15.4 C
Xalapa

Imparten conferencia sobre anime y manga en la IAP

UNIVERSIDAD VERACRUZANA

El Instituto de Artes Plásticas (IAP) de la Universidad Veracruzana (UV) recibió a los artistas japoneses Hayashi Seiichi y Motoi Masaki, quienes impartieron una conferencia sobre anime y manga como parte del programa de actividades de “La misión Hasekura, de Sendai a Veracruz”.

El martes 19 de agosto en la Galería “Fernando Vilchis” del IAP tuvo lugar la charla de los artistas, que contó con la traducción simultánea del también artista Ryuchi Yahagi, quien forma parte del instituto.

La plática estuvo acompañada de imágenes, animaciones y cortos que sirvieron para ilustrar la narración de Hayashi, quien planteó que el manga surgió durante la posguerra pero tuvo un desarrollo espectacular a partir de la década de 1960.

El artista recordó que al tener 11 años visitó una exposición sobre México y sus artistas en el Museo Nacional de Tokio; las imágenes, en particular el dibujo Campo de maíz, de Gerardo Meza, tuvieron una fuerte influencia, tanto que en su primer manga, realizado cuando tenía 25 años, el primer cuadro es una imagen muy parecida a la pieza del artista mexicano.

La cultura del manga está dirigida a los adolescentes más que a los niños, precisó, y es a mediados de los años sesenta cuando los ilustradores jóvenes comienzan a trabajar en él, logrando así un auge inusitado a finales de la década.

Algunos artistas retoman influencias del impresionismo francés y otros artistas como Sanpei Shirato narran historias con un amplio contenido social y basadas en hechos históricos. Es el propio Shirato uno de los fundadores de la revista para jóvenes Garo que se vuelve muy popular y donde posteriormente trabajó el propio Hayashi.

Antes lo hizo en el estudio Toei Animation con Hadao Miyazaki, conocido como el creador de los estudios Ghibli y de las películas El viaje de Chihiro y Mi vecino Totoro.

“Shirato dejó una gran huella en el manga”, señaló el ponente, “yo trabajaba en la compañía Toei Animation y todos los que trabajábamos ahí comprábamos la revista (Garo), después me fui a trabajar con ellos”.

Respecto a sus influencias occidentales, comentó que admiraba a varios artistas, “siento que Jackson Pollock es algo parecido a las historietas japonesas porque a veces se trabaja en los cuadros antes que en la historia, se dibujan varios que después se irán acomodando”.

En esos primeros años varios ilustradores experimentaban con la animación, creando sus propias historias y sus propias técnicas, algunas innovadoras y originales.

Desde 1973 la compañía Kasho Sanzen lo eligió para ilustrar una serie de caramelos que se volvieron muy populares y durante los años ochenta el artista comenzó a trabajar con computadoras, tanto en la ilustración como en la animación, hecho por el cual presentó los comerciales que ha realizado durante cuatro décadas para dicha compañía.

Finalmente, Hayashi respondió algunas preguntas de los asistentes como su opinión acerca de las adaptaciones del manga a anime, es decir, de historieta a animación.

Explicó que las buenas obras, de todo tipo, ya sean novelas u obras de teatro, buscarán ser adaptadas al cine y es el mismo caso con los manga, si son buenos serán adaptados al cine pero cada expresión es rica en cualidades.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,247FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA