16.8 C
Xalapa

‘Imaginarios’, programas contra el hambre: AC

-

El aumento de pobreza en el estado, principalmente en las zonas serranas, muestra que los programas hechos para los pobres no abastecen sus necesidades *En Amatlán los niños sólo se alimentan porque no tiene qué comer

 

POR FADIA MORENO/EXCLUSIVA

 

Día con día en la zona centro, pobladores batallan contra el hambre, la falta de servicios de salud y obras públicas.

Medios locales citan que comedores comunitarios se abarrotan de niños porque en su casa no tienen qué comer, ante esto Benito Allende, presidente de la casa hogar Niños Sin Hambre A.C., dijo que en Amatlán hay menores que se quedan sin comer hasta dos días seguidos y sólo consumen agua porque los padres no tienen para comprar alimento.

A pesar de los diversos programas federales que intervienen para resolver el problema del hambre, el entrevistado consideró que “son imaginarios”, pues hasta el momento no ha sido apoyado en su labor altruista ni por el gobierno municipal, ni por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que “no llega a quien debe llegarle”.

En ese sentido Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, diputado panista perteneciente a la Comisión de Asuntos Indígenas, refirió que los gobernantes “no sólo tienen el cargo para hacer actas”, sino que deben escuchar las necesidades y resolverlas, es su responsabilidad como funcionarios.

Subrayó que ante el reciente conflicto de la sierra en el que se tomaron carreteras para la solución de las obras abandonadas, los diputados comisionados tendrían una reunión con personal de la Secretaría de Infraestructura y Obras Publicas y de la Secretaría de Gobierno, para resolver el conflicto, aunque, advirtió que a ellos como legisladores no les corresponde gestionar las obras, “solamente pedirles que atiendan las necesidades de los ciudadanos”.