14.3 C
Xalapa

Expediente 2020 Una vida reposada

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

28 de agosto de 2020

 

Todos deseamos y soñamos con una vida digna para los suyos y para uno mismo. Una vida reposada, tranquila, sin sobresaltos. Y de acuerdo con los teóricos del bienestar social, únicamente puede alcanzarse con par de satisfactores.

El primero, un empleo estable, seguro y pagado con justicia laboral donde cada quien llegue todos los días a trabajar con gusto, contento, dichoso y feliz.

Y el segundo, una mejor calidad de salud personal y familiar, pues una enfermedad atravesada por ahí descarrila toda posibilidad.

Y si volteamos la hoja y miramos la realidad sociológica en Veracruz, el desencanto social por todos lados.

Un solo dato: de acuerdo con la estadística oficial, 6 de los 8 millones de habitantes están en la pobreza y la miseria.

Medio millón de personas solo hacen dos comidas al día, y mal comidas, de tan jodidos que están pues el salario resulta insuficiente.

Por eso, el legítimo sueño aspiracional de una vida mejor y de una mejor calidad de vida queda en la utopía, la quimera, la ilusión, el catálogo de los buenos deseos.

Familias, donde el padre apenas, apenitas gana el salario mínimo, y si de pronto, cae enfermo un hijo, entonces, a correr con los parientes y los vecinos para un préstamo porque, además, ni seguridad social tiene con el IMSS y/o el ISSSTE.

Familias con hijos desempleados y desde hace muchos meses.

Familias con hijos enfermos, incluso, hasta de cáncer, un mal que tan caro sale en el tratamiento médico.

Se dirá que la vida es así y ni modo. Cierto. Pero en Roma se afirmaba que la primera tarea del grupo gobernante era garantizar la felicidad de la población gobernada.

Y la felicidad empieza por el par de ejes universales. El empleo y la salud.

 

ESPERANZAS EN VENTA

 

Las semanas y los meses en el obradorismo, por ejemplo, han pasado igual que en los tiempos priistas y panistas.

Vendiendo esperanzas. Ofreciendo mundos ideales. “Bajando el cielo y las estrellas” a la población. En cada mañana asegurando desde el púlpito que (por decreto) ya inició la reconversión económica. Diciendo que el índice de violencia va a la baja, y pronto, los empresarios invertirán más para crear y recrear empleos.

En tanto, los programas sociales que antes fueron la bandera roja y azul, rebautizados con un nuevo nombre, “y la misma burra”.

En vez de enseñar a pescar, los pobres reciben pescado. Pero el pescado se agota, a veces en un día.

Y se cae en un círculo vicioso. Los teóricos le llaman la asistencia clientelar. Te apoyo hoy con unos centavitos bimestrales a cambio de que estés ahí, en las urnas, cuando se necesite, para votar por mi partido y mis candidatos.

El resultado es fatídico. 6 de cada 10 mexicanos en la miseria y la pobreza. Los pobres, igual de pobres que antes. Pobre eres. Pobre vives. Pobre seguirás. Pobre morirás.

Y el legítimo derecho a una vida mejor totalmente descarrilada en la cancha económica y social.

En unos días se efectuará el segundo informe de López Obrador. Y si la pandemia fue y es su peor enemigo y adversario, la recesión, tantito peor. El número de personas desempleadas se ha multiplicado. Insólito: los meseros de Veracruz pidiendo limosna en la vía pública. Las trabajadoras domésticas, en plantón en la plaza de la Soberanía, reclamando una oportunidad laboral. Más insólito, el servicio de table-dance a domicilio.

Nada aventurado sería escribir que por ahora nadie tiene el empleo seguro ni nadie puede cantar victoria que la libró.

Y aun cuando la danza de las cifras económicas sea o fuera optimista en la creación de empleos y en la garantía (por decreto) de una recuperación económica, otra realidad apabullante está en la vida cotidiana en miles de hogares con familias precarias.

 

TODO SIGUE IGUAL O PEOR

 

Cada sexenio, la vida se reinventa. Una generación política en el poder se va y otra llega. Y cada uno ofrece y garantiza “las perlas de la virgen”.

Y transcurrido el tiempo constitucional resulta, vaya paradoja, que todo sigue igual, peor mejor dicho.

Más, como en el caso de MORENA que hacia mediados del año 2018 levantó demasiadas expectativas. Treinta millones de mexicanos votaron en las urnas por López Obrador.

Ya se fueron 2 años. Y si el ciudadano común y sencillo voltea a los lados, por todas las aristas sentirá, percibirá, olfateará el desencanto social.

Desde luego, a los Morenos, las tribus guinda y marrón en el poder, los llamados a sí mismo soldados de la patria y siervos de la nación, ángeles de la pureza, mesiánicos, iluminados, les está yendo bien. Muy bien, incluso, en muchos casos.

Pero el grueso de la población continúa soñando con un empleo digno y pagado con justicia laboral y dando la batalla por la salud pública, la salud de los suyos, los familiares, la esposa, los hijos, los hermanos.

El difícil arte de vivir le llamaba Albert Camus, Premio Nobel de Literatura.

NOTAS RELACIONADAS

El Obispo Santo: Guízar y Valencia

•14 años canonizado Luis Velázquez 23 de octubre de 2020

Malecón del Paseo: Lucha por el poder

•Lucha por el poder •El terror como estrategia

Expediente 2020: El peor de los mundos

Luis Velázquez 22 de octubre de...

Redes Sociales

124,754FansMe gusta
4,425SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Continúan en riesgo alto de contagiarse de Coronavirus más de 100 municipios en Veracruz

Xalapa, Ver.- En seguimiento al panorama del coronavirus (COVID-19), la Secretaría de Salud...

SEV fortalece al sistema educativo con la asignación de más de 2 mil plazas

Xalapa, Ver., 23 de octubre de 2020.- En cumplimiento de los Criterios Excepcionales para el Proceso de...

Muertes por COVID-19 en México llegan a 88,312; van 880,775 casos confirmados

En México van 88 mil 312 muertes por el COVID-19 hasta este viernes,...

Él es “Pistacho”, el extraño perrito de color verde que nació en Italia

El cachorro fue parte de una camada de cinco que nació en la isla mediterránea de Cerdeña....