20.6 C
Xalapa

Erróneas, las políticas públicas de seguridad: investigador

-

01
FOTO: FABIÁN DELGADO. En México los gobiernos le han apostado a dichas medidas de seguridad «ineficaces», asegura el colombiano

A nivel federal entró en funciones una nueva corporación policial denominada Gendarmería y, en Veracruz, la Fuerza Civil, cuando la inseguridad corresponde a un problema “multicausal” que debe ser atendido de manera integral.

[quote]

Se cree que los problemas de seguridad se resuelven con mano dura […] y está demostrado que los resultados no son muy positivos

PABLO EMILIO ANGARITA

INVESTIGADOR DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

[/quote]

 

La conformación de cuerpos policiales más capacitados, el incremento de la vigilancia y el uso la fuerza pública son factores que no erradican el problema de inseguridad en los países de América Latina a mediano o largo plazo.

En México, los gobiernos le han apostado a dichas medidas de seguridad «ineficaces». A nivel federal entró en funciones una nueva corporación policial denominada Gendarmería y, en Veracruz, la Fuerza Civil.

De acuerdo con el investigador de la Universidad de Antioquia, de Medellín, Colombia, Pablo Emilio Angarita Cañas, se ha confirmado que la violencia genera más violencia.

“Se debe exigir a las autoridades que tengan una mirada mucho más integral del tema de la seguridad. Casi en toda América Latina se cree que se resuelven los problemas de seguridad con mano dura, con fuerza pública, con vigilancia, y eso está demostrado que los resultados no son muy positivos”, externó.

La aplicación de dichas “estrategias” sólo genera utilidades a algunas empresas que se dedican al negocio de la vigilancia u otras cuestiones y que las bandas de la delincuencia se trasladen de un sector a otro.

“Porque no se están atacando realmente las causas, los factores generadores de esa violencia e inseguridad, sino que se están atacando las consecuencias”, apuntó el académico.

La inseguridad corresponde a un problema “multicausal” que ha sido enfrentado por las instituciones “con un gran simplismo”, toda vez que se preocupan por comprar más cámaras de vigilancia o armamento más sofisticado y dejan de lado la corrupción que existe dentro del sistema de impartición y procuración de justicia.

“No se tiene en cuenta el Poder Judicial, hay que entender el tema de las cárceles, el tema de los delitos que se sancionan cuáles no, hay que ver cómo estamos en materia del empleo, de educación, cuál es la cultura ciudadana frente al respeto de la legalidad. La solución la tiene que encontrar la propia sociedad”, concluyó.