24.3 C
Xalapa

Judicialización electoral, un mal necesario para hacer respetar la voluntad democrática del ciudadano

Once años después, Tania Celina Vásquez Muñoz regresa al Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), ahí donde fue Directora de Capacitación y Difusión, pero ahora lo hace envestida como Magistrada Electoral. En plática con Crónica de Xalapa nos cuenta que es necesario “echar mano” de la tecnología para hacer “juicios en línea” y capacitar a militantes de partidos políticos sobre las rutas de los medios de impugnación. Vásquez admite que en la polarización de este ejercicio electoral 2021 habrá una judicialización de las elecciones a diputados locales y los 212 alcaldes. 

Organizar una elección en tiempos de pandemia y otorgar justicia electoral para hacer que se respete la voluntad del electorado veracruzano será un reto que tendrán que afrontar y subsanar el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) y el Organismo Público Local Electoral (OPLE) considera la magistrada electoral, Tania Celina Vásquez Muñoz. 

Con 14 partidos políticos que habrá en la boleta electoral y dos alianzas multipartidistas y muy polarizadas en julio próximo, Vásquez Muñoz considera que harán falta “expertos en materia electoral” sobre todo de quienes militan en partidos políticos nuevos y que, aunque quieran hacer valer “quejas” y “violaciones a la ley electoral” desconocen los medios de impugnación existentes tanto en el OPLE, como en el TEV.

“Es necesaria (la capacitación), para la sociedad en general, también para quienes militan en partidos políticos. Los militantes deben de conocer sus medios de impugnación: ¿cuáles son?, ¿cuándo proceden?, los tiempos jurisdiccionales para presentarlos en tiempo y forma. Tenemos la oportunidad de reencauzarlos, a militantes de partidos, pero también a la sociedad en general. Ahora con la pandemia, hay que proponer y apostarle a impartir cursos en línea, sí, desde el Tribunal”.

La democracia es cara, ha sido un sentir tanto ciudadano, de la oposición -sea quien sea gobierno- y de la opinión pública, tan solo el OPLE y partidos políticos tendrán este 2021 mil, 21 millones de pesos, más una posible -no aprobada- ampliación presupuestal de 471 millones; más 93 millones y medio de presupuesto para el Tribunal Electoral. Cuestionada por la ostentosa democracia veracruzana, Tania Vásquez considera que en los diversos procesos que tiene la democracia desde hacer campaña, presentar propuestas, debatir, sufragar un voto, contra la boleta, validar la elección, presentar una queja o un recurso de impugnación, los organismos garantes de validar la voluntad ciudadanía -OPLE y TEV- tienen que eficientizar sus procesos de trabajo. 

“Hay que apostarle al juicio en línea, la gente no gasta en la elaboración de un recurso. Gasta en venir a presentarlo, probablemente desde el punto más lejano del norte del estado, después venir a contestar, y luego sí hay una actuación, regresar al Tribunal. Cuando es un partido político, el costo lo absorbe el partido, pero cuando es un ciudadano la cosa cambia. Se trata, no solo de abaratar los costos, sino de eficientizar. La sala superior (TEPJF) ya lo tiene, creo que de esta pandemia, sí ha dejado algo positivo, es que hemos aprendido a realizar trámites en línea. Hay que empezar a trabajar en una plataforma digital que atienda a quienes buscan la justicia electoral en Veracruz”, expone.

Desde los 8 años quería ser magistrada…

El 9 de diciembre del 2020, Tania Vásquez fue notificada que el Senado de la República la designaba magistrada electoral de Veracruz por los siguientes siete años. Vázquez tuvo que renunciar al día siguiente de su cargo como consejera electoral del OPLE y de ahí hacer la mudanza del edificio de Juárez al de la calle Zempoala en Xalapa al otro día.

Doctora en derecho público por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana (IIJ-UV), Tania Vásquez asegura que desde los ocho años tenía claro que “su sueño” era ser magistrada. Hija del magistrado, Eugenio Vázquez, hermana de una diplomática en las Naciones Unidas y hermana del exdirector del Colegio Veracruz (COLVER). La entrevistada asegura que la “meritocracia” con la que llegó al cargo siempre apuntó hacia una magistratura. 

“Estoy muy contenta de haber regresado a casa. Me formé en el Poder Judicial de la Federación y en el Estado, estuve en los juzgados de primera instancia, tanto civiles, como penales e constitucionales. Fui Secretaría de Estudio y Cuenta, este bagaje por estas instituciones y últimamente el OPLE, donde presente examen, ensayos y una severa selección, me hacen llegar aquí muy fortalecida en conocimientos”.

Vásquez presume que en su carrera judicial y de leyes, el día en que fue aceptada en la Facultad de Derecho de la UV, ese mismo día se presentó a un juzgado para ser aceptada como meritoria. Al paso de los años, trabajaría de cerca con el exmagistrado electoral, Gregorio Valerio Gómez. Curiosidades de la burocracia jurisdiccional electoral, hoy Vásquez ocupa la oficina de uno de sus exjefes. 

La magistrada electoral señala que el saber cómo se organiza una elección, como se integra un consejo distrital y municipal, las razones para dar nulidad a una casilla, visto desde dentro del OPLE, le permite tener un “panorama” mucho más amplio para analizar con mayor precisión la “frialdad” que muchas veces poseen los expedientes y recursos de impugnación del Tribunal Electoral. 

La judicialización electoral 

Como Directora de Capacitación y Difusión Electoral, del TEV, Tania Vázquez le tocó ser testigo de la nulidad de las elecciones municipales de Coxquihui y José Azueta en el 2010 y la judicialización de dichas elecciones extraordinarias en junio del 2011. Ya en el OPLE le tocó ver otras nulidades como Emiliano Zapata y Camarón de Tejeda, entre otras.

“Aquí estamos los tres magistrados para atender todas las inconformidades. De partidos políticos y ciudadanos en general, nuestra misión es agotar en la medida de lo posible, que se respete la voluntad del electorado; aunque muchas veces eso implique la judicialización de los procesos electorales, un mal sí tú quieres, necesario para hacer respetar la voluntad del electorado”.

¿Y que sucede cuando los magistrados electorales no están de acuerdo en la ponencia de uno?

.-Considero que los criterios discordantes enriquecen. Y nutren los puntos de vista de un resolutivo. Al final del día, si el quejoso o recurrente no está de acuerdo con el fallo final que emita el TEV, tiene instancias superiores a las cuales recurrir. 

Vásquez Muñoz señala que viene un semestre duro en la carga laboral, pues anticipa un “alud de asuntos” del OPLE, entre ellos, una cascada de quejas por violencia política en razón de género.

“Aquí en el TEV tendrán una aliada; me tocó verlo en el OPLE, allá eran medidas cautelares, aquí son medidas de protección, en este tribunal tienen, tenemos juzgadoras y juzgadores con perspectiva de género”.

En cuanto a la pandemia, Vásquez Muñoz y los 90 empleados del Tribunal Electoral de plano se echan la bendición y se encomendarán a los protocolos sanitarios del gel antibacterial y la toma de temperatura, pues la carga electoral que se avecina, impedirá trabajar desde casa cómo en otras dependencias. 

“Van a llegar asuntos todos los días, en sábado y domingo. De una vez te lo digo, va a ser imposible respetar la sana distancia”.

Artículo anteriorPortada Impresa
Artículo siguienteEscenarios: Derrota anunciada

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,794FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA