13.6 C
Xalapa

Encuentran nuevas fosas clandestinas en Ixtaczoquitlán

Veracruz sigue siendo considerado como la fosa clandestina más grande del país, autoridades estatales minimizan la situación, mientras que colectivos de familiares de desaparecidos siguen alzando la voz, realizando los trabajos de búsqueda por sus propias manos.

Apenas 36 días de este 2021, y las llamadas al 911 de las corporaciones policíacas continúan alertando el hallazgo de fosas en la entidad. Cuerpos sin vida mutilada, torturada; así como decapitados, con tiro de gracia, otros más enterrados en diversas partes del territorio veracruzano.

La zona centro y sur de la entidad, se ha vuelto en la última década, los sitios favoritos del crimen organizado, donde usan cualquier predio o terreno para sepultar a sus víctimas.

Tal es el caso de Ixtaczoquitlán, un municipio ubicado en la zona centro del Estado, el cual se ha vuelto el pueblo de nadie, el infierno de las familias a quienes les han levantado, secuestrado y asesinado a algún ser querido

Apenas este jueves 04 de febrero, a través de una llamada anónima al 911 alertaron sobre una excavación con posibles restos humanos en un cafetal, ubicado en la avenida Revolución, esquina con calle Benjamín Franklin, de la localidad Campo Grande perteneciente a Ixtaczoquitlán.

La encargada de despacho de la Comisión Estatal de Búsqueda Brenda Cerón Chagoya confirmó el hecho, informando que están a la espera de que la Fiscalía General del Estado (FGE) realice las diligencias correspondientes para iniciar los trabajos de levantamiento de restos y posteriormente la identificación de los mismos.

“Nosotros acudimos a una solicitud que nos enviaron por parte de la Fiscalía, en donde se presumía la existencia de posibles fosas, en este caso hicimos una prospección, la cual nos dio positivo, pero estaremos en espera para que por parte de Servicios periciales realicen la exhumación de los restos”.

Dijo, que por el momento no se sabe cuántas personas o restos podrían encontrarse. El número de personas podría ser abundante, por el número de desapariciones que han existido en esta región.

En el predio se realizó la diligencia quedando en custodia por personal de Policía Ministerial en coordinación con Policía Estatal.

Ixtaczoquitlán; la tierra de la muerte y el secuestro por policías; invadido por cárteles

Esta demarcación se encuentra en la lupa de los carteles y de la opacidad de las autoridades. Tan solo en octubre de 2019 fueron desaparecidas alrededor de 13 personas entre ellos 7 comerciantes presuntamente por policías municipales, tras las investigaciones solo se logró detener a dos elementos policíacos con las claves “Bam Bam” y “El Chino”. El comandante de policía de Ixtaczoquitlán Octavio “N”, aún sigue prófugo de la justicia con orden de aprensión.

La desaparición de los comerciantes, provocó que más familias de esa región se manifestaran y alzaran la voz de las desapariciones masivas presuntamente realizadas por policías municipales y de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

Tan solo en 18 días (octubre del 2019), 13 personas fueron privadas de su libertad y solo tres pudieron escapar de sus secuestradores. En ambos casos existen señalamientos contra los uniformados quienes habrían montado retenes y ejecutado detenciones arbitrarias para privar de la libertad a sus víctimas.

Sin embargo, pese a que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tomó el mando del municipio, los levantones son constantes, donde en su mayoría no son denunciados, la población sigue temerosa sin querer hablar de la situación por temor a represalias.

Los familiares de los plagiados, se han manifestado, han solicitado ayuda, han aclamado compasión de parte del gobierno para realizar la búsqueda, pero a más de un año no han recibido información del paradero de sus hijos.

Pandemia del COVID-19 el martirio de los colectivos en Veracruz y la excusa de las autoridades 

De acuerdo a diversos colectivos, la contingencia sanitaria ha sido complicada, pues se vieron obligados a detener los trabajos de búsqueda, las identificaciones de cuerpos, y como “anillo al dedo” les quedó a las autoridades encargadas de atender esta problemática, pues de igual forma tuvieron que parar actividades durante todo el 2020, sumando a ello el cambio de personal, entre otras cosas.

El integrante del Colectivo Familias Enlaces Xalapa, Carlos Saldaña, señaló que existen muchos pendientes por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión Estatal de Búsqueda (CEB) para continuar con la búsqueda de personas desaparecidas en la entidad veracruzana. 

Destacó, que para este 2021 la zona de Actopan es una prioridad para las búsquedas, así como la zona de Cosautlán de Carvajal, pues en esos sitios se presume la operación del grupo delincuencial que presuntamente levantó a 13 jóvenes xalapeñas y un adolescente en noviembre de 2011. 

“Desafortunadamente en lo que no estamos conformes es en los cambios que ha habido en la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas que ya llevamos tres personas diferentes y es volver a retomar los casos y los que se trabajó ya no se retoma y hay que volver al inicio”. 

En cuanto al Colectivo Solecito de Veracruz, las búsquedas iniciaron desde el mes de octubre en “Arbolillo” perteneciente al municipio de Alvarado, donde han encontrado 6 cuerpos más -de los más de 240 hallados en años anteriores-, mismos que siguen refrigerados en periciales sin ser identificados.

Lucía Díaz, asegura que la contingencia sanitaria les atrasó todo lo planeado; sin embargo, tuvieron que dejar por meses las investigaciones y trabajos de campo, ahora que se han retomado, esperan que la autoridad haga lo que le corresponde.

Mientras tanto, la representante del Colectivo de Familias Desaparecidas Orizaba-Córdoba, Araceli Salcedo mencionó que aunque se sigan hallando puntos, las autoridades siguen sin dar resultados en la identificación de cuerpos, pues tiene más de un año que encontraron restos en Los Arenales, otro predio de la zona montañosa Córdoba-Orizaba, y no han sido entregados a los familiares, bajo el argumento de la pandemia. 

“Se va rezagando más y más la identificación de los cuerpos, esta pandemia desafortunadamente nos ha venido a traer más retraso aún más institucionalmente, cuando no debería de ser, porque si no se está trabajando en campo por meses, pues yo creo que le hubieran dado ahí la prontitud a la identificación de todo lo que ya tienen”.

Salcedo reprocha que no solo esos puntos tienen pendientes por revisar y seguir buscando, pues se encuentra el predio de la “Guapota”, “Los Arenales” y otro punto nuevo donde no dejarán que la Fiscalía entre, hasta que no entreguen a los familiares los restos que se han sustraído de las fosas.

“No vamos a dejar que entren en esos dos puntos que tenemos detectados, a nosotros nos avisan los familiares por la confianza y no se los vamos a dar a la fiscalía para que exhume y solo tengan los cuerpos almacenados. Llevamos más de un año esperando a que nos den la identificación de uno que encontramos tirado y de otros más, no nos han dado ninguna respuesta, con el argumento de la pandemia”.

La encargada de la Comisión de Búsqueda en el Estado Brenda Cerón, dijo que existe un plan estratégico para los trabajos de búsqueda, los cuales son coordinados con la Fiscalía General del Estado y con los mismos colectivos.

Durante el 2020 no lograron avanzar prácticamente en nada. Indicó que se han calendarizado las actividades en mesas de trabajo con los familiares de desaparecidos; además se ha dado seguimiento a los puntos positivos hallados en diversas partes de la entidad, incluyendo La Herradura y en la Localidad El Grande en Ixtaczoquitlán.

Veracruz y los cementerios clandestinos del crimen organizado

Del 2010 al 2018, fueron contabilizadas de manera oficial en territorio veracruzano 601 fosas clandestinas, con 518 cuerpos, 560 cráneos y 53 mil 606 fragmentos de cuerpos de personas, tanto hombres, mujeres y niños, a ello se les suma una veintena más de sitios donde han sido arrojados los cuerpos de miles de desaparecidos a la fecha.

A 2 años de la administración del morenista, Cuitláhuac García Jiménez se presume que la incidencia delictiva ha bajado. En los hechos continúa la operación de 6 carteles en la entidad.

García reconoció que desde el 2019, el grupo más fuerte era el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y otros como: Los Zetas y el grupo Sombra en el norte del Estado, que es un brazo armado del Cártel del Golfo.

El gobierno de Veracruz, se ha elogiado con el supuesto logro de la cancelación de cuentas financieras de algunos operadores de estos grupos, lo que al atacarlos ha tenido un impacto positivo en la debilitación de su operación, además de la detención de un importante número de criminales y desmantelación de grupos de la delincuencia; aunque el mandatario asegura que su gobierno no se siente satisfecho, porque aún falta por hacer más.

La disputa del territorio por grupos delincuenciales, ha dejado una serie de hechos sangrientos, personas asesinadas, ejecutadas, levantadas y desaparecidos, etc., en la zona Córdoba- Orizaba, y en un principio se hablaba de una agrupación conjunta entre cárteles de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cártel del Golfo, entre otros; sin embargo, apareció uno nuevo denominado “Sangre Nueva Z”, el cual no se descarta que sea de una disputa al interior de la organización de los Zetas.

Se trata de grupos de alta peligrosidad y complejidad criminal. Se dedican al tráfico de drogas como actividad principal o secundaria, aunque algunos de ellos también están implicados en delitos propios del crimen organizado como robo de combustibles, secuestro, extorsión, trata de personas, desaparición forzada entre otros.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,732FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA