17.1 C
Xalapa

Expediente 2014

-

LUIS VELÁZQUEZ

Piró mini/gubernatura

Unos priistas aseguran que la iniciativa de ley para la mini/gubernatura de dos años en Veracruz, 2017 y 2018, ya piró.
Y se habría pulverizado a partir de los siguientes hechos y circunstancias:
Una. En los años 2015 y 2016 habrá elecciones de gobernadores en 21 entidades federativas, de los cuales sólo en tres andan con tan jiribilla: Puebla que con Rafael Moreno Valle ya la aprobaron. Tamaulipas, con Egidio Torre Cantú, que está en la lista de espera en el Congreso. Y Veracruz.
Es decir, en 18 estados, la mayoría, serán elegidos en el tiempo electoral marcado.
Dos. Ninguna prisa existe en Los Pinos para adecuar la elección presidencial con la de todos los gobernadores del país al mismo tiempo. Todo en su momento, no obstante que es la intencionalidad; pero, digamos, a largo plazo.
Tres. Aun cuando el gobierno de Veracruz habría tendido un puente de plata a través, se afirma, del Jefe de Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño Mayer, la decisión de Los Pinos es otra.
Cuatro. Los senadores priistas, Pepe y Héctor Yunes, punteros en la encuesta histórica para la candidatura priista a gobernador, siguen muestreándose en la pasarela colectiva de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha, sin que nadie los frene.

Tampoco, incluso, los han seguido bombardeando en los medios, como semanas anteriores.
Menos, mucho menos, les han puesto obstáculos para reunirse en algún pueblo con los sectores convenidos.
Cinco. Es más, una parte del gabinete legal y ampliado del duartismo se ha manifestado a favor de Pepe y/o Héctor, y aun cuando ha sido en corto y a través, digamos, del mensaje en el celular, se han expresado con libertad.
“La cargada priista” es manifiesta dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica.
Todavía más: cuando alguno se ha acercado al pueblo de nacimiento de uno que otro miembro del gabinete duartista, el par de senadores ha recibido un mensaje de salutación del secretario correspondiente diciéndoles: “Bienvenido, señor, a mi pueblo”.

ANTES QUE LA MINI, EL RESULTADO ELECTORAL 2015
Seis. La relación institucional y amical entre el gobernador y el senador Pepe Yunes ha sido cercana y estrecha, atrás del mismo objetivo: bajar recursos federales para los sectores productivos de Veracruz.
Siete. En un primer sondeo, las iniciativas de las bancadas panista y perredista de la LXIII Legislatura para la mini/gubernatura llegó a la locura: el PAN, por ejemplo, planteaba una mini de dos años a decidirse en las urnas y el PRD una mini de dos años; pero que el Congreso eligiera al gobernador y a su gabinete legal en lo que llamaron un gobierno de coalición.
Y hubo, por tanto, un rechazo popular, pues significaba hasta un cambio constitucional de envergadura.
Y recularon.
Luego, en un segundo sondeo cacarearon que el gobernador la presentaría, en el mismo tono, la mini, hacia fin de año, digamos, cuando todo mundo esté afiebrado con la navidad.
Ya se verá.
Pero los vientos son desfavorables: el PAN ya no está en manos de Enrique Cambranis y el PRD está a punto de un cambio directivo, aun cuando el actual, Sergio Rodríguez, parece que ha roto lanzas con el gobierno estatal cuando advirtiera, bravucón como peleador callejero, que si Ángel Aguirre Rivero renunciaba a la gubernatura de Guerrero, también Javier Duarte.
Ángel Rivero fue renunciado y Duarte se mantiene; pero Sergio Rodríguez mostró el diente, quien sabe si porque adora a Agustín Lara con su canción de Aventurera, por aquello de que “espero a que te pongas más cara”.
Ocho. La mini pasaría por Los Pinos. Pero Los Pinos esperan el resultado de la elección de diputados federales el año entrante, y más porque en Veracruz en el año 2012, Enrique Peña Nieto perdió la elección presidencial, cuando el equipo duartista había jurado que ganaría en las urnas.
Además, hay demasiados y excesivos pendientes sociales en la tierra jarocha que necesitarían desatorarse, como la impunidad con tantos crímenes, secuestros y desaparecidos, y resolverse, como la baja calidad educativa y de salud.
Nueve. Ninguna duda existe que el PRI ganaría la elección de gobernadores con cualquiera de los senadores priistas, sea quien sea el candidato del PAN, el segundo partido fuerte en Veracruz.
Pero los fidelistas, cada vez con menor intensidad, cacarean la mini de dos años, porque sólo así el tricolor se impondría.
Se trata, claro, de una falacia.

CORTOCIRCUITO DEL “FOGOSO” EN LOS PINOS
Diez. Pero, además, está claro que la mini es una fidelínea del góber fogoso, obsesionado como está con su Maximato jarocho, al mejor estilo de Plutarco Elías Calles, así el diputado Manlio Fabio Beltrones haya comparado a Enrique Peña Nieto con “Don Pluto”, como le llamaba el historiador Luis González.
Y un Maximato fidelista que lleva chanfle: el fogoso ha asustado con el petate del muerto a Javier Duarte y a uno que otro secretario del gabinete legal (Érick Lagos, Jorge Carvallo, Adolfo Mota y Alberto Silva) que si un senador priista (Pepe y/o Héctor) llegan a la gubernatura… los metería a la cárcel.
Y por eso ha sembrado el terror y el horror en sus discípulos, y más en unos casos, dado su manifiesto enriquecimiento.
Pero, además, en forma alterna el fogoso maneja una parte de la prensa para cerrar el círculo draconiano de su Maximato.
Es más, sus texto/servidores filtran que Carolina Gudiño Corro relevará a Elizabeth Morales en la presidencia del CDE del PRI ahora cuando se vaya de candidata a diputada pluri. También, claro, juegan en dos bandas, diciendo que sería candidata a la curul federal… háganos favor, hasta por Boca del Río.
Once. Más que empatar la elección de gobernador de Veracruz con la presidencial hacia el año 2018, el trasfondo de la gubernatura es uno solo: el Maximato de Fidel Herrera, quien luego de vender longaniza y cocadas de niño en la Cuenca del Papaloapan ahora se cree y siente dueño único y absoluto del destino social, económico y político de los 8 millones de habitantes de Veracruz.
Pero Fidel, el mundo político nacional lo sabe, tiene cortocircuito con Peña Nieto. Y mientras Peña Nieto permanezca en Los Pinos será más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja.
Por eso, la mini en Veracruz ya piró.
Claro, en política, dice el ideólogo Jorge Uscanga Escobar (presunto dolor de cabeza de Jorge Carvallo junior, el hijo pródigo): “Lo que es hoy… mañana puede no ser”.
Pero hasta anoche los once elementos de la cancha política enumerados en líneas anteriores eran válidos por más y más que Alberto Silva Ramos, el vocero próspero, ande como pepita en comal caliente promoviendo la mini en la prensa y, al mismo tiempo, apuntalándose él mismo.
Incluso, hasta asegurando, temerario y osado, que Peña Nieto ya otorgó el visto bueno…, solo porque Fidel Herrera así lo habría ordenado.
Y Fidel solo es uno más de los nacidos en Veracruz, además de que cada vez se multiplica el resentimiento y el odio hacia su persona, luego de tanto daño social causado a la tierra jarocha.