18.2 C
Xalapa

Escenarios: Políticos prácticos

•Los hijos, al poder

•Los héroes de AMLO

Luis Velázquez

22 de febrero de 2021

UNO. Políticos pragmáticos

Muchos presidentes municipales están obsesionados en heredar la silla embrujada del palacio a los hijos, las esposas, los hermanos, los tíos, los primos, y en unos casos, las barbies.

El politólogo del barrio dice que más allá de la ideología y/o los grandes valores universales como la democracia, la justicia y la ley, nada mejor que pasar la estafeta a un pariente.

El mismo pragmatismo, incluso, para buscar la reelección en muchos casos y el mismo para explicar los motivos por las cuales tantos desertan de un partido que les ha dado todo cuando están en desgracia.

DOS. Nepotismo excelso

En el relato bíblico está el antecedente histórico. Los jefes tribales heredaban el poder a los hijos, nunca a las esposas, con todo y tener diez años de edad.

Además, escrituraban el poder al hijo hasta su muerte.

Así, muchas décadas después, y si el hijo con un buen ADN vivía hasta cien años, hasta los cien años seguía gobernando.

Porfirio Díaz Mori, 33 años en el poder presidencial, decretó que la obra pública federal y estatal fuera otorgado a la constructora propiedad de su hijo, Porfirito le decían.

Y todos los gobernadores… tan obedientes, ¡qué caray!

TRES. Los héroes de Amlo

El primer acto presidencial de Benito Juárez fue otorgar cargos públicos a tres yernos para felicidad de sus hijas, todos viviendo en Palacio Nacional.

Francisco Ignacio Madero tampoco fue menos y el primer acto presidencial fue indemnizar, y bien, a los familiares a quienes la Revolución les expropió las haciendas, latifundistas que eran.

El segundo acto de Madero fue nombrar a su hermano Gustavo Ministro sin Cartera, además de diputado federal.

Y el tercer, financiar un periódico a su hermano Gustavo con recursos propios, únicamente para defenderlo.

CUATRO. Esposas al poder

Plutarco Elías Calles, el fundador del partido abuelito del PRI, PNR, impuso a un hijo como diputado federal, a quien luego ascendió a secretario de Estado, en Comunicaciones, y al otro hijo impuso como gobernador de Nuevo León.

José López Portillo legalizó la herencia histórica del poder y cuando otorgó cargo público a su hijo José Ramón lo justificó diciendo que “era el orgullo de mi nepotismo”.

Día llegó cuando las tribus gobernantes en el poder político ampliaron la oferta familiar y otorgaron puestos a las esposas, los tíos, los primos, y las barbies en turno.

CINCO. “La familia es primero”

Por eso, y aun cuando en medio de la purificación moral, pocos, excepcionales políticos aprueban el examen, el pragmatismo se ha nacionalizado.

Hay más de dos mil cargos públicos para repartirse dijo Esteban Ramírez Zepeta, el favorito del góber precioso de la 4T para liderar MORENA en Veracruz.

Desde sus orígenes el estribillo de las tiendas Chedraui es muy simple y profundo. “La familia es primero”.

SEIS. La historia los absolverá…

Montón de presidentes municipales cabildeando para heredar el cargo a un familiar.

Si desde el punto de vista moral está mal, “la moral, decía el cacique potosino, es un árbol que da moras”.

Si desde la ética política se ve mal, la felicidad de un hijo, una pareja, está por encima de todas las Cartillas Morales.

Si las tribus políticas han confundido las alcaldías y las curules con la hacienda porfirista para manejar a su antojo, ni modo, la historia los absolverá, ajá.

Si un político deserta de un partido para largarse a otro, “que tire la primera piedra quien esté libre de culpa”.

En todo caso, “en pueblo chico… infierno grande”.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,698FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA