22.6 C
Xalapa

Expediente 2020: Dante, Yunes y Cinthya

Luis Velázquez

02 de diciembre de 2020

Algún día cuando las tribus políticas de MORENA lo adviertan, “el dinosaurio (de Tito Monterroso) seguirá ahí”. Inderrotable. Vigente. Operando.

Es, sería, será, el caso de Miguel Ángel Yunes Linares, el político panista más odiado, digamos, por el góber de la 4T, anexos y conexos.

En el palenque está la elección de los candidatos a presidentes municipales y diputados locales y federales y cuyo destape, aprox., será hacia el mes de abril del año entrante, pero desde ahora, las pasioncillas políticas en el carril.

Por ejemplo:

Una. De acuerdo con las versiones, Yunes trae el PRI azul y parte del PAN. Pero, vaya maravilla, que ya suscribió o está por suscribir pacto con Dante Delgado Rannauro, el gurú del Movimiento Ciudadano.

El trascendido ya fue publicado la semana anterior. Pero ahora se ensancha y engancha.

La versión de que el pacto Dante y Yunes llega a Cinthya Lobato Calderón, la dueña de nuevo partido político.

Y aun cuando el OPLE, Organismo Público Local Electoral, precisa que los nuevos partidos políticos irán solos a los comicios para probar y comprobar arraigo popular y social, la estrategia consiste en lo siguiente:

A: Yunes y Dante darían respiración artificial al partido de Lobato Calderón para hacer presencia electoral y, primero, amarrar el registro, y segundo, socavar la fuerza política de MORENA.

B: Cinthya Lobato lanzaría a sus candidatos a presidentes municipales, síndicos y regidores, pensando en sobrevivir, y al mismo tiempo, amarrarse como diputada local pluri.

C: La alianza, entonces, sería Yunes, Dante y Cinthya, cuya fuerza política en Xalapa, la capital, se afirma, está fuera de duda.

Más, porque en otro tiempo fue panista y también convergente.

Además, sin ninguna duda, con la aureola de su padre, el profesor, licenciado y contador, José Luis Lobato Campos, quien en paz descanse.

EN LAS SOMBRAS Y DESDE LAS SOMBRAS

A primera vista, resulta inverosímil, primero, la alianza de Yunes Linares y Dante.

Pero más, mucho más, la alianza de Yunes con Cinthya, toda vez que antes, en la yunicidad, los operadores policiacos intentaron sembrar o sembraron droga en un bar propiedad de su pareja.

Además, el pleito entre Yunes y José Luis Lobato cuando el primero, incluso, lo amenazó con matarlo, todo por defender a Patricio Chirinos Calero.

Y aun cuando luego hubo perdón de Lobato, se ignora si la amistad fue tan fresca como antes, por ejemplo, en el tiempo de Rafael Hernández Ochoa.

La política, sin embargo, da muchas vueltas, y si fue posible el pacto Dante y Yunes, más el acuerdo Yunes y Lobato Calderón.

Por eso, el dinosaurio está vivo en Veracruz.

Uno. Yunes trae parte del PAN y al PRI del presidente, Marlon Ramírez.

Dos. Operados por Yunes, Marlon y Jorge Carvallo, el jefe superior de Marlon, convencieron a Juan Manuel Diez, ex presidente municipal de Orizaba y ex diputado local y federal, de buscar la candidatura a gobernador en el año 2024 por el lado del tricolor.

Pero en realidad se trata de otra estrategia de Miguel Ángel padre para enfrentar a MORENA, jugando en varios carriles.

Primer carril: disputando la candidatura a gobernador para uno de sus hijos desde el PAN.

Segundo carril: tejiendo y destejiendo la candidatura priista a gobernador, por ahora, con Juan Manuel Diez.

Tercer carril: la alianza con el Movimiento Ciudadano y Dante para lanzar candidatos a diputados locales y alcaldes, mirando y soñando con el 2024.

Cuarto carril: jugando a las pulseadas con Joaquín Guzmán Avilés, presidente del CDE del PAN, y sus tribus partidistas, de cara a la elección de mediados del año entrante.

Más, considerando que el 2024 pasa, en teoría, por el 2021.

En las sombras y desde las sombras, el Yunes azul se mueve. Y con resultados.

Bien decía Fidel Herrera Beltrán: en política, hay tiempo de sumar y otros de sumarse, y otros, de sumirse.

Yunes anda, a primera vista, sumido, pero como el topo de Carlos Marx, escarbando posibilidades desde el subsuelo.

En su momento, y como el topo marxista, saldrá a la superficie. Pero para entonces, dueño de las canicas.

Su misión en la tierra está incumplida como es entregar la corona sexenal a uno de sus hijos.

Además, en política, dice el viejito de la esquina, hay pactos con Dios, pero también, con el diablo.

“EL CHUCKY” DE FIDEL HERRERA

El jefe de los Kennedy de Boca del Río busca opciones. Quizá sentiría que la batalla con Guzmán Avilés está o estaría perdido. Mínimo, será dura. De película y pronóstico.

Ninguna duda, por ejemplo, de que con la pulseada se quedaría con su parcela boqueña.

Pero con “El Chapito” en el mando, los vientos parecieran torrenciales. Nada que ver con los dos años en el ejercicio del poder desde la silla embrujada del palacio de Xalapa.

Entonces, buscar alternativas. Más, cuando Morena está en el mando y dueña de la pelota estatal y federal, la lucha política se recrudece.

Claro, el jefe de los Kennedy está hecho para la pelea. Es su ADN. Más, con la estrategia aprendida en tantas batallas.

Además, estemos de acuerdo o desacuerdo, nadie duda de que Miguel Ángel padre es un operador político que sabe mirar el bosque, y de ñapa, un fajador.

Por alguna razón sustentada, Fidel Herrera le puso, entre otros, el apodo de “El chucky”.

Barandal

•Autodefensas jarochas

•Debut en un café

•Son delincuentes: SSP

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,241FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA