17.3 C
Xalapa

Golpe de Tecla: “Obsesiones mutuas”

POR NOÉ ZAVALETA

 

El PRI y el PAN son iguales, mitómanos por excelencia y recurrentes a utilizar a la prensa como su trinchera para agredirse una y otra vez, hoy con el aderezado de que las redes sociales, también son su trinchera de guerra. El gobernador priista, Javier Duarte y el ex candidato a gobernador panista, Miguel Ángel Yunes Linares viven obsesionados uno del otro. Sus compinches y aliados en el Congreso Local son solo unas repetidoras de sus advertencias, amagues y afrentas.

El pasado domingo 20 de julio del 2014, en el salón Ghal, teniendo como marco el auto de formal prisión a la columnista y funcionaria municipal, María Josefina Gamboa, Yunes Linares anunció que en “próximos días” demandaría a Javier Duarte ante la PGR (Procuraduría General de la República) por enriquecimiento ilícito y desvió de recursos.

“En próximos días, prometo darles más detalles y respaldar documentos. No quisiera yo adelantarme”, expresó Yunes hace ya un mes y hasta el momento la denuncia no ha sido interpuesta.

Pasaron los días y el pasado 11 de agosto en el Congreso Local, 28 de 50 legisladores, todos ellos afines a Duarte y al PRI convocaron a una rueda de prensa con carácter de urgente para anunciar que interpondrían una denuncia ante la PGR, ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Secretaría de Fiscalización del Congreso local en contra del propio Yunes Linares por el presunto delito de desvío de recursos en los ayuntamientos de Tantoyuca y Boca del Río.

La querella incluía –para que la revancha política y personal no se viera tan obvia- al actual legislador local, Joaquín Guzmán Avilés, y al alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, ambos militantes de Acción Nacional.

En conferencia de prensa, los diputados aludían a unos audios en los que Yunes Linares y Joaquín Guzmán pactaban la entrega de “7 y medio en documentos” y, en un segundo audio, el mismo Yunes Linares habla con Miguel Martínez Peñaloza, secretario adjunto del CEN del PAN, sobre la entrega de una maleta por vía área.

De dicha denuncia, Yunes Linares se defendería aludiendo que el Congreso local es una “oficina más” controlada por Javier Duarte y que se ha prestado a tropelías y a caprichos personales del mandatario en turno: “Son una bola de corruptos”, dijo.

“Ellos quieren tapar el desastre, en materia social, en materia de inseguridad. Duarte puede presentar las denuncias que quiera, cuando quiera, no hay cosa más falsa que estemos hablando de billete”.

Un día después, el subsecretario de Gobierno, Marlon Ramírez respingaría que haya injerencia del gobierno del Estado en la querella interpuesta por legisladores de varias fracciones parlamentarías: “No hay línea, no hay línea”, refutaría una y otra vez Ramírez.

Pasaron los días, martes, miércoles, jueves y viernes y la consabida y apremiante denuncia no se presentaba. Tuvo que venir la presión mediática y el riesgo de quedar exhibidos como “tibios” y “mentirosos”, por lo que los legisladores priistas tuvieron que viajar de forma urgente -ayer martes  y 9 días después- a la PGR para interponer con más labia que argumentos –como lo hizo el propio Yunes Linares el pasado 20 de julio- dicha querella.

Minutos después de que le firmaron de “recibido” la denuncia al vocero de los diputados priistas, Tonatituh Pola, cuando el diputado panista por Tantoyuca, Joaquín Guzmán anunció que demandará por los delitos de “difamación” –el cual no está tipificado como delito en Veracruz, pues así envió un decreto el ex gobernador, Fidel Herrera al Congreso Local- y por posible “daño moral” –delito no tipificado como grave- a las bancadas del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza, así como al único diputado de Alternativa Veracruzana, Francisco Garrido.

“Están fuera de la realidad, ellos buscan siempre las comunicaciones privadas para hacerlas políticas”, reviró.

Legisladores priistas y panistas con diarreas verbales de ida y vuelta, de amagues y querellas que no llevan a ningún lado, todo, por quedar bien con sus patrones: Duarte y Yunes y sus consabidos desahogos políticos y personales. Como decían por ahí, cuando una jauría de perros empieza a ladrar en todo el vecindario, solo el primer perro que ladro, sabe porqué lo hizo.

 

La frase de la semana 

“Insisto y quiero subrayar que cuando los Juegos Centroamericanos concluyan no quedará ni un solo Elefante Blanco”, Javier Duarte de Ochoa ante la proximidad de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014 y con el antecedente del dinero despilfarrado en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2012.

Comentarios: E-Mail: nzavaleta10@gmail.com

Twitter: @zavaleta_noe

NOTAS RELACIONADAS

Escenarios:

•Corredor de la vergüenza •Caja jarocha de Pandora •Showman en Veracruz

Diario de un reportero:

•Males educativos •Desdén de Zenyazen •Pésima calidad Luis...

Malecón del Paseo:

•La lista de Schindler •Salvados mil...

Redes Sociales

124,635FansMe gusta
4,382SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Siguen sumando casos positivos de Covid-19 en Veracruz; ya son 32 mil, 803.

En seguimiento al panorama del coronavirus (COVID-19), la Secretaría de Salud (SS) informa que, al corte de...

Así se vería Tom Cruise como Iron Man en multiverso de Marvel

Con Doctor Strange in The Multiverse of Madness, Marvel pretende abrir las puertas a las realidades alternativas...

Suman 726 mil 431 contagios y 76 mil 243 muertos por la pandemia en México

La Secretaría de Salud reportó este sábado que el número de personas cuyos contagios con coronavirus fueron...

“Parece que soy el malo de la película” con Suárez, dice Koeman

Barcelona. El capitán del Barcelona Leo Messi está siendo "un ejemplo", pese a la salida de su amigo...