Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Golpe de Tecla: “Échanos una mano señor”

POR NOÉ ZAVALETA

 

Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República (PGR) vino de pisa y corre a Veracruz, descendió en el helipuerto del hotel Fiesta Americana en una aeronave azul del gobierno federal -custodiado por elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP)- se encerró en privado por espacio de dos horas con los 61 senadores de los grupos parlamentarios del PRI y del PVEM y posteriormente contestó, de forma escueta, a solo tres preguntas de la prensa nacional y local en un lujoso salón alterno de Boca del Río, con la misma se regreso a “despachar” a sus oficinas –un autentico bunker- en Paseo de la Reforma en el Distrito Federal.

Durante su breve estancia en la región dorada de la zona conurbada, Murillo Karam recibió una súplica: “Échenos una mano señor secretario con el tema del secuestro”, la firme petición emanó del inquilino sexenal del Palacio de Gobierno, Javier Duarte de Ochoa.

El mandatario priista hizo dicha petición a Murillo Karam luego de que en la zona sur del Estado, en la región montañosa centro y en el norte de la entidad la cifra de secuestros y desapariciones forzadas se ha incrementado de una forma escandalosa, donde niños, empresarios, hijos de líderes sindicales, familiares de políticos, ganaderos, comerciantes y también la gente involucrada con la delincuencia organizada son afectados por igual.

Apenas la semana pasada, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) advirtió que Veracruz es la segunda entidad federativa con el mayor número de secuestros.

Dichas estadísticas oficiales remarcan que en el “estado ideal para soñar”, de enero a julio se han contabilizado –de forma oficial y con la consabida denuncia penal- 111 secuestros, lo que representa un incremento mayor al 50 por ciento, en comparación con el primer semestre del 2013.

“Échenos la mano señor secretario”, fue la suplica de Duarte de Ochoa para una entidad que se ha visto sacudida por el flagelo del secuestro y la desaparición forzada, pues como el propio Duarte lo ha justificado, “Veracruz como el resto del país” (sic) vive momentos complicados en materia de seguridad.

Dicho más fácil y en palabras del ejecutivo estatal: “Nos toco bailar con la más fea”.

El propio Murillo Karam lo advirtió, que la propia PGR en su etapa de reorganización, capacitación y formación, para evitar ser rebasados por la delincuencia organizada, no ha sido capaz de emplearse a fondo, para dar los resultados que los veracruzanos y que el país requiere.

“Habrá, y entiéndase en el término mexicano de habrá, como calculo, como 80 cárteles del narcotráfico operando en el país, y nos enfrentamos al problema que cada que se “destruye” (sic) la cabeza de una organización delincuencial, el Estado queda expuesto a delitos más individuales, como el secuestro y de otro tipo”, justificó Karam para eximir que la Federación al combatir al narcotráfico, queda expuesta a otro tipo de delitos, con los “desempleados” de los cárteles.

La respuesta de Murillo Karam para Duarte de Ochoa no fue revelada por la fuente. Sin embargo, dentro de la encerrona de dos horas del titular de la PGR con senadores de todo el país, el reclamo y la petición de ayuda de los integrantes de la Cámara Alta para con el “señor Secretario” fue la misma: “Combate al secuestro”, “a la extorsión”, “al secuestro exprés” y al flagelo del crimen organizado.

En vísperas del segundo informe de Peña Nieto y en la urgencia federal de presentar resultados concretos, tangibles, rápidos y expeditos en materia de seguridad y procuración de justicia, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) ya desplegó elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal, primero a la zona pródiga del Estado de México, en la zona turística de Valle de Bravo.

Apenas ayer, la propia CNS movilizó “gendarmes” para Baja California, Chiapas, Guanajuato, Jalisco y Tamaulipas para “fortalecer el control territorial” y “generar” condiciones de seguridad en dichas regiones, explicó el gobierno de Peña Nieto en un comunicado. Pese a la petición expresa de Javier Duarte de “echar la mano” a Veracruz, la entidad sigue exenta.

La frase de la Semana

“Debemos hacer una acción (en materia de seguridad), invertir en un candado, en una alarma y que ahora son muy baratas. Tener hasta un perro que pueda acreditar la seguridad en la casa”, recomendaciones básicas del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita para que los 8 millones de veracruzanos nos protejamos de la ola de inseguridad.

Comentarios

E-mail: nzavaleta10@gmail.com

Twitter: @zavaleta_noe

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *