16.4 C
Xalapa

Expediente 2020: Libertad achicada

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

27 de agosto de 2020

 

La libertad se ha perdido en Veracruz. La libertad de ser y estar. Y cuando un pueblo pierde la libertad significa que la libertad está en peligro en el resto del país.

La Constitución Política consagrando la libertad para desarrollarse y crecer y moverse sin ataduras ni miedos y temores está diluida en “la noche tibia y callada” del Golfo de México.

El fuego cruzado. El fuego enemigo y amigo. Las cabezas decapitadas tiradas en la vía pública. Los cadáveres colgando de puentes y flotando en los ríos aguas abajo. Los secuestros y desapariciones. Los feminicidos e infanticidios. La impunidad. Todo coarta, limita, estrecha, reduce y achica la libertad, el don más preciado de la vida, el atributo más importante en la vida de un ser humano.

Desde el duartazgo, la libertad quedó vetada. “La muerte de cualquier ser humano disminuye”, escribió Jon Donne, el poeta tan admirado por Ernest Hemingway.

Y desde aquel sexenio fatídico, 2004/2010, la desaparición forzada, hija de la alianza sórdida de políticos, jefes policiacos, policías y carteles y carteles, encumbró a Veracruz en América Latina. Fue cuando las fosas clandestinas de “Colinas de Santa Fe” colgadas en el tendedero público por la ONG Solecito, integrada con padres con hijos desaparecidos, sobre todo, madres.

Desde entonces, la libertad estrangulada.

Si antes las familias sacaban el sillón tlacotalpeño a la banqueta para platicarse entre sí y con los vecinos al paso, el hábito mítico, histórico y legendario fue suspendido.

Si antes se iba al café en la noche para terminar de leer el periódico frente a la taza humeante y ver pasar a la gente en la calle y a una que otra chica bonita y delgada con el pelo corto y una sonrisa bonita, la libertad fue constreñida.

Si antes se amanecía en el antro, en la disco, en el bar, con la pareja y los amigos, ahora, todo con medida, cuidándose, incluso, y hasta si es posible, unos a los otros.

La libertad fue, entonces, y sigue, como la primera víctima del tsunami de violencia, incertidumbre, zozobra, inseguridad e impunidad en la entidad federativa que deslumbrara a Alejandro de Humboldt, Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Rubén Darío.

Y el día cuando la libertad se pierde, se pierde todo. La vida, atrapada y cooptada en el infierno.

 

“EL DIFÍCIL ARTE DE VIVIR”

 

Albert Camus lo definió como “el difícil arte de vivir”, tiempo aquel de la revolución francesa, la guerra, los muertos, las pandemias.

Pero en Veracruz también hay una guerra. Pudiera clasificarse como una guerra de cine. Peliculesca, aun cuando si se lee con microscopio, lentes de aumento y lupa la estadística de la muerte, entonces, resulta insólito que la entidad jarocha ocupe el primer lugar nacional en feminicidios, secuestros y extorsiones.

Y es que el asesinato de una mujer más, un plagio más, una extorsión más, un hogar más con un hijo secuestrado, un hijo huérfano más, una esposa viuda más o un esposo viudo, una cruz más en el camposanto, todo, en su conjunto, como vidas paralelas, van limitando la libertad.

Unas veces, por el temor y el horror. Otras, por el miedo, pero más “por el miedo al miedo” ante una realidad aplastante, real, palpable, confirmable en cada nuevo amanecer.

Nunca más con la misma confianza de antes, los padres otorgan permiso a los hijos para salir a la disco y regresar en la madrugada, o en todo caso, quedar a dormir con los amigos.

Jamás se ha vuelto a tener, gozar, disfrutar y usufructuar la misma confianza de antes cuando un pariente anda en la calle, y lo peor, a deshoras.

La vida familiar, amical y social cada vez pudriéndose por el miedo a vivir. La libertad, coaccionada en su alto y peor decibel.

 

PUEBLO ADOLORIDO

 

Unos dicen que por encima de la libertad está la dignidad. Quizá. Pero sin entrar en el terreno de la disputa filosófica, social o política, la libertad es el punto de partida, el iceberg, que dignifica la vida cada día y noche.

La libertad de los principios, los valores, las creencias y la religión. La libertad para ser y estar, conscientes de que la libertad de cada quien termina donde empieza la libertad de los otros, los demás, la otredad le llamaba Octavio Paz.

Si hay libertad hay dignidad. Y desde el momento cuando una persona tiene miedo de un secuestro, una desaparición, un asesinato, una fosa clandestina si sale a la calle, incluso, estando en la propia casa, entonces, todo está perdido.

Ni libertad ni dignidad, porque los demás, arropados en el llamado Estado Delincuencial, Estado Malandresco, el Estado de los Carteles, humillan, vejan, lastiman, hieren y causan demasiado, mucho dolor y sufrimiento.

Veracruz, como un pueblo adolorido. Más, cuando se añaden los estragos de la recesión, hija de la pandemia. Cada vez más negocios, comercios, changarros, empresas, industrias y fábricas quebradas, incluso, con el telón abajo. Y por consiguiente, el despido de miles de trabajadores. El desempleo galopante. La familia, sin un ingreso constante y sonante para vivir.

Por eso, la vida se ha vuelto más dura y difícil en Veracruz, igual, igualito, que en el resto del país, digamos, como mero consuelo, aun cuando allá cada gobernador con su experiencia y estrategia para salir del atolladero.

Aquí, las ocurrencias, como aquella de agarrar el machete para cortar el monte en el jardín de la secretaría de Educación del profe Zenyazen.

Cada quien su realidad y su libertad y su dignidad y su COVID y sus ocurrencias…

 

NOTAS RELACIONADAS

El largo camino hacia la igualdad sustantiva

Juan Manuel Vázquez Barajas (Twitter: @juanmanuel_vb) En el año 1994 la Unión Interparlamentaria declaró que la democracia sólo asumiría un real significado cuando las políticas...

Malecón del Paseo: “Reportero sin precio…

• •Es un perro con rabia” •Fuerza antigánster Luis Velázquez 26 de noviembre de 2020 EMBARCADERO: En una película filmada en Estados Unidos, Fuerza antigánster (con Sean Penn, Ryan...

Expediente 2020: Sublevación femenina

Luis Velázquez 26 de noviembre de 2020 En Veracruz, la patria femenina desgarrada en el día mundial de la Violencia contra las Mujeres. Ocho marchas, mínimo,...

Redes Sociales

124,746FansMe gusta
4,480SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Barandal: La vida por una medalla

• •8 horas en el infierno •Presea Manuel Altamirano Luis Velázquez 27 de noviembre de 2020 ESCALERAS: Andy Wharol, el máximo creador del pop art, dice que los seres...

Expediente 2020: Esclavas sexuales

Luis Velázquez 27 de noviembre de 2020 Puebla ocupa el segundo lugar nacional en la trata de personas. Por lo general, para la esclavitud sexual. El...

Con el transporte público tan maltrecho por la pandemia, no hay esperanza que mínimo en tres años pueda haber renovación de autobuses…

Con el transporte público tan maltrecho por la pandemia, no hay esperanza que mínimo en tres años pueda haber renovación de autobuses...

Escenarios: Políticos y la brujería

• •“La fe mueve montañas” •Se anuncian en la prensa Luis Velázquez 27 de noviembre de 2020 UNO. Exitazo de los brujos Los brujos están teniendo mucho éxito en Veracruz....