Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Gran éxito del espectáculo “Gloria” en el Festival de Títeres

IVEC

 

 Con lleno total se estrenó Gloria, tuve un sueño, puesta en escena de títeres de la compañía La Ensalada, bajo la dirección de Silvia Ouviert, en el marco de las actividades del Segundo Festival de Títeres Sergio Peregrina Corona, organizado por el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

En el Foro Miguel Herrera de la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana, la danza y los títeres integraron este montaje, que de manera poética escenificaron el tema social del transgénero.

A decir de una de las integrantes de la compañía, Luz Zepeda Murillo, lo que se aborda es la transformación, “pues la persona transgénero siempre sabe lo que es, siempre sabe que no está en el cuerpo que quisiera, por lo que Gloria, nuestra obra y Gloria, nuestra  inspiración, no es una reconciliación, sino una transformación: una realización”.

La idea original de Gloria, tuve un sueño, es de la directora Silvia Ouviert, quien también ha dirigido otras agrupaciones como Dragón Rojo, en montajes como Tribulaciones de un Gigoló. Con la misma compañía, actuó en Secuestro, bajo la dirección de Beatriz Ferrer. Así, el debut de la obra en el Segundo Festival de Títeres, contó con experiencia e innovación, al contar con la expresión dancística de la bailarina Luz Zepeda Murillo.

Zepeda Murillo, es licenciada en Danza Contemporánea por la Universidad Veracruzana, tomó clases en The School for the Performing Arts y en la Escuela de Bomba (danza tradicional de Puerto Rico) de Antonio Cepeda. En esta ocasión, comentó, quiso ser un títere en el escenario, a disposición de su compañera y directora de la obra.

Sucede de esta manera un hecho inusitado: uno de los títeres protagonistas es entrevistado. Pese a ser su primera vez en el mundo de los títeres y pocas incursiones teatrales, su actuación con cuadros dancísticos insertados  y expresiones corporales afines, es a partir de una propuesta que hizo a Silvia Ouviert: “yo quiero ser tu títere”.

“Aunque sólo hay una escena donde yo soy su títere, me gustó porque aprendí cosas nuevas, un poco de animación al títere. Aprendí a trabajar con alguien con una experiencia completamente diferente, de visión, de formación, eso me enriquece” , relató Luz Zepeda.

Realizada en seis bloques, los episodios de la obra son intercalados con fragmentos como No de Roomful of Teeth, Sonata para Piano No. 16 en C Mayor de Mozart, Coros de Grillos de Jim Wilson y un cierre que acentuó aún más el efecto de un títere yaciente acompañado de gatos con un fondo negro, Dúo de gatos de Rossini.

Sobre este elemento visual, Zepeda Murillo dijo: “los gatos, son como un refugio y aparecen como símbolo de cariño y calor a su amo, que en este caso es una persona transgénero. Gloria, quien antes no era Gloria, tiene un sueño recurrente con gatos, con los que tiene una muy buena relación: son su parte afectiva dentro de la casa”.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *