Search
Sabado, 19 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Investigador y padres de los 43 desmienten a Murillo Karam

cocula4

Expertos pusieron en entredicho una vez más la hipótesis de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la presunta cremación de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, en un basurero de Cocula. Aseguran que es imposible que una muela y un hueso del joven Alexander Mora Venancio hayan sobrevivido a la incineración.

“Es imposible, la probabilidad es una entre mil millones que una muela y un huesito sobrevivieran a las altas temperaturas de la cremación y el resto de los huesos no. Si el Procurador [Jesús Murillo Karam] insiste en su hipótesis, le hago un modelo matemático y le demuestro que no es posible. Todo eso fue fabricado”, aseguró Jorge Antonio Montemayor Aldrete, investigador titular del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Montemayor Aldrete es el científico que lideró la investigación que los llevó a él y a otros especialistas a concluir –en diciembre pasado– que la hipótesis de la PGR de que los normalistas fueron cremados en el basurero de Cocula era falsa.

Ayer la PGR Informó que en días pasados recibió el informe de resultados de los estudios científicos aplicados a 16 restos hallados en el basurero de Cocula, Guerrero, por parte del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck, en Austria, en el que se concluye que no se encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético bajo esta técnica.

El Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck indicó a la PGR que hay “oportunidades y riesgos” de aplicar la MPS en los restos hallados en el basurero de Cocula.

El físico de la UNAM explicó que la muela y el hueso de dos centímetros del joven normalista tuvieron que ser sembrados, debido a que si fue incinerado en el basurero, en una gran fogata alimentada con llantas –como dice la tesis de la PGR–, tuvieron que sobrevivir al fuego más huesos, no sólo uno y de una sola persona.

En caso de que los cadáveres hubieran sido cremados en hornos crematorios modernos, no existe posibilidad de que sobreviviera a la cremación una muela y un hueso.

“Por algo el Ejército nazi utilizó crematorios de forma masiva, para desaparecer la evidencia. Los restos que presentó el Procurador son cremados a alta temperatura y tienen bastante uniforme la coloración”, expuso.

“Yo veo dos posibilidades: a Alexander le quitaron una muela y un dedo, lo chamuscaron por fuera y luego sembraron eso en la bolsa de cenizas que pueden ser de los muchachos o dos; las bolsas esas son otros huesos incinerados y pusieron los huesitos de Alexander ahí y el muchacho está vivo en algún lugar”, expresó.

Jorge Antonio Montemayor planteó que la incineración de los restos que presentó la PGR no la realizó un narcotraficante, o un campesino.

 

Tomado de SinEmbargo

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *