Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Expediente 2014

Luis Velázquez

 

Amores perros

 

Los últimos cuatro años del gobierno de Veracruz han transcurrido de la siguiente manera, entre otras cositas:

Uno. Madriza por arriba y debajo de la mesa de Fidel Herrera a Miguel Ángel Yunes Linares.

Dos. Madriza por arriba y debajo de las cañerías de Javier Duarte a Yunes.

Tres. Madriza por arriba y debajo de la mesa de Yunes Linares a Fidel y Duarte.

Cuatro. Denuncia penal del abogado penalista Jorge Reyes Peralta en contra de Yunes.

Cinco. Denuncia penal ante la PGR (Procuraduría General de la República) de los diputados locales priistas en contra de Yunes por el uso indebido de recursos públicos de los Ayuntamientos de Boca del Río y Tantoyuca.

Seis. Denuncia mediática, además de la política, entre las partes (Fidel, Duarte y Miguel Ángel) acusándose de todo.

Siete. Andanada política y mediática deduartistas en contra de Yunes.

Ocho. Andanada política y mediática de los Yunes azules contra los duartistas.

Nueve. Fidel y Miguel Ángel peleando el cariño de Pancho Colorado, El señor de los narco/caballos, preso en Texas, acusado de lavado de dinero.

Diez. Cooptación del Fidelismo a gente de Miguel Ángel para otorgarles un cargo público y prebendas del erario… para debilitar al “Turco” en materia política.

Once. Cooptación fidelista al PAN de Enrique Cambranis para mantener un fuego cruzado contra Miguel Ángel.

Doce. Fuego cruzado entre las partes en una parte de la prensa defeña, sobre todo columnas políticas de la prensa escrita y noticieros radiofónicos y televisivos, anunciando al mundo político tropelías y trastupijes.

Trece. Cabildeo político en el altiplano de las partes (Fidel, Duarte y Yunes) para ganar la simpatía de una parte del equipo Peñista.

Catorce. Una política activa y reactiva de las partes para adueñarse de la agenda pública y mediática.

 

ODIOS Y PASIONES QUE SE HEREDAN

 

Quince. Graves y severas acusaciones de las partes para definir al más corrupto y deshonesto.

Dieciséis. Un espionaje entre las partes para seguirse los pasos con el objetivo de descubrir ilícitos y llevarlos a la exposición mediática y política.

Diecisiete. Columnistas a sueldo, espías a sueldo, tuiteros a sueldo, blogueros a sueldo, periódicos a sueldo… para denostarse entre sí como parte, digamos, de un ritual de amores perros, amores apaches, amores reincidentes.

Dieciocho. Bloqueo oficial del maximato fidelista en contra de los Yunes azules en el caso de tareas públicas, como por ejemplo, la disputa por el manejo de la dirección de Tránsito en Boca del Río.

Diecinueve. Apodos entre las partes para pitorrearse como parte de un ritual burlesco.

Veinte. Grabaciones y/o montajes de grabaciones alardeando las partes que ya tienen la reina madre de las pruebas jurídicas y ahora sí, la cárcel espera a uno y/o a los otros.

Veintiuno. Madriza en la prensa local; pero más aún en la prensa defeña, conscientes las partes de que un madrazo en el llamado localismo empobrecedor sólo queda aquí, en la aldea, en la provincia, en el rancho, para echarse el chismito en el café con una canilla; pero un mega/madrazo en el altiplano puede resonar en Los Pinos y en el gabinete político del peñismo.

Veintidós. Acusaciones entre Fidel y Miguel Ángel de estar ligados a los carteles de la droga; pero sin aportar pruebas, testimonios, grabaciones, fotografías y, lo peor, sin interponer la denuncia penal en la PGR.

Veintitrés. El odio y el resentimiento de uno y otro transferido a los hijos y a las esposas, quizá a una parte de la familia, a los amigos y, bueno, hasta a las novias, pues si una pareja es compañera en el tálamo también habrá de ser compañera en la vida.

Veinticuatro: El pitorreo de Yunes por el color morenito de Fidel. El pitorreo de Yunes por sus ojos azules y los ojos negros de Fidel. El pitorreo de Fidel porque habla inglés y francés y lee italiano y portugués y Yunes nada de nada.

Veinticinco. Mofarse cada uno de sus apodos. “La nauyaca” Fidel, “El perro” y “El chucky” Miguel Ángel.

Veintiséis. Satanizarse cada uno por su riqueza millonaria, sin interponer una demanda penal por enriquecimiento ilícito a costa del poder.

 

TODA PAREJA ES UN MISTERIO

 

Tanta madriza entre las partes, sobre todo entre Fidel y Miguel Ángel tiene un solo origen: la disputa por 3 mujeres. La sobrina política de un gobernador. La Chiquitiboom. Y una yugoslava… que uno bajó al otro.

Y, bueno, en Veracruz ya estamos hasta la madre de tales pasiones desordenadas que ha terminado en una despiadada lucha sangrienta de pura lengua entre ellos.

Por eso, incluso, se tiene la percepción de que ambos son más peligrosos por su lengua que por sus hechos y acciones.

Más aún, políticos lenguaraces que nunca han dado el siguiente paso de una denuncia jurídica, el único camino que resta es partirse la madre en un duelo… para así llevar flores al panteón en cada aniversario, y si los creman, tirar rosas blancas en el Golfo de México.

Bueno…¿y si uno y otro estuvieran enamorados?

Por una sola razón: Sigmund Freud siempre decía que toda pareja es un misterio y todo quien intente descubrir un motivo chocaría con pared.

Por ejemplo, decía el viejito barbón, nadie puede explicar por qué una soltera anda con un casado, una rica con un pobre, una bonita con un feo, una mujer alta con un hombre de baja estatura, una flaca con un gordo, una mujer blanca con un hombre de color, una mujer con otra mujer, un hombre con otro hombre…

Hoy, 2 de octubre, se cumplen 20 años de los amores perros entre Fidel y Miguel.

¡Felicidades y muchos años más así!

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *