14.3 C
Xalapa

IMSS La Margarita reporta a sospechosa de covid-19 estable, pero ya había muerto

Impotencia, dolor y tristeza, ese fue el sentir de Nayeli Hernández Millán cuando a las 13:30 horas de este sábado le avisaron que su abuela había fallecido 5 horas antes al interior del Hospital General de Zona número 20 ‘La Margarita’ del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sospechosa de covid-19.

Durante un recorrido de MILENIO Puebla afuera de esta clínica, ella acusó que a las 10 de la mañana una de sus tías había preguntado por el estado de salud de su abuela y la reportaron estable, sin embargo, para entonces ya había fallecido.

“Todavía hoy (sábado) a las 10 de la mañana nos dijeron que estaba bien, que estaba en camilla y ahorita nos marcan y nos dicen que ella falleció a las 6 de la mañana y apenas nos avisaron”.

Esta casa editorial fue testigo de cuando Nayeli, sus padres y tíos recibieron la lamentable noticia por parte de personal del IMSS, lo que dejó estupefactos al resto de personas que aguardan por noticias de sus pacientes, ya que el rictus de dolor y las lágrimas no paraban entre los integrantes de esa familia. Nayeli relató que su abuela tenía 62 años y tenía síntomas de coronavirus.

Fue internada el pasado martes 12 de enero porque su oxigenación disminuyó a 40 sobre 100, cuando lo habitual es que oscile de 96 a 98.

“Tenía 62 años y todavía no nos decían si tenía covid-19, hasta el martes nos iban a decir […] Tenía síntomas y la estuvimos llevando a clínicas y nos dijeron que teníamos que traerla aquí porque no la podían recibir en ningún lado porque según era positiva”.

Además, su estado de salud se complicó porque padecía de diabetes e hipertensión, pero hasta el último día que lograron estar un momento con ella, su estado de salud había mejorado.

“Trajimos a mi abuela desde el día martes pero nos dijeron que ya había subido su oxigenación, ella llegó con 40, pero subió a 76, ayer (viernes) nos dijeron que ya estaba bien de diabetes, ya estaba bien de presión, todavía hoy (sábado) en la mañana mi tía entró (a pedir informes) y le dijeron que ya estaba bien, pero que estaba aparte porque había muchos difuntos”.

Nayeli aseguró que el IMSS no negó la atención médica hacia su abuela, pero el día que tuvo oportunidad de ingresar a la clínica para verla notó que está repleto de pacientes.

“Nunca nos pusieron trabas, pero yo he entrado allá y sí está muy lleno”.

Tomado de Milenio

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,725FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA