16.8 C
Xalapa

La crónica de hoy: ¿Cuándo el automóvil se volvió el tirano?

 

¿Dónde fue que nos perdimos?, ¿cuándo pasó que nos convertimos en esclavos del automóvil y dejamos que éste rigiera nuestras vidas y diseñara y rediseñara nuestras ciudades?, ¿en qué momento los peatones, el humano que camina, pasó a ser el estorbo?

Estas preguntas reflexivas vienen a cuento por las recientes declaraciones del director de Tránsito del Estado, Israel Ponce León, quien dijo esta joya de la elocuencia: “la mayoría de los accidentes viales son por imprudencia de los peatones… al menos el  90 por ciento se deben a que los ciudadanos no utilizan los cruceros o puentes peatonales.”

Bien, en el entendimiento generalizado de que el automóvil es el rey, esto que dijo Ponce León, podría parecer una verdad innegable, pero usando un poquito de sentido común no tanto. Trataré de explicar mi punto a continuación.

En algún momento de nuestra historia, cosa que nos hará pasar ante generaciones futuras como unos pelmazos, dejamos que el automóvil se apoderara de nuestras calles y de nuestros proyectos de ciudades; así entonces, se han creado vialidades más rápidas, más grandes, mejor adaptadas para que los autos corran raudos, se les han construido segundos pisos, distribuidores viales carísimos y se ha fomentado su uso en detrimento del peatón, del humano que camina. Esta supremacía permeó al subconsciente de las personas anulando su capacidad de discernir que las cosas deberían de ser al revés, es decir, que las ciudades deberían de ser diseñadas específicamente para las personas y no para las cosas.

Por eso hemos llegado a la creencia, tonta, de que es la persona que camina la que debe realizar el esfuerzo extra de andar hasta una esquina para cruzar las calles, aunque su destino esté mero enfrente de ella, y no que la persona que maneja deba pisar, con apenas un mínimo esfuerzo asistido por un mecanismo hidráulico, el pedal del freno. Por eso hemos obligado al caminante, tenga o no tenga plenitud de sus facultades físicas, a subir y bajar las escaleras de un puente y no al conductor de un vehículo a circular con lentitud para permitir que el primero pase. Paradójicamente somos dos clases de humanos en un solo cuerpo: el humano que camina, obligado a ceder sus derechos naturales, y el humano que maneja, depositario de un privilegio estúpido que le da preferencia sobre el uso de los espacios públicos de las ciudades.

Así entonces, la sociedad y sus arreglos políticos obligan a sus peatones a caminar más de lo necesario, a exponerse al riesgo de ser atropellados y a ver afectada su integridad física cada vez que necesiten trasladarse, y en caso de no hacerlo así, además, se les puede declarar culpables por ser asesinados por un automovilista que sí puede manejar libremente su vehículo. La ley de la selva en pleno, la supremacía del más fuerte sobre el más débil.

Urge redefinir el uso de los espacios públicos y el concepto de movilidad urbana porque, a mi real entender, si las calles son de todos no deberían de tener privilegios los que andan arriba de un auto sobre los que caminan por ellas. ¿Está en chino? Sí, la verdad, pero hay que trabajar en ello.

Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com

NOTAS RELACIONADAS

Escenarios:

•Corredor de la vergüenza •Caja jarocha de Pandora •Showman en Veracruz

Diario de un reportero:

•Males educativos •Desdén de Zenyazen •Pésima calidad Luis...

Malecón del Paseo:

•La lista de Schindler •Salvados mil...

Redes Sociales

124,635FansMe gusta
4,382SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Siguen sumando casos positivos de Covid-19 en Veracruz; ya son 32 mil, 803.

En seguimiento al panorama del coronavirus (COVID-19), la Secretaría de Salud (SS) informa que, al corte de...

Así se vería Tom Cruise como Iron Man en multiverso de Marvel

Con Doctor Strange in The Multiverse of Madness, Marvel pretende abrir las puertas a las realidades alternativas...

Suman 726 mil 431 contagios y 76 mil 243 muertos por la pandemia en México

La Secretaría de Salud reportó este sábado que el número de personas cuyos contagios con coronavirus fueron...

“Parece que soy el malo de la película” con Suárez, dice Koeman

Barcelona. El capitán del Barcelona Leo Messi está siendo "un ejemplo", pese a la salida de su amigo...

Renombran las calles del Centro Histórico de CDMX con nombres de los 43 desaparecidos

Bajo el nombre de cada normalista aparece la leyenda “Nos siguen faltando”, “43 motivos para seguir”.