecer el esfuerzo y trabajo de mi esposa Dea Isabel Estrada Rodríguez, quien está al frente de la tarea social más importante del gobierno. Hoy, el Sistema DIF Tabasco comienza a ser nuestro orgullo, porque se atiende de manera distinta, sin personalismos y sin aspavientos profesionales”, puntualizó.

El mandatario dijo que el organismo de asistencia social ha venido recuperando la atención social que los tabasqueños requieren. 

“Muchísimas gracias”, le expresó a ella y a todo el equipo de trabajo que coordina.

Mencionó que en los momentos difíciles por los que atraviesa el estado por las inundaciones, el DIF ayuda mucho con el centro de acopio que administra para que la ayuda humanitaria que viene del gobierno federal, de otras entidades y empresas privadas, pueda llegar a quienes más lo necesitan y a los rincones más apartados del estado.

Nuevo estilo de hacer las cosas

Al hacer uso de su contrarréplica, luego de escuchar los posicionamientos partidistas, López Hernández señaló que en el tema de obra pública se han invertido en dos años 5 mil millones de pesos, más que las dos últimas administraciones, que gastaron en un mercado que salió más caro de lo que se gastará en tres distribuidores viales que están en marcha.

Consideró que era mejor invertir en el rescate de infraestructura de salud, como el hospital de Comalcalco que tenía 14 años en el abandono, o en la planta de aguas residuales de Emiliano Zapata, que cuando se inauguró en el año de 1983, solo funcionó 30 días, y hasta ahora se pudo construir una nueva. “Por eso, es un nuevo estilo de hacer las cosas”, afirmó.

Adán Augusto López ejemplificó que en el caso de la planta potabilizadora El Mango, desde el año 2001, ninguna administración había invertido en su mejoramiento ni se había preocupado, porque el agua llegara a cuatro municipios, como pasa hoy, porque se amplió su línea de conducción.

El Ejecutivo estatal enfatizó que en materia política, Tabasco también ha evolucionado, no por el hecho de tener un Presidente de México tabasqueño, sino que fue el primer estado del país donde desapareció el fuero del gobernador, los presidentes municipales y legisladores. “Si cometemos un delito, debemos enfrentar la justicia”, apuntó.   

“Además, Tabasco fue el primer estado del país donde se aprobó la reducción del financiamiento a los partidos políticos al 50 por ciento, y donde se apoyó la disminución del número de regidores en los ayuntamientos a solo cinco integrantes y ya no 15 como era antes. Son reformas que obedecen a los tiempos que vive esta sociedad”, añadió.

El Gobernador también aseguró que el tema educativo es preocupante por la pandemia del COVID-19 y las inundaciones, pero destacó que una vez que se retomen las actividades presenciales se ofrecerán programas de regularización y de revisión para que todos los niños se pongan al día.

En el esfuerzo compartido que realizan los gobiernos federal y estatal en el censo para apoyar a los tabasqueños que resultaron afectados por las inundaciones, López Hernández advirtió que no se permitirá que algunas personas se aprovechen de la situación, “porque se entregarán directamente a los afectados, sin intermediaros de ningún tipo”.

En su segunda intervención en el Congreso del Estado, anunció un programa de apoyos a pequeños y medianos empresarios afectados por la actual situación, que fue convenido con Nacional Financiera. “Y estamos haciendo un planteamiento para que fondos del FIDEET por alrededor de 150 millones de pesos se utilicen para atender la contingencia”, reveló.

Finalmente coincidió con la postura de una legisladora para demandar el pago de daños por el mal manejo de las presas que ocasionaron inundaciones en Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán. “Si la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es responsable del mal manejo de la presa Peñitas, debe indemnizar a los tabasqueños afectados”, concluyó.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,241FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA