16.6 C
Xalapa

Con globos al aire, familiares piden por el regreso de sus desaparecidos

Son 16 globos blancos que se pierden en las alturas del cielo xalapeño, una vez que han rebasado la última torre del Palacio de Gobierno, Cada globo blanco representa el nombre y apellido de un joven desaparecido en Xalapa. Las esferas infladas con helio son sostenidas durante minutos por madres, padres y hermanas de los ausentes. 

Mientras tanto, una veladora blanca encendida ilumina las fotografías de Manuel, de Yosimar, de Citlally, de Alberto, de Sandra, de Zayra, de Alán, Luis y Damián. 

Son apenas una muestra de 16 de más de 400 desaparecidos en la última década en Xalapa, un botón de los más de 4 mil, 600 carpetas de investigación abiertas por desaparición en la entidad en la última década. Una representación aleatoria si tomamos en cuenta que tan solo en el 2020 -a punto de concluir- se han presentado casi 400 desapariciones sin resolver. 

Fabiola Pensado Barrera, quien busca a su hijo Argenis Yosimar toma el micrófono asegura que hoy es tiempo de “seguir trabajando” de la mano con el gobierno y no pelearse con ellos. Pensado pide en el Palacio de Gobierno que no dejen de apoyar en las búsquedas. 

Victoría Delgadillo, quien tiene desaparecida a su hija, Yunery Citlally lamenta que el proceso de identificación de cuerpos hallados en fosas clandestinas ha sido muy lento. Explica que en el predio de La Guapota de más de 70 fosas halladas entre el 2018 y 2019 apenas han sido identificados dos cuerpos.

“Y falta aún una parte del predio por explorar”, advierte. Delgadillo también pide al gobierno no escatimar recursos financieros en la búsqueda de veracruzanos que fueron separados forzosamente de sus hogares.

“El año que viene vamos a empezar trabajos en La Guapota y en Playa Vicente”. 

Esta noche fue clausurada en los bajos del Palacio de Gobierno, la exposición fotográfica “un camino de lucha y de esperanza” de la fotógrafa de estudio, Jazz Maldonado. Además de las 16 fotografías de estudio de Maldonado, el Colectivo Familias Enlaces Xalapa montó un catálogo de 200 fotografías de búsqueda en más de diez fosas clandestinas de Veracruz: Barranca la Aurora, La Guapota, Arbolillo, Cerro Gordo, Papantla, Tihuatlán, Colinas de Santa Fe, Teocelo, Cosautlán y Tlalnehuayocan.

Hay también imágenes de búsqueda en Tijuana, Guadalajara, Oaxaca, Michoacán, así como protestas en la capital del país. Y claro, una galería especial del 15 de junio del 2020, cuando medio centenar de integrantes de Familias Enlaces Xalapa y otros colectivos veracruzanos más “cercaron” al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en el cuartel militar de “El Lencero” para gritarle: ¡A la mama de El Chapo sí; a nosotras no!, en claro reproche a que en dos años de gobierno, el Ejecutivo Federal no ha vuelto a reunirse con familiares de desaparecidos, pese a que en su campaña lo hizo múltiples veces.

¿A dónde van los desaparecidos?

Daniel Dorantes Cancela, porta un elegante traje y corbata azul, rigurosa camisa lisa blanca. Su fotografía dice que desapareció el 24 de julio del 2012, detrás de la foto hay una pequeña inscripción: “Daniel, hijo, me dijiste: espérame para cenar y ya no regresaste, atentamente, tu mami”.

Hugo Murrieta Sánchez, porta sudadera de rayas con capucha, sus ojos revelan que apenas pasa los 20 años, desapareció el 15 de abril del 2013 en Coatepec. En el reverso de la fotografía su mamá escribió: “Hijo te seguiré buscando hasta que Dios me preste vida, te quiero mucho”.

Rafael Espinosa Gutiérrez es un señor, porta camisa de vestir morada y tiene el pelo peinado con abundante gel. Desapareció el 15 de agosto del 2013, sus hijos hicieron una pequeña inscripción atrás: Papi, nuestro pasatiempo favorito, como cada fin de semana, disfrutábamos el amanecer en la playa, tu pescando, y nosotros felices cuando atrapabas, corríamos por toda la playa recolectando conchitas, te extrañamos D&E”.

Son retratos que también se encuentran en la exposición fotográfica, pero que fueron impresos el Día Internacional de la Desaparición Forzada en agosto pasado. Beatriz Torres quien busca a su hijo, Manuel Amante Torres lamenta que este año poco se pudo hacer por la maldita pandemia, espera que pronto llegue la vacuna contra el Covid-19 y “dentro de lo posible” regresemos a la normalidad.

“Hemos perdido mucho tiempo. En el 2021, esperamos ya no perder tanto. A mí y a muchas madres, nos urge seguir buscando a nuestros hijos”.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,247FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA