14 C
Xalapa

Escenarios

LUIS VELÁZQUEZ

•Ricky Martin en Veracruz

•También Shakira

•Gracias, Brenda Tubilla

I

Gracias, muchas gracias, a Brenda Tubilla, de la empresa artística Nicho de la música, que para festín de los Juegos Centroamericanos, y del pueblo jarocho, traerá a Ricky Martin y Shakira.

Gracias, también, porque una vez más, y para conmemorar la fiesta patria, presentará a “Los tigres del norte” en Xalapa.

Gracias, porque otros artistas han caminado por Veracruz, gracias a ella, en el sexenio próspero.

Claro, todo está financiado desde el gobierno de Veracruz y nada que perder. Ningún riesgo, de igual modo como el magnate turístico, Harry Grappa, tiene asegurados los contratos para sus siete, ocho, nueve empresas de su holding.

Gracias, pues.

Pero…pero más gracias se le darían a Brenda Tubilla si, por ejemplo, también llevara a las regiones indígenas, campesinas y obreras de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha a los grupos artísticos y musicales para alegrar el corazón, en medio, por ejemplo, del tiempo convulso, revuelto y turbulento que padecemos.

Y más porque a estas alturas, casi cuatro años después, nunca, jamás, el Instituto de Cultura, IVEC, que ya lleva algunos directores, ha entendido que los pueblos de las regiones serranas también necesitan esparcimiento.

Y más, mucho más, para olvidar la terrible y espantosa miseria, pobreza y jodidez.

II

Por fortuna, digamos, semanas anteriores alguien por ahí organizó un encuentro de escritores, pintores y escultores en Zongolica.

También, y en contraparte, los delegados federales del gobierno central efectuarán cumbre en Zongolica en el transcurso de la semana que corre; parece mañana.

De ahí mismo, semanas anteriores se levantaron los compas reclamando obra pública dejada a medias, incluso, ofrecida e incumplida.

Además, también se sublevaron a las tarifas de los más de cien autobuses de pasajeros propiedad del cacique de todos los tiempos, Mario Zepahua Zepahua, exalcalde y exdiputado local y federal, años entonces cuando se inventara (fama pública) un secuestro.
Pero la vida es algo más que tal.

Y los indígenas, igual que los rurales y los urbanos, también necesita alegrar el oído, las neuronas, el corazón, el alma y el hígado.

III

Por ejemplo, si la soprano favorita del duartismo es Olivia Gorra, exitosa en el otro extremo del mundo, con shows en Xalapa y Veracruz, Brenda Tubilla pudiera, digamos, contratarla y llevarla a las siete regiones indígenas de la entidad jarocha, para que los nahuas y totonacas y demás supieran que una mujer canta igual que los pajaritos que los despiertan a ellos cada mañana en primavera.

También, por ejemplo, el IVEC pudiera tramitar que la casa de la cultura de Orizaba, museo (¿cómo se llama?) lleve las pinturas originales de Diego Rivera a Zongolica, custodiadas por los guardaespaldas de Mario Zepahua y ofrecer el mundo que ellos ignoran.

Está visto que cuando hay eventos priistas y los indígenas son acarreados y llegan, digamos, al puerto jarocho sólo para conocer el mar, la bahía, el Golfo de México, las gaviotas arrojándose en picada sobre el fondo del mar, caminar descalzos en la playa.

Pero la vida cotidiana es algo más que eso. También es Ricky Martin. Y Shakira. Y Los Tigres del Norte. Y Olivia Gorra.

IV

Tres años con nueve meses y 11 días después, está visto y comprobado que en el gobierno de Veracruz a nadie interesan los sueños y el destino de los 800 mil indígenas habitantes de Huayacocotla, Chicontepec, Otontepec, Papantla, Zongolica, Soteapan y los valles de San Martha y Uxpanapa.

Pero, bueno, un minuto antes de que el sexenio próspero termine, el contribuyente pensaría que aún hay esperanzas para redimir a las almas de aquellas latitudes de Veracruz…

 

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,252FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA