Search
Sabado, 19 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Limp Bizkit y Kiss brindan legendario cierre al Hell & Heaven

Ambas agrupaciones emocionaron al público en sus respectivos escenarios dentro de la primera jornada del festival de metal

 

“Ready to Go” y “Hot Dog”, fueron algunas de las primeras melodías que despertó el espíritu más rapero-metalero del Corona Hell & Heaven 2014 cuando apareció en escena Limp Bizkit.

“Rollin” hizo que muchos pusieran un brazo adelante moviéndolo de manera circular, simulando manejar un auto tal cual lo hacía Fred Durst.

Homenajeando a los maestros  del grunge, “Come As You Are” de Nirvana, sonó en la bocinas de un Heaven  Stage en el que la gente no dejaba de llegar.

“Take a Look Around” fungió como broche de oro para la presentación de Fred Durst y compañía.

En punto de las 23:05 horas Gene Simmons proclamó a los cerca de 50 mil asistentes: “You wanted the best you’ve got the best, the hottest band in the world” e inmediatamente después, la legendaria banda Kiss inició la que muy probablemente fue su última presentación en nuestro país.

“Psycho Circus” y “War Machine” fueron algunas de las primeras canciones clásicas de estas leyendas vivas del rock.  “Viva rocanrol, viva Kiss, viva México”, dijo Paul Stanley en su limitado, pero lleno de cariño, español. “It’s an honor and a privilege be tonight here” declaró un notablemente emocionado y entregado Paul.

Por supuesto que el Hell Stage no fue suficiente para albergar a los miles de fanáticos que llevaban más de diez horas esperándolos, y el escenario contiguo, el Heaven Stage, también estaba lleno de rockeros bebés, chicos, medianos y grandes.

La extensa y llena de grandiosos solos de guitarra y batería “Lick it up”, estuvo acompañada de pirotecnia casi traída desde el mismísimo infierno.

Fuegos artificiales que estallaron en un cielo completamente libre de nubes se hicieron presentes en el “Hell (& Heaven le agregó Stanley) of Hallelujah” de su más reciente álbum de estudio “Monster”.

“Detroit Rock City” puso a los habitantes del DF, otra ciudad del rock como la rebautizó Simmons, a cantar con pasión y un tanto de locura.

“Black Diamond” puso a corear a los miles presentes quienes no se movían ni un centímetro pese a que los primeros minutos del domingo 26 ya se hacían presentes y que Kiss salió del escenario.

Al parecer todos sabían que el “encore” seguiría. “Shuld It Out Loud” dio paso a uno de los momentos más memorables del festival, “I Was Made For Loving You” no necesitó más que  de unos cuantos acordes para que el público la reconociera y tarareara en perfecta armonía.

Por último, “Rock and Roll All Nite” no dejó a nadie impasible, coros y estrofas fueron entonados con euforia, tanta que al final Paul Stanley pidió permiso para azotar su guitarra.

“Can I come back and see you again? We love you people!”, dijo Paul a una espléndida audiencia que sólo después de los majestuosos fuegos artificiales, que duraron cerca de un minuto, se retiró de un cielo e infierno musical de más de 12 horas de duración.

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *