[wpc-weather id="7221"]
Search
Sabado, 19 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Escenarios: Antes de Julio Scherer…

LUIS_VELAZQUEZ

•Cuatro revistas incendiarias

•Fueron madres de Proceso

Luis Velázquez

13 de diciembre de 2019

UNO. Antes de Julio Scherer

Antes, mucho antes del semanario Proceso, de don Julio Scherer García, 4 revistas le antecedieron, llenas de fuego, contando la historia de cada día con los hechos polvorientos.

José Pagés Llergo, 1910/1989, fundó tres revistas. Hoy, Mañana y Siempre. Corresponsal en la Segunda Guerra Mundial, entrevistó a Adolfo Hitler en exclusiva. En la revista Mañana alcanzó la plenitud.

Fue cuando publicara en portada una foto de Beatriz Alemán Velasco, la hija del presidente Miguel Alemán Valdés, en luna de miel con su marido, Carlos Girón.

Estaban en un centro nocturno de París. Y una bailarina, Simone Clarins, desnuda, paseó entre la concurrencia y se plantó ante la mesa de la hija del presidente de México.

Y el marido perdió la serenidad y alucinado, hipnotizado, miró y admiró aquella belleza.

Y un fotógrafo tomó la foto del momento pleno y Pagés Llergo la consiguió.

El presidente Alemán Valdés reaccionó con furia y Pagés Llergo fue despedido como director general que era.

Luego, fundó Siempre!, ya como dueño.

DOS. Revistas incendiarias

Jorge Piñó Sandoval, 1912/1976, dirigió la revista Presente. Durante un año la pasó evidenciando el sexenio de Miguel Alemán Valdés.

Y un año después, el semanario fue clausurado por el Alemanismo. Y el sueño periodístico se truncó. Luego, Piñó Sandoval anduvo por ahí, de medio en medio, como es el destino de todos los reporteros.

Marcué Pardiñas, 1916/1995. Egresado de la Universidad de Agronomía de Chapingo, fue director del semanario Política, y como era miembro del Partido Comunista y le latían los movimientos revolucionarios de América Latina, siempre estuvo en la mira de los presidentes Gustavo Díaz Ordaz y Adolfo López Mateos.

Luego del movimiento estudiantil del 68, con la matanza de jóvenes en la plaza Tlatelolco, en cada número, Marcué Pardiñas publicaba una especie de poema y/o de editorial que había escrito sobre aquel momento trágico.

TRES. Por qué?, el gran semanario

Mario Renato Menéndez Rodríguez, nacido en Mérida en 1937, director general de la revista Por qué?, quizá el semanario más polémico y que cada semana publicaba reportajes de denuncia social con sus enviados especiales y reporteros de cada entidad federativa.

Díaz Ordaz gobernaba la nación. Entonces, irritado y enfurecido con Menéndez Rodríguez, una noche las instalaciones fueron quemadas y ardieron tanto las oficinas como talleres. Y el reportero incómodo e indeseable fue trepado a un avión al exilio, derecho, derechito a Cuba.

Al frente de aquel operativo estuvo el capitán Fernando Gutiérrez Barrios, años más tarde, director de Caminos y Puentes Federales, gobernador de Veracruz, secretario de Gobernación y senador de la república.

Durante más de diez, quince, parece, años, Mario Renato permaneció en Cuba y en uno que otro país de América Latina en misiones guerrilleras.

Años después, regresó a Mérida. Y fundó el periódico Por esto!, digamos, como una respuesta a Por qué?

La revista jamás volvió a publicarse y dio paso a un periódico y que ahora bulle en la península.

Las 4 revistas antecedieron a Proceso, el semanario hijo de aquel golpe de Estado con Luis Echeverría en contra de Julio Scherer cuando dirigía el periódico Excélsior y que era incómodo para el presidente de la república.

Fue aquel tiempo cuando más de ciento cincuenta reporteros y fotógrafos y editores también renunciaron a Excélsior, entre ellos, el escritor Vicente Leñero, quien la semana anterior cumplió 5 años de muerto y fuera, entre otras virtudes, el creador de polémicas portadas que enfurecieron a varios presidentes de la república.

Comentarios

comentarios