15.5 C
Xalapa

Golpe de Tecla: La “hipocresía” panista

-

Noe Zavaleta  (1 de 1)

Como si se tratara de la asistencia a un acto político o de registro electoral, los 3 alegres compadres panistas, el líder estatal del PAN, José de Jesús Mancha, el candidato a diputado plurinominal, Enrique Cambrani y el coordinador de los diputados locales panistas, Domingo Bahena arribaron a la Fiscalía General del Estado para mostrar su respaldo, y de paso el músculo político, al alcalde de Medellín, Omar Reyes Cruz.
Cambranis con una sonrisa fingida tatuada en el rostro, posando para las fotos, con una dentadura blanca, escondida entre una tupida barba, Bahena mostrando un rosto de sobriedad y de pocos gestos. Eso sí, declarando, cual estadista mediático y de los hechos de violencia e inseguridad, que “ejercer el periodismo en Veracruz” es un oficio de alto riesgo.
En el colofón de declaraciones absurdas, pomposas y políticas, entró el neo líder de la militancia panista en la entidad, José de Jesús Mancha para arreciar que el gobierno de Javier Duarte está “politizando” el secuestro de Sánchez Cerezo, ello, dijo, para «lavarse la cara» del clima de inseguridad en esa región.
La cereza a este acompañamiento ridículo, la dio el abogado defensor del alcalde de Medellín, Sergio Vaca Archer, hijo del ex diputado federal panista, quien para quitarle presión a su cliente, Omar Cruz, el litigante en todo momento se quejó que tanto él, como su cliente, “tenían hambre” y “estaban cansados”, razón por la que esperaban que la diligencia relativa a la declaración del alcalde terminará pronto para que se pudieran retirar.
El edil de Medellín llegó, como suelen llegar, los políticos descarados y faltos de escrúpulos, con una frase similar al “yo solo sé que no sé nada. El alcalde panista arribó señalando que no iba a declarar como “presentado” o “presunto indiciado”, presumió su calidad de “invitado”.
Más allá y en el décimo día de la desaparición del reportero de “La Unión”, Moisés Sánchez, Omar Cruz presumió una amistad con el comunicador de Medellín: «Es una amistad que tenemos ahí con Moisés, estoy preocupado por la situación y soy el más interesado en que se esclarezca toda esta situación que se viene llevando a cabo», dijo.
Fueron escasos diez minutos con 5 declaraciones vomitivas por parte de la clase política de Acción Nacional, aquella que tanto crítica al gobierno de Javier Duarte, pero que a ratos, cada vez más frecuente, se parece tanto a ellos; en su arrogancia, en su cinismo, en su desfachatez, en sus declaraciones sin lógica y acusando falta de materia gris, la doble moral panista y la hipocresía en toda la extensión de la palabra.
Se cumplen hoy, 11 días de la desaparición de Moisés Sánchez, reportero de “La Unión” levantado el pasado 2 de enero, por un comando armado, compuesto de 3 vehículos, quienes con lujo de violencia lo sustrajeron de su domicilio.
Y mientras tanto en la clase gobernante del Estado, en el Ayuntamiento panista de Medellín y en otras corrientes opositoras de Veracruz, pareciera haber un maridaje y un contubernio, para que la desaparición de Sánchez Cerezo quede, como en otros casos, en el cajón de la ignominia.
Contracronica 1
Hablando de vejaciones e impunidad en el gremio periodístico, este fin de semana se dio a conocer que la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas de Veracruz (Ceapp) retiró el apoyo económico que mensualmente recibía la familia del reportero del Diario de Acayucan, Gabriel Manuel Fonseca Hernández, desaparecido desde el 17 de diciembre del 2011 y a quien el gobierno de Javier Duarte de Ochoa le habría prometido apoyo, por la situación precaria en la que viven sus padres.
Juan Fonseca Aguirre y Candelaria Hernández Ramos, los humildes padres del reportero desaparecido y el encargado de llevar el sustento familiar a su casa, recurrieron a los medios locales para quejarse que desde noviembre pasado, la CEAPP les retiró el apoyo. “Desde el mes de noviembre no les han mandado el dinero, le tienen que mandar 3 mil pesos, pero únicamente le llegan 2 mil 800 pesos a la cuenta de Coppel, pues el gobierno se cobra la comisión del envió del monto global, ese dinero es apoyo para medicamentos que toma la señora Candelaria Hernández, por un tratamiento psiquiátrico”, exponen reporteros del sur de Veracruz.
Contracrónica 2
Bajo un fuerte dispositivo de seguridad por parte de la Subprocuraduria de Investigación Especializada de Delincuencia Organizada (SEIDO) y elementos del Ejército Mexicano y Policía Estatal fuertemente armados, el alcalde de Acultzingo, el perredista, Salomón Cid Villa “regresó”, tras ausencia de 3 meses al Palacio Municipal ubicado en las cumbres serranas de Veracruz, ello después de que en septiembre pasado, fuerzas federales descubrieran un narco rancho, operado por “Los Zetas”, en donde medio centenar de jóvenes eran adiestrados para ser futuras estacas de la organización.
Comentarios
Mail: nzavaleta10@gmail.com