21.6 C
Xalapa

Expediente 2015: La dictadora

LUIS_VELAZQUEZMuchos, muchísimos burócratas de la Secretaría de Protección Civil dan gracias a la astróloga de los Llanos de Sotavento por la renuncia de Mimí Guzmán.

Y dan gracias porque nadie les humilló y vejó y denigró tanto como ella.

Por ejemplo, los más felices son los trabajadores de la oficina conocida como SECOM, a quienes a cada rato les gritaba como una blasfema y en su cara, y además, delante de todos:

“¡Son unos pendejoooos!”.

Todo, porque se tardaban algunos minutos rastreando alguna llamada telefónica a un funcionario, incluso, al jefe máximo.

Y, bueno, si solicitaba alguna información que, digamos, urgía a ella, volvía a gritar desaforada, sin control, fuera de sí, en trance, su frase bíblica:

“¡Son unos pendejoooos!”.

Es más, le encantaba exhibir a los demás, sin escrúpulos de ninguna naturaleza, y los puteaba sin ton ni son, de igual manera cuando culpaba a los demás sin errores, pues, mesiánica, impoluta, ella se cree y siente infalible.

Y más, cuando estaba delante de otros políticos, sus iguales y sus pares, no más para resoplar en el aire el látigo de su petulancia y soberbia.

En otras ocasiones salía de girita a algún puntito del estado de Veracruz y nunca, jamás, le importaba si el personal desayunaba, comía, cenaba, estando ella con el estómago lleno y satisfecho.

Es más, mientras ella se encerraba en el comedor de algún político, un restaurante, etcétera, ordenaba que su gente la esperara en la unidad móvil, expuesta, incluso, al mal tiempo.

Y cuando salía de su cita, sin preguntar jamás, nunca, si habían probado alimento, de inmediato ordenaba el regreso a Xalapa, valiéndole.

“¡Eres un pendejooo!”, gritaba al chofer si tropezaba con un bache.

Algunos días, por ejemplo, amanecía peor. Era cuando al día siguiente viajaría al puerto jarocho para cumplir la cita con el cirujano plástico, quien le aplicaba el bótox en su cara para rejuvenecerse y sentirse como a los 25, 26 años cuando fue presidenta municipal de su pueblo, Teocelo, y era una Barbie, la Barbie del gobernador de entonces.

Así, por aquí le aplicaban el bótox para rejuvenecerse se escondía en su casa y aparecía en la dependencia hasta el día siguiente, llena de vida, resucitada, capaz de competir, digamos, con la Shariffe, Corintia, la Lupita, la Dominga.

Lo peor sobrevenía cuando el efecto del bótox se iba y, ni hablar, otra vez, los peores días de su vida y otra vez con el cirujano, pues tales prácticas suelen convertirse en una adicción incurable, como la droga y el sexo, aunque sea un rapidín.

LA PEDRO PÁRAMO DEL DUARTISMO

Otras veces también el mundo se venía encima, como si fuera el día del Juicio Final, la resurección de los muertos.

Era cuando por ahí en algún periódico le daban un toquecito y entonces, miraba fantasmas por todos lados.

Y en trance culpaba sin ton ni son al que estuviera más cerca, diciendo que él había pasado un dato, una pista, la información.

Entonces, además de gritarle “¡eres un pendejooo!”, también le llamaba traidor.

Durante los últimos cuatro años de su vida convirtió la Secretaría de Protección Civil en un museo del terror y el horror en el trato a los burócratas y a sus colaboradores.

La Pedro Páramo de la hacienda porfirista.

“GRACIAS A DIOS ‘LA PENDEJA’ YA SE FUE”

El mundo político de Veracruz sabe, por ejemplo, que su padrino es Enrique Jackson Ramírez, el senador de la República, asesor de Javier Duarte, que nunca, jamás, logró la gubernatura de su pueblo, Nayarit.

Gracias a Jackson, por ejemplo, logró la Secretaría de Protección Civil.

Pero por alguna razón en los eventos públicos uno y otro siempre se saludaban de lejitos, con la manita, con la mitad de una sonrisa, procurando mantenerse a distancia.

Eran, oh paradoja, los tiempos aquellos cuando Jackson asesoraba a la arquitecta Karime Aguilera camino a la fallida candidatura a la alcaldía de La Antigua, y cuando, además, una diputada suplente atravesaba una enfermedad.

Un día, sin embargo, fue inevitable que la Guzmán y Jackson debieran saludarse de cerca y cuando ambos reían unos fotógrafos les tomaron la gráfica y la Mimí enfureció, molesta, irritada, exclamando:

“¡Ya nos chingaron!”.

En contraparte, también se ha cuidado, y mucho (sus razones tendrá) para evitar que sus viajes al rancho San Julián, en Perote, trascendieran en el primer y en el segundo círculo del poder duartista, y por supuesto, llegaran a los medios.

Y es que desde hace ratito suele viajar a un cafecito, un desayunito, una comidita con el senador Pepe Yunes Zorrilla y, bueno, como están los hechos y las circunstancias, y más luego de la ruptura con el jefe máximo a partir de la mini gubernatura de dos años, por un lado, deseaba quedar bien con Duarte, y por el otro, mantenerse cerca del senador.

Y más porque nadie puede negar que la exsecretaria de Protección Civil ha tenido suerte en la vida pública.

  Por ejemplo, fue diputada federal cuando el titular de la curul, Miguel Ángel Yunes Linares, el propietario, fue llamado a la Secretaría General de Gobierno con Patricio Chirinos Calero.

Y fue senadora de la República cuando el titular, Fernando Gutiérrez Barrios, murió en el quirófano.

También ha tenido suerte, se afirma, con la embajadora de Peña Nieto en Brasil, Beatriz Paredes, otro ángel de su guarda.

Mala suerte tuvieron, sin embargo, los burócratas de Protección Civil durante cuatro años. Pero ahora, muchos de ellos exclaman lo siguiente:

“Gracias a Dios ‘la pendeja’ ya se fue”.

Así, y con un profundo, expresivo sentido del humor se pendejean entre ellos, pues por eso mismos somos herederos de las caritas sonrientes de la cultura indígena, el pueblo que sabe reír y cantar decía Agustín Lara, cuando acariciaba la espalda desnuda de María Félix en la suite del hotel Mocambo donde se encerraban cada fin de semana a vivir su amor tan desaforado como inexplicable.

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,644FansMe gusta
4,377SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Encuentran 18 millones de dólares en escondite de Pablo Escobar

Nicolás Escobar dijo que desde hace años se dedica a encontrar estos 'tesoros' millonarios, lamentablemente muchos...

Autoridades de Veracruz se sienten agraviadas con las recomendaciones de la CEDH

Autoridades de Veracruz se sienten agraviados cuando la Comisión Estatal de Derechos Humanos...

Ingresará frente frío a Veracruz, la próxima semana

El próximo lunes o martes estará ingresando a Veracruz el frente frío no. 4, mismo que afectaría principalmente...

Onixa salió a trabajar y ya no volvió; sus familiares la buscan desesperados

Onixa Azeneth Armenta Hernandez, de 17 años, salió de casa el pasado sábado...

Diputado besa el pecho de una mujer durante sesión del Congreso; lo suspenden

En plena sesión virtual del Congreso de Argentina, el diputado Juan Emilio Ameri sentó a una...