17.4 C
Xalapa

Escenarios: Tianguis pueblerino

•Congreso agraviado  •Les faltó un manotazo

LUIS_VELAZQUEZI

Quedó claro: una parte de los secretarios del gabinete legal de Javier Duarte agraviaron al poder Legislativo.

Érick Lagos, con tacos al pastor para los acarreados. Arturo Bermúdez, con tamales y pambazos. Manuel de Leo Martínez, con tamales de barbacoa.

El Congreso, pues, como un tianguis pueblerino, oloroso a todas las carnes animales del mundo.

Y la chunchaca, claro.

Ahora, el diputado panista, Joaquín Guzmán Avilés, reprochó, no obstante, “la total falta de respeto a” la LXIII Legislatura.

Okey.

Pero, bueno, habría de preguntarse si, por ejemplo, el reglamento interior del Poder Legislativo para el caso de las comparecencias y/o acciones paralelas contempla restricciones, normas, protocolos.

Y, de ser así, entonces, la culpa, como dice el refrán popular, “no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre”.

Más aún. ¿Por qué los diputados permitieron el agravio a su investidura, y más tratándose de la rendición de cuentas de la parte correspondiente de cada secretario al presupuesto del gobierno de Veracruz de cien mil millones de pesos anuales?

Digamos, sin embargo, que ningún Manual de urbanidad y buenas maneras de Carreño hay para el manejo del poder Legislativo.

Entonces, y tratándose de un poder político frente a otro, corresponde al Legislativo establecer la norma.

Incluso, tomar medidas radicales: si los diputados priistas toleran los agravios, entonces, los legisladores de oposición, todos juntos, abandonar la comparecencia. Mejor dicho, ni presentarse, como si fuera día de asueto.

II

Más aún: queda claro; a los diputados de oposición todavía les falta aprender a ser con hechos y resultados lo que son. Es decir, oposición.

Por ejemplo: una cosita es que Guzmán Avilés diga que el gobierno de Veracruz anunció que ya depositaron los recursos federales a los presidentes municipales, sin ser cierto, y otra cosita es seguir la pista.

Uno: demostrar con testimonios y pruebas, caso por caso, ayuntamiento por ayuntamiento, alcalde por alcalde, que desde tal mes el duartismo les ha retenido los fondos federales que, además, salen etiquetados.

Dos: luego de la denuncia en la LXIII Legislatura y en los medios locales, convocar a una rueda de prensa en la ciudad de México con el mismo objetivo.

Tres: después, tocar puertas en la Secretaría de Hacienda para dar seguimiento a la denuncia.

Cuatro: convocar a los diputados federales de oposición y a los senadores a destrabar tales candados.

Cinco: plantarse ante el presidente de la república denunciando el hecho si las acciones anteriores fueran fallidas.

Sin embargo, el punto de partida es documentar cada caso.

Es decir, investigar, investigar y seguir investigando los hechos para sustentarlos.

Y,  bueno, si Guzmán Avilés tuviera la información necesaria en el caso para armar un escándalo político, desde su curul lo habría boletinado a la prensa que todavía cumple con el deber de contar la historia de cada día basada en los hechos, simple y llanamente en los hechos.

III

Las comparecencias, pues, se volvieron un show. Parece, como nunca antes.

Quizá se debe a que el prócer legislativo, Juan Nicolás Callejas Arroyo, está enfermo, y ante su ausencia en el Congreso se armó el caos. Mejor dicho, el relajo, el desorden, el despapaye, pues ni hubo rendición de cuentas, ni menos, mucho menos, transparencia.

Tan es así que en la mayoría de los casos unos secretarios terminaron la comparecencia con un sólo diputado priista en la sala. El resto, unos cuantos, de la oposición, quizá, acaso, para tapar el ojo al macho.

¡Vaya miseria legislativa!

Y lo peor, la primera en armar la huida fue Ana Guadalupe Ingram, la diputada que ante notario público de Alvarado suscribió su invariable responsabilidad para terminar los tres años en la curul local y ahora tiene todo listo para renunciar y buscar el cargo siguiente, es decir, la curul federal, y luego de un ratito, igual que su antecesora Carolina Gudiño, volver a renunciar para buscar la alcaldía jarocha.

En contraparte, de cualquier forma los diputados locales son premiados.

90 mil pesos de sueldo mensual por asistir dos veces a la semana a sesiones, más 85 mil pesos de aguinaldo, según reveló el panista Julen Rementería del Puerto.

Ni hablar, los diputados de oposición perdieron la oportunidad para una contraofensiva, y ahora, como en el caso de Guzmán Avilés, “lloran como mujeres lo que fueron incapaces de defender como hombres” que así, se advierte, reza el adagio popular.

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,619FansMe gusta
4,383SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Colocan lona sobre iglesia de San Jerónimo por suspensión de fiesta patronal

Pobladores de Coatepec colocaron una lona con el dibujo de un arco floral...

Asiste Fiscal Regional a colocación de la primera piedra del Cuartel de le Guardia Nacional en Córdoba

CÓRDOBA, Ver; 30 de Septiembre de 2020.- En representación de la Fiscal General del Estado, Veronica Hernandez...

Quien se fue y regresó al PRI no puede ser candidato: CNOP

Veracruz, Ver.- El secretario general de la CNOP en Veracruz, Adolfo Ramírez Arana,...

Frente frío 4 deja afectaciones en 17 municipios de Veracruz

Un total de 17 municipios de Veracruz resultaron afectados por las fuertes lluvias...

No descarta Derechos Humanos abrir queja por agresiones a mujeres en marcha feminista

La presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Namiko Matzumoto Benítez aseguró que respecto a las...