17.1 C
Xalapa

En Veracruz, hay dos clases de migrantes: Fray Tomás

-

FOTO: NOÉ ZAVALETA. El franciscano dijo que hay cientos de casos de migrantes centroamericanos que llegan sin oportunidades y a los que secuestran y extorsionan en medio de la impunidad oficial.
FOTO: NOÉ ZAVALETA. El franciscano dijo que hay cientos de casos de migrantes centroamericanos que llegan sin oportunidades y a los que secuestran y extorsionan en medio de la impunidad oficial.

El luchador social afirma que mientras el gobernador del estado recibe con los brazos abiertos a los deportistas que participan en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, hay otros que intentan llegar a Estados Unidos y esos no son bienvenidos 

 

POR IGNACIO CARVAJAL

 

El luchador social Fray Tomás González denunció que en estos días en Veracruz hay dos tipos de migrantes, los que participan en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, con los cuales Javier Duarte de Ochoa quiere quedar bien, y los que intentan cruzar su estado para alcanzar los Estados Unidos, y que son «los centroamericanos que no son bienvenidos».

Entrevistado en el marco de la caravana de Madres Migrantes en busca de sus hijos, el franciscano dijo que Javier Duarte queda bien con los atletas de Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador, mientras hay cientos de casos de ciudadano de esas naciones que llegan sin oportunidades y a los que secuestran y extorsionan en medio de la impunidad oficial.

Veracruz es reconocido y temido a nivel internacional por ser terreno hostil para los migrantes que lo cruzan a lomos de La Bestia -el ferrocarril de carga que emplean para cruzar México- por los abusos a sus derechos humanos. El padre Alejandro Solalinde, por ejemplo, ha dicho que Coatzacoalcos es «la capital del secuestro para los migrantes».

Aun cuando se han dado reuniones con autoridades del nivel estatal y federal, la situación contra los centroamericanos ha sido dura, «Veracruz es uno de los estados más infernales», dijo el luchador social.

El padre calificó de doble moral el discurso del gobierno veracruzano que intenta «quedar bien» con los atletas, así como los consulados; incluso, «con algunas casas de defensores, las cooptan».

«Nosotros respetamos lo que hacen los demás compañeros de otras casas, pero no estamos de acuerdo».

La realidad es otra -sostuvo- pues Veracruz es un territorio de muerte, comenzando con Coatzacoalcos, el puerto, Córdoba, el norte de Veracruz. Y «por más que quieran traer juegos y lo que quieran hacer, la realidad es diferente».

El día 20 del presente, al ingresar al país por el puerto fronterizo de El Ceibo, «yo les decía  las madres (que vienen en la Caravana de Madres en busca de sus hijos)  que son bienvenidas las personas que vienen a invertir, lo atletas, pero los miles que no tienen oportunidad, no, se les entierra y mutila».

El franciscano reconoció que el gobierno de Javier Duarte le mintió a él y a la comitiva cuando a mediados del año les ofrecieron camiones de pasaje para mover por tierra a los centroamericanos desde Tabasco para evitar que treparan al ferrocarril y acabar con los casos de extorsión. «Nada de eso pasó, no sé si fue una ocurrencia del gobernador o como, pero no pasó nada».

 

GARITA, COMO CÁRCEL

En lo que va del año, se han presentado más de tres reportes en medios de comunicación sobre amotinamiento de centroamericanos en la garita de Acayucan. Queman colchonetas, golpean los barrotes y se comportan hostiles. Hasta ahora, el gobierno de la república no ha dicho por qué ocurren estas manifestaciones, pero ha trascendido en medios de comunicación que es por el mal trato y en unos casos porque los migrantes pasan varios meses detenidos, lo que les resta oportunidad de intentar de nuevo el cruce a los Estados Unidos.

La Caravana de las madres migrantes este domingo realizó un acto de protesta a las afueras de la estación migratoria de Acayucan para pedir no más malos tratos a los hermanos de Centroamérica, pues  «Acayucan es una de las más infernales que hay», dijo el fray.

Recordó que al iniciar esta caravana, «platicaba con un migrante en La Chontalpa (tabasco) que había caído allí, ya son varios testimonios, hay cuartos de castigo, la autoridad migratoria siempre lo negará».

Acayucan es una garita «peor que un centro penitenciario. En una cárcel hay gente encerrada por cometer delitos, pero en la garita su único delito es migrar». Se les pega, la comida es mala y persisten los maltratos.