14.9 C
Xalapa

Estudios revelan que río Pixquiac está “altamente” contaminado

Pobladores alertan a la gente para evitar el consumo, mediante la contratación de pipas de agua “potable” extraída del afluente. 

El río Pixquiac, que nace de los escurrimientos de la pendiente oriental del Cofre de Perote, presenta contaminación desde mediados del año pasado.

Integrantes de la Asociación de Vecinos del Pixquiac Zoncuantla han realizado un monitoreo, de manera periódica, para conocer la calidad del agua en localidades del municipio de Coatepec.

El afluente surge entre los 2 mil 500 y los 3 mil metros de altitud y se ubica al oeste de la capital del estado y al noroeste del Pueblo Mágico mencionado. 

El pasado 12 de enero, los pobladores de la zona de Zoncuantla revelaron los resultados del monitoreo bacteriológico número 169, efectuado el pasado 27 de diciembre. 

En el reporte especifican que las muestras fueron tomadas en tres puntos del caudal, para evitar cualquier riesgo a la salud de la población. 

En primera instancia se analizó el agua en Las Monjas, para conocer en qué condiciones llega el agua del río Pixquiac a la comunidad de Zoncuantla.

También se tomaron muestras en el Puente 6 de Enero, un punto intermedio que permite conocer qué tanto se contamina el agua cuando pasa por dicha zona poblacional.

El tercer punto es la colonia Mariano Escobedo, donde el muestreo permite conocer la calidad del agua cuando sigue su curso.

HECES FECALES 

Una imagen muestra la presencia de escherichia coli en puntos negros, una bacteria miembro de la familia de las enterobacterias que forma parte de la microbiota del tracto gastrointestinal de animales homeotermos. 

Los coliformes, mismos que son considerados indicadores de contaminación del agua y los alimentos, aparecen en puntos rojos. 

Estos pertenecen a un grupo de bacterias que agrupan una serie de características en común. Todas pertenecen a la familia Enterobacteriaceae y generalmente forman parte de la flora bacteriana del tracto digestivo de algunos animales.

Deben su nombre a la integrante más conocida de este grupo: la bacteria Escherichia coli; sin embargo, las bacterias coliformes agrupan a cuatro géneros bacterianos: Escherichia, Enterobacter, Klebsiella y Citrobacter.

Como se puede ver en la imagen, existe una gradación de menor a mayor en la zona de Las Monjas a Mariano Escobedo.

Desde el punto de vista ecológico, estas bacterias son importantes porque constituyen un elemento indicador de los niveles de contaminación de los cuerpos de agua. 

Sin embargo, la presencia de estas bacterias indica que el agua se encuentra contaminada con materia fecal y algunas bacterias son patógenos importantes para el hombre, es decir, que causan o producen una enfermedad.

NO APTO PARA NADO ESPORÁDICO 

Otro monitoreo bacteriológico, realizado a finales de agosto de 2020, arrojó que el agua contenía heces fecales y, por ello, se consideraba no apta para nada esporádico.

“Como se puede ver en la imagen, existe una gradación de menor a mayor de Las Monjas a Mariano Escobedo. En este último punto de muestreo, se encontraron 19,27 y 23 UFC de E. Coli, lo que significa un promedio de 1,150 E. Coli/100 ML arriba del valor de 600 para considerarlo no apto para nado esporádico”, se lee en el reporte. 

Desde entonces, el río tiene un caudal aceptable, claridad y rocas limpias (sin moho) y una apariencia saludable. Cuando hay crecientes, el agua limpia y arrastra toda clase de contaminantes en el río. 

Los pobladores han insistido en difundir esta información, pues es importante crear conciencia sobre el estado de los ríos y otros cuerpos de agua, para poder llevar a cabo acciones concretas, con apoyo de las comunidades aledañas, y así garantizar su conservación.

También consideran pertinente la información para la gente que contrata pipas de agua “potable” en la ciudad, colectada del río Pixquiac en el Restaurante Las Hayas, un poco antes del puente del fraccionamiento Las Arboledas. 

“Es importante que sepan que esa agua está altamente contaminada”, alertan los mismos pobladores para evitar el consumo del agua. 

FUENTE DE ABASTECIMIENTO 

De acuerdo con la asociación civil Sederos y encuentros para un desarrollo autónomo sustentable (Sendas), el 40 por ciento del agua que consume la ciudad de Xalapa proviene de la Cuenca del río Pixquiac.

En su recorrido, varios ríos se le unen: el Tillero, el San Andrés y el Matlacoatl. Más adelante, el Hueyapan y el Pintores, y juntos se unen para formar el río Los Pescados, que, cuando se une al río Hutzilapan, cambia su nombre a río La Antigua y desemboca en el mar.

Es de suma importancia por los servicios ambientales que ofrece a la región capital y por la amplia superficie de bosque mesófilo de montaña.

Se habla de que esta subcuenca es proveedora del agua del 90 por ciento de los habitantes de la cuenca, parte de las necesidades diarias de las localidades de Coatepec.

Sin embargo, todo el entorno ecológico en la zona de la capital del estado se ha visto amenazado por el crecimiento desmedido de la mancha urbana.

CULTIVO DE PAPA, UNA AMENAZA 

El director del Museo de la Orquídea de Coatepec, Óscar Espino Contreras, revela que los cultivos de papa en la región Del Valle de Perote representan una gran amenaza.

A su juicio, los productores de papa están arrendando tierras en la región y hacen un uso excesivo de agroquímicos que contaminan los mantos freáticos, con los que Coatepec y la región se abastecen de agua.

“El cultivo de papa significa desmontar para poder tener las condiciones del cultivo de esta planta”, comenta en entrevista.

También destaca la importancia de llevar a las poblaciones de esa zona opciones productivas que no tengan que ver con el uso de agroquímicos o con el desmonte en el bosque mesófilo de montaña.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,725FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA