Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Escenarios

LUIS VELÁZQUEZ

•Políticos ridículos •Cargan el pebetero •Y comen hot-dogs…

I
Se viven horas populistas y mesiánicas apasionadas en Veracruz, a partir, digamos, de los Juegos Centroamericanos, y más, quizá, con la Cumbre Iberoamericana.
En un descuido alcanzarán “la plenitud del pinche poder” como exclama Demián Alcázar en “La dictadura perfecta” con el IV año de Javier Duarte como jefe máximo.
Por ejemplo.
Algunos presidentes municipales de las ciudades sede, Veracruz, Xalapa, Córdoba, Orizaba, Coatzacoalcos y Tuxpan, se han puesto sus tenis y chones deportivos y con el pebetero en mano han caminado por las calles de su pueblo.
Claro, con el fotógrafo y camarógrafo oficial a un lado para inmortalizar el momento.
Luego, y para cerrar la pinza, la foto ha sido publicada en la prensa.
Es más, la locura llegó a su dimensión estelar en Coatzacoalcos, por ejemplo, donde unos reporteros pelearon por cargar la antorcha para así, digamos, quizá, acaso, quedar bien con el alcalde.
Incluso, en la región de Córdoba, la jefa máxima de “Las Patronas”, vidas entregadas desde hace 25 años a los migrantes, Norma Romero, también cargó el llamado fuego sagrado para, oh sorpresa, solicitar una vez más una política migratoria digna al Estado.

El colmo, no obstante, ocurrió en Xalapa, donde el alcalde Américo Zúñiga Martínez, el mismito que ordenara ejecutar a 700 perros callejeros, se reunió con los jefes máximos de los Juego Centroamericanos y luego de afinar detalles del recorrido de la antorcha… se fue al parque Juárez a convivir con los boleros y comerciantes y a comerse un par de hot-dogs.
Y, por supuesto, ordenó publicar su foto donde está en medio de unos hotdogueros, sonriendo, feliz, satisfecho, realizado.
Es decir, el populismo mesiánico, ramplón y barato, a todo lo que da.

II
Pecado mortal sería que los políticos desaprovecharan la oportunidad para darse un baño de pueblo, sin temor a ser apabullados ni recibir mentadas de madre.
El deporte, el fuego sagrado, la antorcha olímpica, suele unir a los corazones enemigos y adversarios y perversos y, bueno, nada mejor que tirarse incienso a sí mismo.
Pero más aún, habrá 15 días, a partir del 14 de noviembre, para que la elite priista y panista de Veracruz se bañe todos los días con la pasión deportiva, con todo y que los cubanos se perfilan, como siempre, como los ganadores del mayor número de preseas.
Es más, como los políticos son buenas conciencias, conciencias VIP, lo más selecto de la sociedad, nadie preguntará el destino de los más de 3 mil millones de pesos invertidos para los arreglos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, incluidos los 450 millones de pesos entregados a Fidel Herrera en el año 2009, cuando el entonces diputado federal, Marco Antonio Torres Hernández, cabildeara los Juegos en Colombia y luego en el Congreso de la Unión el anticipo correspondiente.
Tampoco a nadie importará si los deportistas jarochos inscritos en las justas obtendrían alguna medalla, aunque sea de cobre, pues lo importante es el incienso que el pueblo tire al paso del político, alcaldes, secretarios del gabinete legal del duartismo, diputados locales y federales, senadores, la gente VIP, pues.

III
Es más, según las versiones, el alcalde Ramón Poo Gil entregó una solicitud para que 20 personas de sus iguales, sus pares, sus homólogos, los riquillos, pues, del puerto jarocho, fueran elegidos para cargar el pebetero, y/o en todo caso, sostener la gigantesca bandera que desfilará el día de la inauguración, con Yuri cantando el himno nacional y Ricky Martin “La vida loca”.
En el otro extremo del ring está la versión de que el gobierno de Veracruz compró la mayoría de boletos para el concierto del carioca, asustados, mejor dicho, previendo que de entre la multitud aparezcan unos encapuchados, tipo “Yosoy132” de Xalapa, tipo la CNTE en Xalapa, tipo Ayotzinapa Xalapa, cuando quisieron encender la puerta de palacio, y origine algún desmadre.
Entonces, los alcaldes pebeteros harían un bien de la patria si estuvieran pendientes en vez de andar con sus ridiculeces cargando la antorcha centroamericana…

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *