[wpc-weather id="7221"]
Search
Domingo, 20 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Expediente 2015

LUIS_VELAZQUEZNegocios cañeros

 

La venta de nueve ingenios azucareros del país, cinco de ellos en el estado de Veracruz, administrados por el Fondo de Empresas Exportadoras del sector Azucarero, se ha formalizado y saldrán a la venta, como se afirma, “al mejor postor”.

Y, bueno, aun cuando el tercer secretario de Desarrollo Agropecuario del duartismo anunció que el gobierno estatal saldría al rescate, la realidad es que el cabildeo se está dando para que sean privatizados con la misma política local de concesionar por 30 años el SAS, Sistema de Agua y Saneamiento de Veracruz; además que en la lista negra estarían las Comisiones Municipales de Agua de Xalapa, Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos, además del Instituto de Pensiones con sus hoteles y hasta la Policía Auxilicar y Bancaria, IPAX.

Así, en la recta final, listos para su venta, están las factorías azucareras El Potrero, La Providencia, San Miguelito, El Modelo y San Cristóbal, el mismito que en el siglo pasado fuera el más grande y el más productivo del mundo.

Claro, en la lista también pudieran anotarse los ingenios Nuevo San Pedro y Nuevo San Francisco, La Gloria y la Concepción, como fue la primera mirada del dentista Ramón Ferrari Pardiño.

Es más, y según las versiones, quien quita y se reproduce la misma historia de Manuel Pérez Bonilla cuando fue líder de la Unión Nacional de Cañeros por dos periodos luego de Roque Spinoso Foglia y terminó como socio, se ignora si en nombre de la organización, del grupo Seoane, dueño de los ingenios La Gloria y La Independencia, y en donde su presta nombre fue su hermano Laureano Pérez Bonilla.

Incluso, ha trascendido que ahora con Daniel Pérez Valdés, originario de Álamo, en el norte de Veracruz, líder nacional de los cañeros que este año entregará la estafeta, arraigado durante muchos años, y todavía ahora, en el ingenio San Potrero, también ha incursionado como empresario en uno que otro ingenio.

Y, por tanto, quizá, acaso, el titular de la SEDARPA le estuviera abonando el camino, y más si el candidato natural a sucederle en la dirigencia nacional es el productor cañero y ganadero Juan Carlos Molina.

Y más porque los intereses amicales de Ramón Ferrari llegan hasta Francisco García, (dueño de los ingenios San Pedro y San Francisco, ambos quebrados) y quien dueño de una casita a la orilla del río Papaloapan, a la altura de Tlacotalpan, el extitular de la CODEPA solía pasar a su lado tardes completas de planeación política, mientras afuera el grupo de “Los bembones” (Fallo Cruz, José Antonio Tobón, Hugo Parroquín, Armando Zavaris y Alejandro Contreras, entre otros) esperaban a su jefe, pues por alguna dependencia psicológica siempre los necesita cerca.

 

CADENA DE MAGNATES CAÑEROS

 

De ser tal cual, en todo caso sólo se estaría repitiendo, además, la historia de Dante Delgado Rannauro cuando fue gobernador durante cutro años, el tiempo suficiente para adquirir los ingenios San Pedro y San Francisco.

Entonces uno de sus hermanos quedó al frente en Lerdo de Tejada y durante varios años lo usufructuaron hasta que de plano decidieron venderlo.

Además, y en caso de que el productor cañero Daniel Pérez Valdés y socios incursionaran como un magnate de la industria azucarera, los vientos serían favorables para el campo jarocho, pues originario del estado de Veracruz le entraría con más pasión a la rentabilidad.

Más aún si se considera que el paso por la dirigencia nacional ha de fundamentarse en un crecimiento personal de relieve como es brincar de un simple cañero a dueño de un ingenio.

Es más, hasta podrían invitar a José Tomás Carrillo junior, delegado federal del Instituto de Migración, quien gracias a sus ahorritos en la administración pública (procurador Fiscal, diputado federal, titular de SEDARPA, subsecretario y coordinador de asesores de Javier Duarte) se compró sus ranchos cañeros, uno de 150 hectáreas, “El ancla”, y “La amapola”, de 60 hectáreas, en Cosamaloapan y Carlos A. Carrillo, y con la sabia experiencia de “La gringa” y las enseñanzas de don Juan Díaz Montalvo goza de merecida fama de un gran planeador agropecuario.

Incluso, así, el círculo en familia quedaría cerrado.

Bueno, hasta podrían invitar al notario público Gustavo Arróniz Zamudio para dar fe y constancia, él mismo gran productor cañero, uno de los más ricos de la Cuenca del Papaloapan.

Y más porque Arróniz y Ramón Ferrari son viejos conocidos y aliados desde el Chirinismo cuando organizaron un complot partidista en contra de Miguel Ángel Yunes Linares para descarrilarlo como presidente del CDE del PRI y le hicieron perder 107 municipios; la peor derrota del tricolor en su historia local.

 

CHAMBA PARA “LOS BEMBONES”

 

La privatización, pues, de los nueve ingenios del país (entre ellos cinco, y otros más, en Veracruz) camina.

De ser así, el titular de la SEDARPA tendrá suficientes espacios gerenciales que ofrecer a sus “Bembones” para que cada quien agarre camino, pues eso de que todos están a la caza de que Ferrari tenga un cargo público para “ordeñar la vaca” le ha de resultar demasiado pesado.

Ya con sus hijos tiene suficiente, y más ahora cuando a uno más lo tiene a su lado como un ministro sin cartera, esperando el tiempo para que igual forma que el senador Emilio Gamboa Patrón acomodó a uno de sus hijos como candidato a diputado federal por el estado de Yucatán, también aplique tal enseñanza déspota.

Comentarios

comentarios