14.5 C
Xalapa

Escenarios: Motita se salió con la suya

•Se cree dueño de la SEV

•Mueve fichas a su antojo

LUIS_VELAZQUEZI

El pedagogo Adolfo Mota se salió con la suya.

¡Salud, venerable diputado federal!

Al paso que va… se convertirá, quizá ya, en el coordinador de la bancada priista de Veracruz en el Congreso de la Unión.

Así, alternará con su brother, el senador Emilio Gamboa Patrón.

Juntos, unidos, por el amor a México. La patria es primero, lo dijo el guerrillero del alba, Vicente Guerrero.

En Coatepec, la precandidata del PRI a legisladora federal, Mimí Guzmán, enfrentaba un conflicto.

Uno de sus paisanos, Conrado Arenas, amenazó con irse al PRD, pues la elite priista lo estafó, y además, aceptar la candidatura al Congreso de la Unión

Entonces, Mimí le lloró a usted en su hombro paternal y de inmediato, solidario usted como es, bragado, peleador callejero, humilde, tendió puentes para convencer a Conrado Arenas de mantenerse en el tricolor.

Y usted, Motita, le ofreció el Seguro del Magisterio, sin importar que de paso se llevaría entre las patas al economista Ricardo Olivares Pineda, un gran activo del PRI.

Y como el tirito le salió por la culata, entonces, usted siguió cabildeando, oh señor todopoderoso, oh águila del olimpo, oh maestro del complot y la intriga.

Así, descarriló usted en unas horas al director del Sistema del Telebachillerato de la Secretaría de Educación, Osvaldo Pérez Pérez.

Y ahí, por tanto, acomodó a Conrado Arenas.

Una vez más, señor diputado federal, ha salvado usted a la patria. Al PRI. A México, carajo.

¡Honor y gloria, señor!

¡La curul federal le queda chica!

Usted merece, mínimo, mínimo, mínimo, la mini gubernatura de dos años.

Cúmplase al pie de la letra.

II

Durante cuatro años, usted, Motita, en nombre de la pluralidad y diversidad, usted permitió que el subsecretario Nemesio Domínguez Domínguez, tuviera (¿todavía con Flavino Ríos Alvarado?) a diez metrosexuales de asesores.

Incluso, nunca, jamás, le importó ni interesó que las burócratas llamaran a tal oficina “La jaula de las locas” como aquella Cofradía de que habla en su libro Rafael Loret de Mola describiendo el sexenio de Miguel de la Madrid.

Usted, solidario, benevolente, generoso, se impuso.

También se impuso cuando usted durante los últimos cuatro años (¿todavía con Flavino Rios?) su esposa, su hermana, sus primos y las esposas de sus primos… fueron incluidas en la nómina de la SEV, con salarios de hasta 33 mil pesos mensuales.

Y le valió.

Le valió la transparencia. La rendición de cuentas. La honestidad. La integridad. Le valió. Le valió. Le valió.

Ahora, ha planchado usted el camino a Mimí Guzmán, la exsecretaria de Protección Civil, lista para la candidatura a diputada federal por el distrito de Coatepec, donde usted figura en el sótano de la preferencia electoral y en el pueblo, su pueblo, donde ha sembrado resentidos.

Tantos, que hasta los hijos de su maestro y tlatoani, don Pepe Iturriaga, le guardan resentimiento, heridas en el alma y la conciencia.

III

Pretendió usted, Motita, descarrilar a Ricardo Olivares Pineda y terminó desplomando a Osvaldo Pérez Pérez.

Olivares Pineda se movió a tiempo y frustró el complot que usted había lanzado en su contra.

“Quítate que ya llegué”.

Por eso mismo, se afirma que “la política es un tragadero de hombres”.

Y como en su caso, sólo para salvaguardar al partido tricolor y su candidata.

Más allá, lo que nunca le ha importado, de la calidad de la educación de norte a sur y de este a oeste.

Siga así, pues.

Extienda la mano operativa a otros candidatos al Congreso de la Unión.

El destino es suyo.

La curul federal lo espera.

Pero más aún, la silla embrujada del palacio principal de Xalapa.

Ya veremos, no obstante, si los senadores priistas, José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, lo permiten.

Usted, el demócrata, arrasando con la dignidad de los otros.

Su protegido, Conrado Arenas, exdiputado local, exdirector del ICATVER, resignado ahora a la dirección del Telebachillerato como una estrategia para evitar, primero, su desbandada al PRD, y segundo, figurar como candidato de la izquierda a la curul federal en que, bueno, quizá, acaso, arrasaría con la Mimí.

La SEV como un trampolín político para que usted siga escalando cargos públicos.

La SEV, al servicio del mejor postor político.

En contraparte, 650 mil analfabetas.

Un millón de paisanos con la educación primaria inconclusa.

Otro millón con la secundaria incompleta.

600 mil con el bachillerato a medias.

La Auditoría Superior de la Federación, detectando irregularidades en el ramo educativo de Veracruz por más de 6 mil millones de pesos.

Y, de ñapa, el nuevo descubrimiento de la Secretaría de Educación de Emilio Chuayffet: 8 mil 360 plazas de maestros pensionados y muertos (ojo, muertos, fallecidos, sepultados) que alguien sigue cobrando en el sistema.

Motita, ¿a poco usted “ordeñó la vaquita” de tales placitas?

Tal es su herencia, Motita, por más que el gobernador se haga omiso y occiso.

Javier Duarte lo quiere mucho a usted.

Ni duda hay.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,240FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA