Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Escenarios: Salto mortal de fidelistas

LUIS VELÁZQUEZ

 

•Cortocircuito en Los Pinos

•Ningún puente con Peña Nieto

 

LUIS_VELAZQUEZ

I

A unas semanas de que el tiempo electoral se cumpla y los funcionarios públicos aspirantes a la candidatura a una curul federal deban renunciar, un cuarteto de duartistas estaría soñando con dar un salto mortal como en la pista del circo, trapecistas del poder político.

Así, del gabinete legal y ampliado, Érick Lagos, Jorge Carvallo junior, Adolfo Mota y Alberto Silva, estarían soñando con pasar al Congreso de la Unión y luego enseguida comprar boleto para la gubernatura.

Pero tal brinco mortal… mortal es.

Y más porque ninguno de los cuatro tiene biografía en su currículo como para que el PRI de Enrique Peña Nieto les entregue el premio mayor, como es la jefatura del poder Ejecutivo de Veracruz.

Y más porque ninguno de los cuatro, incluido Carvallo junior, que se cree y siente heredero del grupo Atlacomulco, del estado de México, tiene un puente tendido a Los Pinos.

Y más porque en su trayectoria pública en Veracruz ninguno ha trascendido con una obra social, económica, política para merecer tal privilegio.

Y más porque los cuatro arrastran el sello, la marca, el fierro le llaman en el pueblo, de Fidel Herrera, quien tiene cortocircuito con Los Pinos, y ni modo de concesionar el estado de Veracruz al Maximato jarocho del góber fogoso.

 

II

En 1974 Manuel Carbonell de la Hoz, subsecretario de Gobierno de Rafael Murillo Vidal, pretendió dar el salto moral a la candidatura a gobernador.

Y no obstante tener el visto bueno del presidente Luis Echeverría Álvarez, solo demoró como candidato 72 horas, pues Jesús Reyes Heroles como presidente del CEN del PRI, lo descarriló con su famosa declaración periodística a Ángel Trinidad Ferreira, que ya es historia.

Fernando Gutiérrez Barrios, secretario de Gobernación, y Dante Delgado Rannauro, gobernador, empujaron a Miguel Alemán Velasco para dar el brinco mortal en 1992; pero Patricio Chirinos Calero se les atravesó con Carlos Salinas.

En el año 2004, Miguel Alemán Velasco abrió brecha a sus alfiles, Alejandro Montano Guzmán, Flavino Ríos Alvarado y Tomás Ruiz González, para dar el brinco mortal por encima de Fidel Herrera; pero “El tío” se los fregó en la encuesta y en las relaciones cupulares y quedaron en el aire.

En 2010, Héctor Yunes Landa y José Yunes Zorrilla fueron descalabrados en el brinco mortal por Fidel Herrera, quien les ganó con Javier Duarte, pues el presidente de la República era un panista, Felipe Calderón, y cada gobernador un virrey, el jefe máximo.

 

III

Ahora, Lagos, Carvallo, Mota y Silva pretenden el brinco mortal.

Bastara recordar que los vientos son adversos por todos lados, sobre todo, el más importante: Los Pinos están mirando hacia otro lado.

Ellos, pues, habrían de darse por bien pagados, primero, si salen nominados candidatos a diputados federales, y segundo, si ganan en las urnas.

Y es que el hartazgo ciudadano a partir de la inseguridad resulta asfixiante, y a menos que el sufragio de cada ciudadano elector sea comprado a precio de oro en un Veracruz en el desempleo, con salarios de hambre y con una migración espantosa, quizá, acaso, los cuatro jinetitos del Apocalipsis tricolor pudieran, digamos, ganar, con una millonaria inversión, claro, por supuesto, obvio, de recursos públicos.

 

IV

Lagos, Carvallo, Motita y Silva… tendrán la bendición de Javier Duarte para la candidatura al Congreso de la Unión.

Pero faltaría la aprobación del CEN del PRI, del equipo político del peñismo y de la Secretaría de Gobernación para que el presidente de la República exprese la última palabra, las palabras mayores.

A menos, claro, que tuvieran por ahí alguna baraja escondida (Motita con el senador Emilio Gamboa Patrón, por ejemplo) para allanarse el camino.

Como por ejemplo, se afirma ya lo amarró la diputada Ana Guadalupe Ingram, alias Anilú, que soñando con la curul federal tendió puentes con César Camacho Quiroz, presidente del CEN del PRI, quien la habría empujado, y empujado bien, para un cargo burocrático en el partido, a su lado.

Otra cosita, sin embargo, es el salto mortal a la candidatura a gobernador, pues ahí, con las circunstancias en contra, están fritos.

Y eso de que Fidel  Herrera será otra vez el factótum como en el año 2010 es puro rollo, cuento chino, vendedores de chorizo y longaniza.

Fidel Herrera habrá salido multimillonario de la gubernatura; pero, por lo menos, con Peña Nieto y los peñistas los cables están cruzados y sus fidelíneas todo el mundo las conoce; mitómano profesional…

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *