13.6 C
Xalapa

Escenarios: Jarochas narcas

•Todas, presas

•Veracruz desacreditado

Luis Velázquez

21 de diciembre de 2020

UNO. El palenque del mal

Desde Estados Unidos (Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, WOLA), el descrédito para Veracruz. Cada vez más mujeres, muchas encarceladas, por andar metidas en la droga.

Claro, Veracruz no está solo en el ranking del tráfico. Los estados de México, Puebla, Baja California, Ciudad de México y Jalisco, repuntan en el número de mujeres metidas con los barones de la droga. (Diario de Xalapa, Manrique Gándara)

Hace veinte años, 6 mil 813 mujeres privadas de su libertad por malas amistades. Este año, once mil 680. Veracruz, en el palenque del mal. EU, con los lentes de aumento en la tierra jarocha.

DOS. Todas, presas

Incluso, Veracruz, Puebla, Baja California y Ciudad de México (MORENA), igual que el Estado de México (PRI) y Jalisco (Movimiento Ciudadano) ocupan los primeros lugares con mayor número de mujeres encarceladas por delitos relacionados con las drogas.

En muchos casos son delitos de poca monta. Incluso, mujeres declaradas como elementos desechables. Y sin embargo, están encarceladas.

Y el peor daño es para la familia. Los hijos. Las parejas. Los padres ancianos, a la deriva social.

TRES. Descrédito para Veracruz

Grave, gravísimo, el hecho para la población femenina estatal.

Veracruz, primer lugar nacional en feminicidios, secuestros (de mujeres también) y extorsiones.

Veracruz, primer lugar nacional en la producción y exportación de trabajadoras sexuales.

Veracruz, primer lugar nacional con adolescentes embarazadas.

Veracruz, primer lugar nacional en abortos.

Veracruz, en los primeros lugares del ranking nacional con mujeres encarceladas por estar metidas en la droga.

¿Se metieron a la droga por el dinero fácil? ¿Se involucraron con los malandros ante el desempleo o el salario insuficiente de sus parejas, mujeres solteras, divorciadas, separadas o viudas que serán?

CUATRO. Jefas en sus hogares

Otro dato familiar es alarmante. El 87 por ciento de las mujeres privadas de su libertad son jefas en sus hogares. El 24 por ciento, madres solteras.

Y lo peor: dado el machismo, tan recrudecido como siempre desde que Hernán Cortés jalaba a la Malinche camino de Veracruz a la Ciudad de México caminando y hasta con los pies descalzos, toda mujer encarcelada es satanizada al cien por ciento.

CINCO. Más mujeres marcas

Igual de grave, la mayoría de las mujeres siguen presas sin una sentencia. Y por eso mismo, ahí se quedan durante años como detención preventiva.

Wola siente que el número de mujeres privadas de su libertad empeorará en los próximos años.

Uno, la recesión. Dos, el desempleo. Tres, las madres solteras, divorciadas, separadas, viudas, convertidas en jefas de familia.

El peor de los mundos para la población femenina en varios estados del país, Veracruz, uno de ellos.

SEIS. Necesaria amnistía

Hay en Veracruz número incalculable de mujeres indígenas presas por el gravísimo delito de un aborto. También, hombres indígenas presos por el robo de un pollito, una gallinita, para comer en casa.

Y, sin embargo, en 24 meses de la 4T, aquella de que “por el bien de todos primero los pobres”, el góber machetero nunca ha tenido en dos años la voluntad para decretar una amnistía a todos ellos.

La indiferencia y el desdén como eje de gobierno de la izquierda. Menos, mucho menos, entonces, pueden esperar una amnistía las mujeres presas por delitos “de poca monta” relacionados con la droga.

El Veracruz de la insensibilidad social. Los enviados de Dios. Los soldados de la patria. Los siervos de la nación.

Caray, “¡si Benito Juárez no hubiera muerto bailaría los sábados en la noche en el palacio de la salsa!”.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,252FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA