12.2 C
Xalapa

En vísperas del Día de Muertos, la soledad del panteón xalapeño

Nunca los muertos habían estado tan solos. Pocas flores frescas se ven en el Panteón Xalapeño, que aglutina -grosso modo- a más de 50 mil difuntos, divididos en 25 mil tumbas. La pandemia por el Coronavirus lo tuvo cerrado por espacio de seis meses, reabrió sus puertas hace tres semanas y media, poca gente, por miedo al Covid, se anima a visitarlo. Total, los fieles difuntos ahí van a estar -sí el pago puntual de la tenencia del predio se lleva a cabo- por la eternidad.

El panteón de la Secretaría de Salud de Veracruz permanece cerrado: No automóviles, no entradas masivas, no niños, no mascotas. Es fin de semana, tres mocosos juegan con carritos chocones a las afueras del panteón, su padre los cuida con cara de aburrimiento, su madre camina solitaria por el camino pedregoso en el interior del panteón, lleva un ramo de nube y media docena de rosas blancas y amarillas, se pierde entre las tumbas aglutinadas en el sector izquierdo. La señora va esquivando basura, kilos de escombro y una cantidad inmensa de maleza. 

Pienso qué, en este camposanto xalapeño no hay que tenerle miedo al Coronavirus, ni a las micropartículas de saliva de un enfermo de Sars-Cov-2 asintomático, sino al dengue, olores nauseabundos emanan de todos lados. Una pileta con agua verdosa y estancada, sirve de festín a un ejército de mosquitos. 

Faltan dos semanas para las festividades de Día de Muertos. En 70 años de existencia del Panteón Xalapeño -su primer muerto fue enterrado en noviembre de 1951-, nunca se había planeado cerrarlo como ahora se tendrá que hacer por la pandemia del Sars-Cov-2. Los mismos vendedores de flores y coronas te lo confiesan: “La gente está aprovechando para venir ahora, ya están conscientes que el día primero y el 2 estará cerrado”.

Incluso en las florerías de la avenida Xalapa se trabaja “a medio gas”, los comercios del lado diestro del panteón permanecen cerrados; del lado izquierdo están todos abiertos y con gritos amables y motivacionales: “que va a llevar jefe”, “¿de que flores busca?, aquí todo fresco”, se disputan a la poca clientela que acude al camposanto, en está nueva normalidad. 

Un policía en la entrada del Panteón Xalapeño recita de memoria las reglas para entrar: Sí se viene a visitar a un difunto, máximo dos personas; sí se viene a un entierro, máximo diez personas respetando la sana distancia, de preferencia que sean familiares y amigos muy cercanos; para novenarios solo cuatro personas; para una inhumación o cambio de propietario, solo una persona. Uso obligatorio del cubrebocas en todo momento, mientras se permanezca en el inmueble.

Una retroexcavadora hace trabajos sobre el acceso principal, un alud de tierra y de piedras son removidos bruscamente. Solo tres trabajadores supervisan con parsimonia los trabajos. La administración del Panteón Xalapeño aprovechó la pandemia para tratar de darle una “manita de gato” al camposanto. Está bien, ahora hace falta una chapeada intensa -esas que tanto gustan hacer por la ciudad, los funcionarios del actual gabinete estatal- y de paso una fumigación. En un semestre: Los chaquistes, moscos, arañas, gusanos y otros integrantes de la llamada fauna nociva han crecido exponencialmente en este icónico recinto veracruzano. 

Hay maleza en cada rincón del camposanto xalapeño: Yerba que creció de las tumbas, zacate en los pasillos, maleza en los pilares de los mausoleos. Basura por aquí, escombró por allá. Lapidas que dejaron de tener dueño o familiares de difuntos que se olvidaron de ellos, una imagen desoladora, aderezada por una tímida lluvia. 

El día de muertos se tendrá que vivir de forma atípica en Veracruz y en el país, los altares se tendrán que montar en los hogares. Habrá tamales, mole, arroz con leche, caña y cerveza en los altares, pero fuera del protocolo quedará la tradicional visita a los panteones el día dos de noviembre: “Hasta esto nos ha quitado la pandemia, la posibilidad de visitar a nuestros muertitos”, rumoran dos señoras que también se encaminan en una fecha atípica a la tumba de su padre. Los caminos del señor son inescrutables -dicen que reza la biblia-, al menos hoy, la mecánica del duelo ha cambiado. 

NOTAS RELACIONADAS

Mujeres se alertan con silbatos en el Santuario de las Garzas

Se han documentando por lo menos 11 casos de mujeres asesinadas en los últimos 15 años, en dicho punto de la ciudad.  Mujeres usan un...

Refugio de Doña Ade, cocina económica de tradición en Xalapa, en espera de estudiantes

Las ventas de Doña Ade bajaron hasta un 75 por ciento: “es demasiado, yo vivo de los estudiantes y ya no regresaron”, expresó con...

Aby fue orillada al suicidio; juez de Coatza desestimó el caso

Aunque familia de la joven que vivió crisis emocional por constante violencia física y psicológica pedían un castigo mayor para su ex novio, togada...

Redes Sociales

124,748FansMe gusta
4,495SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Hallan cuerpo decapitado en congregación de El Castillo

El cuerpo decapitado de un hombre fue localizado la mañana del martes en una galera del poblado El Castillo, en Xalapa, Veracruz.  Los hechos fueron reportados...

Hallan sin vida al periodista Germán Fierro en Nogales, Sonora

La Fiscalía General de Sonora reportó que el comunicador Germán Fierro fue hallado sin vida dentro de las instalaciones de la estación de radio...

Coronavirus no cede en Veracruz, 50 nuevos casos y 33 defunciones en últimas 24 horas

En seguimiento al panorama del coronavirus (COVID-19), la Secretaría de Salud (SS) informa que, al corte de las 19:00 horas, en la entidad han...

Gobierno de Veracruz presenta aplicación móvil de Protección Civil

Xalapa, Ver., 01 de diciembre de 2020.- La Secretaría de Protección Civil (PC) presentó una aplicación móvil ya disponible para descarga gratuita en App...

Más de 3 mil productores de Soteapan reciben pago del Seguro Catastrófico por sequía

Agricultores cuyas plantaciones de maíz resultaron perjudicadas por la sequía registrada en el periodo abril-octubre 2019, recibieron dos millones 547 mil 750 pesos del...