20.3 C
Xalapa

Escenarios: * Tiempo del menosprecio

LUIS VELÁZQUEZ

 *Indígenas, en el olvido  *Promesas incumplidas 

LUIS_VELAZQUEZI

De cara al IV informe de Javier Duarte como gobernador, habría de preguntarse qué pueden esperar los 800 mil indígenas de las ocho regiones étnicas de Veracruz en los próximos dos años que restan al viaje sexenal.

Peor tantito si se considera que, bueno, hechos y resultados, en los primeros cuatro años la calidad de vida de los compas siguió igual.

Tantito peor, la miseria y la pobreza y la jodidez y el desempleo y los salarios de hambre se recrudecieron, por ejemplo, con la migración a la ciudad de México, la frontera norte y Estados Unidos.

En el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, el secretario de Agricultura, Óscar Brahuer, aseguró que los campesinos en México sólo estaban organizados para votar.

Y ni hablar, también hoy los indígenas, así sea para el sufragio por el partido tricolor y/o el PRD, como ocurre en varias zonas montañosas de la tierra jarocha.

Es más, los indígenas de Papantla y Zongolica han intentado caminar en protestas de sus regiones a Xalapa, la sede los tres poderes, y han sido bloqueados, interceptados y quizá, acaso, rasurados con la promesa oficial de por sí incumplida.

Bastaría recordar, además, que hacia principio de año en Zongolica fue anunciada la primera autodefensa popular, tipo Michoacán con el doctor Juan Manuel Mireles, ahora encarcelado, y de inmediato el líder visible fue llamado a palacio y luego de la entrevista con el secretario General de Gobierno nunca, jamás, ha vuelto a saberse de su trabajo social, su destino y paradero.

Quizá, claro, le habrían aplicado el principio marxista-leninista: en política todo lo que se compra con billete… sale barato y el líder aquel habría salido ganando, mientras los indígenas, como siempre, carne de cañón social, político y electoral.

 

II

En el transcurso del sexenio, el primer secretario de Desarrollo Social, Marcelo Montiel Montiel, y el primer director del DIF, Juan Antonio Nemi Dib, fumaron mota, y de la mala, y parieron un programa intitulado “Adiós a la pobreza”.

Así, cacarearon ante el mundo que el pueblo de Mixtla de Altamirano sería mudado a Mixtla de Carlos Slim, pues daría un salto mortal de pueblo con clase baja a pueblo con clase media, a partir de un proyecto estelar: estufa ecológica, piso firme y techo de lámina… para todos.

Incluso, y para quedar bien con Duarte y su esposa, Karime Macías, la presidenta del DIF, hasta cabildearon por ahí un premio internacional.

Fue debut y despedida porque Montiel brincó a la delegación federal de la SEDESOL y su relevo, Alberto Silva Ramos, soñando con la candidatura priista a gobernador, anunció que en los próximos tres años sacaría de la pobreza a dos millones de paisanos.

Otro populista mesiánico y mediático, ramplón y barato, pues al ratito brincó como trapecista a otro cargo, segundo director de Comunicación Social, y los pobres y los miserables ahí siguen, pues al tercer titular de la SEDESOL, Jorge Carvallo junior, El hijo pródigo, le vale, tan obsesionado como vive con su físico, su naricita, su pancita, su liposucción y sus barbies.

Además, todos ellos se concentraron en Zongolica, ignorando por completo a las otras regiones: Huayacocotla, Chicontepec, Otontepec, Papantla, Soteapan y los valles de Santa Martha y Uxpanapa.

 

III

Nada, pues, habría de esperar los próximos 25 meses del duartismo con una política de redención social, económica, educativa, de salud y de seguridad para los pobres entre los pobres.

Bastaría recordar, por ejemplo, que a ninguno de los 50 diputados locales ni 21 federales ni a los tres senadores de Veracruz les interesan los indígenas.

Nunca, jamás, han logrado hechos y resultados en tales latitudes geográficas, pues el mundo político sabe, está consciente, seguro que todos ellos “danzan en perfecta coreografía alrededor del palacio de gobierno” (Letras libres, agosto 2014, Cristina Marcano).

 

IV

Y menos ahora cuando de por medio están los Juegos Centroamericanos y la Cumbre Iberoamericana.

Y la elección de diputados federales para ser ganada por el PRI a como dé lugar.

Y la elección de gobernador en el año 2016.

El tiempo social, político, educativo y de salud ya se agotó para los 800 mil indígenas, pues está claro que ni siquiera al DIF le han interesado…

Y si alguna duda existiera solo con mirar, observar y escudriñar la calidad de vida cotidiana en las regiones montañosas bastaría para su comprobación científica.

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,619FansMe gusta
4,383SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Rusia patenta ‘EpiVacCorona’ su segunda vacuna contra Covid-19

"EpiVacCorona" contiene antígenos peptídicos sintéticos, fragmentos del virus y está basada en estos antígenos que genera una...

Vanessa Springora vence a su depredador en su propio terreno

No hay nada más destructivo en la vida que el silencio, afirma la escritora francesa Vanessa Springora...

Presenta IVEC resultados de la V Bienal de Arte Veracruz 2020

El Instituto Veracruzano de la Cultura presenta hoy las obras seleccionadas en...

Quién ganó el debate entre Trump y Biden, según medios de EU?

Tras el debate de Trump y Biden, análisis y encuestas de medios de Estados Unidos dan a...

Adiós a un gran artista

Murió Quino, el creador de Mafalda que trascendió las fronteras ¿Cuánto mide una...