15.8 C
Xalapa

Escenarios

-

LUIS VELÁZQUEZ

 

•Si Deantes fue perdonado…

•Y también Édgar Spinoso…

•¿Será caso de Sara Luz Herrera?

 

Así como Gabriel Deantes Ramos y Édgar Spinoso Carrera han sido perdonados por las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación por más de 6 mil millones de pesos para la Secretaría de Educación de Veracruz, pareciera que también la exalcaldesa de Alvarado, Sara Luz Herrera, será exonerada de sus culpas.

La primera, el homicidio de su secretario particular.

La segunda, las relaciones peligrosas con los carteles, a quienes entregó el municipio.

La tercera, el daño patrimonial de más de diez millones de pesos a la Secretaría de Finanzas y Planeación, a través de la oficina de Hacienda de San Andrés Tuxtla con el emplacamiento de unos 500 automóviles, la mayoría ligados a los señores de la droga.

Y la cuarta, el daño patrimonial a la Comuna de Alvarado por 38 millones 307 mil 455 pesos con 48 centavos, según consta en la denuncia penal del alcalde Octavio Ruiz Barroso interpuesta en la Procuraduría de Justicia y que a la fecha, dos meses después, ha sido, parece, archivada.

De ser así, entonces el Estado de Derecho habría sido ultrajado una vez más, dejando constancia que para “Los niños infieles” gobernar es robar y, por tanto, la impunidad absoluta (justicia y gracia decía Benito Juárez) para quienes cometen ilícitos.

Y es que los abogados de Sara Luz siguen litigando en los medios cacareando su posible libertad.

Se ignora si, quizá, tal… forma parte de la estrategia jurídica, política en todo caso.

Pero, al mismo tiempo, pudiera tratarse de un cabildeo mediático para habitar a la población que Sara Luz será perdonada, de tal forma que cuando la vean en algún restaurante con sus amigas viviendo el poder nadie se llame sorprendido.

 

II

El presidente municipal interpuso la denuncia por el daño patrimonial, dejando constancia de los hilos del poder de su antecesora, ligados a su extesorera y expareja Raquel González, una barbie que importó de la ciudad de México, y a su síndico Julián Camacho, hermano del promotor artístico de todos los tiempos Tony Camacho.

El daño patrimonial de los 38 millones de pesos y piquito está integrado, entre otros rubros, de los siguientes:

1.- Por la cantidad de $5,945,311.34 existe la observación de cancelación de saldos de cuentas por cobrar, sin autorización del cabildo.

2.- Uso de depósitos bancarios no identificados, utilizados para cancelar cuentas por cobrar: $2, 168,793.05

3.- Emisión de cheques sin comprobantes cargados a nombre de Sara Luz Herrera Cano del año 2013: $ 2,091,450.04

4.- Importe del 30% no pagado de zona federal a SEFIPLAN del 2012 y 2013: $373,977.00

5.- 2.3 nóminas al estado no pagado, $1,250,409.81. Aunque dicha cantidad sí fue retirada en efectivo para el concepto; pero no existe registro del pago correspondiente del mismo.

6.- Retención del  ISR por sueldos y prestadores de servicios no enteradas al SAT: $5, 274,610.43. Sin embargo, el dinero fue descargado con pagos vía cheques o transferencias electrónicas.

7.- Retenciones de 5 al millar no pagadas al ORFIS: $263, 942.19

8.- Retenciones a empleados no pagadas a terceros, según convenio de descuento (FONACOT, FAMSA, FOMEPADE, TFACILITA, entre otros).

Estas firmas comerciales ofertaron productos y servicios a empleados sindicalizados y de confianza del ayuntamiento al ser adquiridos por el trabajador.

El descuento se hizo vía nómina; pero no se le liquidó a los proveedores, tal es el caso de FOMEPADE que llegó a sumar cerca de un millón de pesos e inclusive los empleados tuvieron que regresar los artículos porque nunca se pudo acreditar el pago correspondiente. Por este concepto Sara se quedó con $2,460, 972.48

9.-  Acciones por pagar del programa HABITAT, toda vez que provisionan al gasto las facturas, no las pagaron ni dejaron los recursos etiquetados para dicho programa por $1,114,035.51

10.- Recursos del FISM que no se aplicaron en obras, sino para préstamos personales de empleados de confianza que no reintegraron, además de anticipos no amortizados: $4,616, 034.63

11.- Adeudos por cuotas al IMSS: $750,000.00

12.- Adeudos por energía eléctrica: $1, 997,919.00

Lo que suma la cantidad de $28, 307,455.48

Más diez millones de pesos no respaldados por el pago de predial en la zona Riviera Veracruzana y el pago de impuestos por la apertura de nuevos negocios en la misma zona.

Esta proyección no incluye los faltantes de inventarios entre computadoras, unidades, piezas y accesorios de carros y maquinaria pesada, entre otros.

No obstante, las semanas han transcurrido desde la denuncia penal en la Procuraduría de Justicia y el titular, por alguna razón, ninguna respuesta. Quizá contabilice en las granjas alcohólicas de norte a sur de Veracruz el número de internados buscando a los desaparecidos que, dice, están ahí.

 

III

Por eso mismo resulta irrisorio que un abogado hable de la inocencia de su clienta, cuando dejó al pueblo hundido en la pobreza, la inseguridad y el desfalco.

Pero más aún… que ejerció el poder con sentido patrimonialista creyendo que el dinero público era de su propiedad.

Peor tantito si se considera lo siguiente: el ayuntamiento de Octavio Ruiz tiene pendiente determinar las obras no ejecutadas con recursos del ramo CAPUFE, recurso federal que por alguna razón en ningún momento se aplicó.

Sara Luz sigue internada en el penal de alta seguridad de Amatlán de los Reyes y según su litigante está desesperada por lo que denomina su incertidumbre.

Habría de recordar, por ejemplo, aquellos días en la víspera de su captura cuando advertía a la elite priista que si ella caía en la prisión, antes, mucho antes, soltaría la lengua y denunciaría la cadena de ilícitos cometidos protegida siempre por sus jefes, a quienes, bueno, se entiende, pasaría copia, pues se bañaba en tina y salpicaba.

La exalcaldesa, en efecto, cayó presa; pero nunca, jamás, soltó la lengua.

Por eso ahora hablarían de su posible libertad.

Como quien dice, y de ser así, el manipuleo de la justicia en Veracruz.