17.1 C
Xalapa

INAH restaura retablos del Santuario de Ocotlán

-

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza una restauración integral de diversos retablos del Santuario de Nuestra Señora de Ocotlán, uno de los principales templos católicos del estado de Tlaxcala y que es visitado cada año por miles de feligreses.

Las obras de restauración son coordinadas con autoridades del gobierno de Tlaxcala y buscan preservar la riqueza arquitectónica e histórica del templo, indicó en un comunicado la Coordinación General de Información y Relaciones Públicas del estado (CGIRPE) .

Las acciones incluyen “trabajos integrales de rehabilitación en el conjunto retablístico del templo, con la finalidad de recuperar su majestuosidad y preservar la riqueza arquitectónica e histórica que posee”, subrayó.

Explicó que “las acciones que se realizan en los retablos de la “Virgen de Ocotlán” y de “La Pasión de Cristo” contemplan la reintegración de los dorados, policromías y encarnaciones, además del ajuste de elementos y la estabilización de estructuras, cuyos trabajos registran avance de 40 por ciento.

Por ello se destinan recursos federales “por el orden de los 5 millones 100 mil pesos, para lograr una restauración integral del santuario” y se prevé que una primera etapa de los trabajos estén listos en diciembre de este año.

Al respecto, Emilio Velázquez Gallegos, delegado del INAH, informó que esta restauración forma parte de los esfuerzos para rescatar el esplendor de espacios cuya riqueza arquitectónica es invaluable, a través del impulso de una política cultural integral.

Jazziel Lumbreras Delgado, restauradora del Centro INAH-Tlaxcala y responsable de la obra, subrayó que los principales daños que presentan los retablos son ocasionados por el ataque de insectos, desajuste de elementos, desfase de paneles de madera y algunas imágenes que corren el riesgo de desprenderse.

Otro factor que contribuye al deterioro de los retablos, es que a lo largo de 300 años el templo ha albergado diversas festividades religiosas lo que provoca un desgaste del brillo dorado, suciedad en los elementos y oxidación en el nicho de la imagen de la Virgen de Ocotlán, acotó.