15.7 C
Xalapa

La Década Perdida en Veracruz

LUIS VELÁZQUEZ

•En 2 meses se cumplirá la peor década en la historia política, social, económica, educativa, de salud y de seguridad en la tierra jarocha ** Diez años tirados en la calamidad ** Se repite la historia de Gran Bretaña, América Latina y Japón, donde el poder público se caracterizó por el atraso y el saqueo

La primera Década Perdida del mundo en el siglo XX (los gobiernos más desastrosos) ocurrió en Gran Bretaña, de 1945 a 1955. Entonces, ejercieron el poder Winston Churchill y Clement Attlee, con el rey Jorge VI.
La segunda Década Perdida fue en América Latina de los años 1980 a 90. Carlos Salinas en México. Carlos Menen en Argentina. Carlos Andrés Pérez, en Venezuela. Alan García y Alberto Fujimori, en Perú. José Suazo Colorado, en Honduras.
La tercera Década Perdida arrasó con Japón. 1990 a 2000. El gran fracaso de Toshiki Kaifu, Hiichi Miyazawa, Morihiro Hosukawa, Ryutaron Hashimoto, Keizo Obuci y Yoshiro Mori.
Y la cuarta Década Perdida, a punto de cumplirse, ha cimbrado a Veracruz.
Del año 2004 a 2014. De Fidel Herrera a Javier Duarte, la peor década en la historia política, social, económica, educativa, de salud y de seguridad de la tierra jarocha.
Diez años perdidos, tirados en la calamidad, resume el politólogo Carlos Ronzón Verónica.
De Veracruz, pues, para el mundo.
Y más ahora cuando se habla que Veracruz será el Houston de México y la Arabia Saudita de América Latina. Y también una potencia económica mundial y una potencia turística mundial.
Pero ya es desde ahora, la líder del turismo de aventura en América Latina. Y el líder de los puertos del continente americano y el estado geográfico donde se produce la mejor vainilla del mundo, sí, señores, del planeta tierra.
El profe, egresado de una maestría en Ciencia Política de la Complutense, de España, además, como alumno presencial, resume las características de la llamada Década Perdida con sabor jarocho:
Una. En los últimos 10 años, el gobierno de Veracruz se endrogó con 38 mil millones de pesos, cuando, digamos, Patricio Chirinos Calero dejó la deuda pública en cero y Miguel Alemán Velazco la inició con 3,500 millones de pesos. Además, una deuda impagable que ha frenado el crecimiento social y económico. Por ejemplo, la última obra pública trascendente en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, el paso a desnivel en la avenida Ruiz Cortines, fue con Dante Delgado. Y desde entonces, nada. La imagen urbanística sigue igual, aun cuando han florecido algunos negocios, algunos, incluso, ligados a políticos fidelistas.

NINGUNA OBRA EMBLEMÁTICA EN VERACRUZ
Dos. De Fidel Herrera a la fecha, ninguna obra de infraestructura emblemática. Es más, los puentes de los que tanto alardeó… se cayeron con el huracán Karl.
Además, obra inconclusa. Ene número de veces anunciada en el papel periódico. La autopista de la rivera jarocha de Boca del Río a Antón Lizardo. El elefante blanco del Túnel Submarino de Coatzacoalcos. El libramiento de Paso del Toro. La autopista de Xalapa a Córdoba. La autopista de Tuxpan a Tampico Alto.
Tres. Cero crecimiento económico y social. Mejor dicho, de igual manera como en América Latina (para no irse tan lejos a Japón y Gran Bretaña), en la última década en Veracruz solo creció el número de pobres. 9 de los 11 municipios de la sierra de Zongolica, por ejemplo, incluidos en la lista de la Sedesol federal, como los más pobres entre los pobres, el término sociológico utilizado para definir a la población en la miseria.
Cuatro. Por vez primera Veracruz se convirtió en un estado productor de migrantes a la frontera norte y Estados Unidos.
Cinco. Veracruz ha sido ubicado por la secretaría de Educación Pública como el segundo, el tercer lugar en analfabetismo. 650 mil personas de 15 años en adelante.
Seis. Hace diez años, nadie en Veracruz hablaba de secuestros, ni siquiera, vaya, un poquito más atrasito, con La Sonora Matancera de Agustín Acosta Lagunes, pues aun cuando existían solo era entre los pistoleros. Ahora, según las cifras amañadas de la procuraduría de Justicia estamos en el séptimo lugar, pero el zar antisecuestros ha dicho que en segundo. De cualquier manera, ahí estamos.
Siete. Hace una década, nadie hablaba de cárteles y cartelitos. Ahora, son los dueños de calles y poblados de Veracruz.
Ocho. Hay obra transexenal empatanada, igual que en América Latina con su Década Perdida.
Nueve. Un déficit fiscal que se acentúa. Pronto se cumplirán, en el mes de noviembre, 2014, de estar repitiendo el mismo estribillo. La secretaría de Finanzas y Planeación está sin fondos, sin dinero. Nunca hay nada para nada. Y por tanto, van pagando a proveedores en abonitos, por ejemplo.

DIEZ AÑOS DE SAQUEO, INEFICACIA E INEFICIENCIA
Diez. En los últimos diez años, la tarea de gobernar y el ejercicio del poder ha estado ligada a saqueos. Por ejemplo, Finamed. Por ejemplo, los Juegos Centroamericanos. Por ejemplo, los mil millones de pesos entregados a constructoras y desviados. Por ejemplo, los mil millones de pesos de daño patrimonial cometidos por cien alcaldes y ninguno preso. Por ejemplo, el derroche y el dispendio para ganar campañas electorales.
Once. En la Década Perdida de América Latina, México entró al imperio del horror y del terror con el narcotráfico. Pero además, desde adentro del poder político. Caso “El negro” Durazo con José López Portillo.
Así, en los últimos diez años, los cárteles se adueñaron de Veracruz. Existían, claro, desde Miguel Alemán y Patricio Chirinos. Pero a partir del fidelato salieron a la calle, dejaron de operar en lo oscurito, tuvieron manga ancha. Y en unos casos, llegó al escándalo. Caso Pancho Colorado, El señor de los narco/caballos, preso en Estados Unidos. Veracruz, pues, en la descomposición social de la inseguridad. Colombia con Pablo Escobar Gaviria que hasta de diputado federal anduvo.
Y, bueno, tan se apropiaron los señores de la droga del llamado estado ideal para soñar que en el fidelismo por poco y los hijos del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, se convierten en víctimas de la carnicería y el ajuste de cuentas.
Doce. Diez años en la tierra jarocha de ineficacia e ineficiencia dice Ronzón. Pero también, de saqueo político. Los niños infieles como testimonio inapelable. En una década, enriquecidos al cobijo del poder.
Pero, además, todos ellos han brincado de un cargo público a otro, como si fueran dueños del gobierno de Veracruz.
Y lo peor, con toda la impunidad del ORFIS (Órgano de Fiscalización Superior) y la Comisión de Vigilancia del Congreso y del Congreso en pleno.
Peor tantito, con acusaciones entre ellos mismos de corrupción, como el ladrón gritando que detengan al ladrón.
El 30 de noviembre, 2014, cuando hayan terminado los Juegos Centroamericanos y la Cumbre Iberoamericana, se conmemorará la cuarta Década Perdida del mundo.
De Veracruz, pues, para el mundo.

EL PAÍS DE UN SOLO HOMBRE
Trece. De 1924 a 1934, el país tuvo otra década política. Fue inaugurada con la presidencia de Plutarco Elías Calles, quien impusiera a Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas del Río.
Fiel a tal época histórica, Fidel Herrera también ha soñado en la Década Perdida con su Maximato.
Para su desgracia, ninguno de sus alumnos, salvo Javier Duarte, pudo crecer para la sucesión.
Ahora, inventó achicar la gubernatura de seis años a dos años con una iniciativa de ley cabildeada por sus huestes en la bancada panista y perredista de la LXIII Legislatura, que por ahora está en reposo, dando tiempo al tiempo para la elección de diputados federales, y relanzarla luego de los comicios… a ver, claro, si el peñismo la aprueba.
Así, y como sucediera con la Década Perdida en Gran Bretaña, América Latina y Japón, en Veracruz también se cuece un Maximato, como si fuera el país de un solo hombre, la república de Fidel Herrera, el paraíso terrenal de sus discípulos a quienes ha mangoneado a modo, como si fuera el dueño, el amo, el amo absoluto de las neuronas y los corazones y los hígados de todos ellos.
Compre el lector un pastelito para regalar a la generación perdida conocida como Los niños infieles que tal la bautizó Fidel Herrera cuando descubrió que soñando con su Maximato se estaba quedando solo…

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,623FansMe gusta
4,386SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Nueva Xalapa ya no está tan nueva, sufre abandono

Desde hace casi dos trienios una banqueta de la calle Manantiales de Techacapan y Circuito Radial 1 está...

Escenarios:

•Vivir en paz •Objetivo en la...

Expediente: 2020 Biógrafa del infortunio

Luis Velázquez29 de septiembre de 2020 La académica, investigadora, escritora y ensayista, Celia del...

Malecón del Paseo:

•Una reportera presa •Blindar fuente informativa •“Nada más que la verdad”

En el medievo, “la vida al aire libre era sinónimo de salud”: historiadora

Un ambiente al aire libre, donde las personas estén rodeadas de buena música y aromas agradables, son...