16.3 C
Xalapa

La crónica de hoy

ALEJANDRO HERNÁNDEZJuanote, versión botarga

Los protagonistas de la función pública menor, es decir, los funcionarios de medio pelo, discurren sus actuaciones casi siempre en una discreta pasividad. No hacen mucho ni poco, si acaso lo necesario nomás para quedar bien con sus jefes, y lo estrictamente obligatorio para mantener aceitada la maquinaria burocrática, una orden por aquí, un despido por allá, una junta acullá y, en ocasiones extraordinarias, exponen a la ciudadanía alguna iniciativa que, si su jefe no se la adjudica como propia, saldrá a la luz pública proyectándolo al estrellato de la labor burocrática, o al fracaso las más de las veces. Una de estas ideas es la que acaba de tener un funcionario, de estos que aquí he descrito, que labora en el ayuntamiento de Xalapa.

Resulta que al subdirector de Fomento Turístico, Williams Velasco Martínez, se le ocurrió que hacer una botarga del emblemático personaje xalapeño Juanote, es la mejor manera de impulsar turísticamente a Xalapa.

Sin demeritar en lo absoluto, eso lo quiero dejar muy claro, las virtudes del señor Juan Herrera Vázquez, que tal fue el nombre completo de Juanote, creo que la idea del funcionario municipal es bastante corta de miras, pues si bien es cierto que el famoso cargador de número, conocido así por el número económico, sí, como el de los taxis, que el Ayuntamiento le había asignado para llevar a cabo su trabajo, es un referente de nuestra ciudad, por su sensibilidad hacia la música clásica, no es volviéndolo un personaje caricaturesco como habrá de ayudar a atraer más turismo a Xalapa.

Porque aunque la figura de Juanote, un hombre poco preparado académicamente, pero con una gran sensibilidad hacía la música culta, resulta atractiva como un referente cultural, no lo es más que el Museo de Antropología, o la Sinfónica, o las galerías de arte, o la labor intelectual de escritores y poetas aquí radicados, o el trabajo de los artistas plásticos que son siempre noticia en los círculos del arte, nacionales e internacionales; digo, si es que se quiere promover a Xalapa como un nicho de cultura el abanico es, con mucho, más amplio. Y más habría de hacer por la promoción de la ciudad como destino turístico —y perdón por la ordinariez al comparar una cosa con otra de manera tan burda, pero, por desgracia, tan evidente— un eficaz plan de vialidad, por poner un ejemplo de lo que a esta administración municipal le ha faltado hacer.

Porque no imagino a una familia promedio, del centro del país o de los estados vecinos, planeando sus vacaciones y comentando entre ellos: “deberíamos de ir a Xalapa a ver la botarga de Juanote, no le hace que estemos dos o tres horas atorados en tráfico”. Por más que lo intento no me lo puedo imaginar.

En fin, mientras Xalapa sigue sin un reordenamiento vial que sirva para agilizar las actividades, no sólo turísticas, sino también las económicas, las académicas, las sociales, etcétera, y con graves problemas como la basura y el crecimiento urbano desordenado, nuestros funcionarios malgastan el erario en botargas y ocurrencias con tal de salir del anonimato, triste y gris, de la burocracia.

Alejandro Hernández y Hernández

Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,248FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA