16.8 C
Xalapa

Escenarios: Tronados “Niños infieles”

LUIS VELÁZQUEZ

 

•Ninguno será gobernador

•Ni siquiera, vaya, mini… 

 

I

En el caso de la candidatura priista a gobernador de Veracruz, la última palabra, las palabras mayores, serán pronunciadas por Enrique Peña Nieto.

El presidente, claro, escuchará a Javier Duarte y a su gabinete político y a sus asesores y al CEN del PRI y al secretario de Gobernación y luego, en la soledad del despacho presidencial, tomará la decisión.

Desde luego, también se basará en la tendencia histórica de la encuesta, a la que es tan afecto y proclive.

Y su voz será acatada, sin ningún riesgo de ingobernabilidad en Veracruz ni tampoco sin ningún asomo de sublevación priista.

Así fue en el siglo pasado cuando la fuerza imperial del PRI y los gobiernos tricolores; de igual manera es ahora con el regreso rojo a Los Pinos.

Incluso, si por alguna razón imprevisible la LXIII Legislatura aprobara, digamos, la mini/gubernatura de dos años, lo que resulta inverosímil, de cualquier manera, Peña Nieto pronunciaría el nombre del candidato priista.

Sea la gubernatura de dos años. La de cinco. La de seis.

Y si por ahora Fidel Herrera sueña con el Maximato tipo Plutarco Elías Calles que impuso a cuatro presidentes de la República, su locura transexenal se estrellará en Los Pinos.

Nadie, pues, habría de olvidar que entre Peña Nieto y Fidel hay un cortocircuito… que por ninguna razón, parece, podría resarcirse por más que las fidelíneas y fidelíneos cacaraqueen otra versión.

Si Javier Duarte fue seducido por Fidel Herrera, “El tío” se estrelló en Los Pinos.

 

II

Y lo anterior sólo tiene una lectura: los llamados Niños infieles, la generación política en el poder sexenal (Érick Lagos, Alberto Silva, Adolfo Mota y Jorge Carvallo junior) están fritos.

Ninguno de los cuatro será ni mini/gobernador ni tampoco gobernador de seis años.

Si bien les va, llegarán al Congreso de la Unión que, además, está por verse porque todavía existen aguas movedizas de por medio.

Carvallo Delfín, por ejemplo, enfrenta el resentimiento y el odio de su padre, lo que está condenado en el relato bíblico.

Pero, además, el coraje del 99 por ciento de los alcaldes del distrito de Los Tuxtlas, a quienes les jugó las contras en las candidaturas a las presidencias municipales.

Peor tantito: la fama pública consigna que se volvió socio de la exalcaldesa de San Andrés Tuxtla y diputada federal y de su hijo, el diputado local Octavio Pérez.

Adolfo Mota enfrenta otro tsunami con Érika Ayala, la exsecretaria general y presidenta del CDE del PRI y lideresa sindical del COBAEV, para ver si la puede planchar.

Érick Lagos también, parece, necesita planchar a la alcaldesa de Rodríguez Clara, Amanda Gasperín Bulbarela, y a las exalcaldesas y exdiputadas de Acayucan, las hermanas Fabiola y Regina Vázquez Saut, y en un descuido, hasta a la directora de Espacios Educativos de la SEV, Dominga Xóchilt Tress.

Alberto Silva, por lo pronto, parece ir en bandeja de plata; pero la moneda todavía gira en el aire…

 

III

Lo peor del asunto es lo siguiente: si Peña Nieto y su gabinete político serán los grandes cernidores para la candidatura priista a gobernador, ninguno de los llamados “Niños infieles” (así los rebautizó su mismo padre putativo, Fidel Herrera) tienen puentes con los huéspedes de Los Pinos.

Podrán, quizá, acaso, tener y/o tender puentes de plata a través de terceros, por ejemplo pero resulta insuficiente.

Y si es cierto, como se afirma, que el asesor de Duarte Enrique Jackson cabildeó, y cabildeó bien, con el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño Mayer, resulta insuficiente.

Por una sencilla razón: por arriba de Nuño Mayer hay secretarios del gabinete legal de Peña Nieto con más peso y fuerza política.

Será Nuño Mayer un buen filtro; pero tiene limitaciones.

 

IV

Por eso, Lagos, Carvallo, Mota y Silva están fritos. Están jugando con el escore gritando a los cuatro vientos que la mini/gubernatura de dos años irá.

Y si, digamos, como una posibilidad, fuera, entonces, el equipo peñista es un muro de Berlín y Peña Nieto, la última palabra.

Y ahí, los “Niños infieles” están tronados.

Se les acabó el tiempo.

Fidel Herrera ha fracasado en su Maximato… y ellos, pobrecitos, sólo tuvieron espacio y tiempo para sus jugarretas en la gran aldea y en el gran rancho llamado Veracruz.

Su principio de Peter…

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,635FansMe gusta
4,382SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Siguen sumando casos positivos de Covid-19 en Veracruz; ya son 32 mil, 803.

En seguimiento al panorama del coronavirus (COVID-19), la Secretaría de Salud (SS) informa que, al corte de...

Así se vería Tom Cruise como Iron Man en multiverso de Marvel

Con Doctor Strange in The Multiverse of Madness, Marvel pretende abrir las puertas a las realidades alternativas...

Suman 726 mil 431 contagios y 76 mil 243 muertos por la pandemia en México

La Secretaría de Salud reportó este sábado que el número de personas cuyos contagios con coronavirus fueron...

“Parece que soy el malo de la película” con Suárez, dice Koeman

Barcelona. El capitán del Barcelona Leo Messi está siendo "un ejemplo", pese a la salida de su amigo...

Renombran las calles del Centro Histórico de CDMX con nombres de los 43 desaparecidos

Bajo el nombre de cada normalista aparece la leyenda “Nos siguen faltando”, “43 motivos para seguir”.