18.1 C
Xalapa

Infiltró a una prostituta en una banda criminal de Mozambique para investigar el asesinato de su hija

En el 2016 Elly Warren fue asesinada y presuntamente violada mientras participaba en un programa de buceo y voluntariado en Mozambique. Cuatro años han pasado desde el trágico suceso y aún no hay claridad de lo que pasó, por lo que su padre decidió emprender este año una investigación por su cuenta para dar con el responsable, que parece ser un mafioso local.

Una de las principales motivaciones del australiano Paul Warren para iniciar su investigación privada es la sospecha de que las autoridades de Mozambique fueron sobornadas por el presunto asesino, por lo que habrían desechado el caso de su hija para garantizarle impunidad.

Entre agosto y septiembre de este año Warren decidió que había esperado lo suficiente y empezó a moverse por su cuenta, un esfuerzo que según The Australian le ha costado unos 50 mil dólares y ha implicado recompensas por información, viajes a Tofo (Mozambique) donde murió Elly, y el trabajo conjunto con una prostituta que infiltró la banda criminal de la ciudad que supuestamente estaría implicada en la muerte de la joven de 20 años.

El año pasada obtuvo una pista clave: una “madre sudafricana muy preocupada” le sopló la historia de un hombre de la ciudad que drogaba las bebidas de los turistas para robarles sus pertenencias.

Con esta información Warren empezó a trabajar de la mano de un investigador privado alemán que le ofreció gratuitamente sus servicios. Juntos elaboraron el plan de infiltración y convencieron a una trabajadora sexual para que se convirtiera en su informante.

“Sentí que no tenía otra opción que dirigir esta operación… Así que organizamos que una prostituta se mudara a Tofo y se hiciera amiga del líder de la pandilla con el objetivo de averiguar con el tiempo lo que pudiéramos sobre él y cómo opera”, explicó Warren al medio australiano.

Por cuatro semanas la prostituta estuvo recopilando información, hasta que sintió que el riesgo contra su vida era muy alto.

En se tiempo pudo identificar plenamente al jefe de la banda criminal y obtuvo una serie de grabaciones de él en donde se le puede escuchar haciendo alarde de sus hazañas ilegales e incluso amenazando de muerte a una joven.

Elly fue asesinada en 2016 pero su caso todavía está abierto y los responsables no se han encontrado. Foto: Facebook.

De acuerdo con Warren este hombre es muy conocido y temido en Tofo, pues además de ser un peligroso criminal, tiene sobornados a la mayoría de los policías para garantizar su impunidad. Él dirige una red de prostitución, trafica con cocaína y es conocido por drogar turistas para robarlos.

De acuerdo con el padre de Elly, su hija podría haber sido víctima de este oscuro personaje, quien pudo haberla matado por accidente después de que ella se resistiera a un robo.

Toda la información recopilada por Warren está en poder de los funcionarios consulares de la Embajada de Australia en Pretoria (Sudáfrica), junto con una petición de 71 páginas al Tribunal Forense de Victoria que solicita a las autoridades australianas apersonarse de la investigación por el homicidio de su hija.

En septiembre pasado la Policía Federal Australiana (AFP) le pidió a este padre que desistiera de su investigación privada, pues podría poner en peligro los esfuerzos en curso de las autoridades del país.

De acuerdo con la Policía, hay comunicación con la embajada australiana en Sudáfrica y con las autoridades de Mozambique, que tienen jurisdicción sobre la investigación en curso, para avanzar sobre el caso, pero aún no hay resultados.

TOMADA DE INFOBAE

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,238FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA