17 C
Xalapa

Malecón del Paseo: El Papa del diablo

•“La Capilla Sixtina”

•Antro de Cardenales

Luis Velázquez

20 de enero de 2021

EMBARCADERO: Alejandro Sexto (Rodrigo Borgia) es el Sumo Pontífice de la iglesia católica… El reinado depredador más controvertido de la historia, tiempo cuando, y por ejemplo, el Papa ordenaba el asesinato de los enemigos, incluso, de los Cardenales en contra… Entonces, las pasiones descarriladas de los Ministros de Dios “al rojo vivo”… El Papa, por ejemplo, con montón de amantes que desfilaban en la alcoba imperial y faraónica… Solteras y casadas, incluso, haciendo tríos en la cama para su santa felicidad…

ROMPEOLAS: Pero en el otro lado de la cancha, los Cardenales también eran competentes para la enagua… Por ejemplo, el prostíbulo más famoso de Roma era conocido con el nombre de “La Capilla Sixtina” por tanto cardenal como clientes asiduos… Además, insaciables por el sexo con trabajadoras sexuales… Incluso, les pagaban con cargo al erario oficial, por ejemplo, del dinerito que tenían asignado para obra pública en sus comunidades… Vaya, hasta el erario destinado para los niños pobres terminaba en el congal…

ASTILLEROS: De pronto, una conspiración para derrocar a Alejandro Sexto toma parte… Varios Cardenales lo quieren cambiar… Y empieza la lucha dura, ruda y feroz… En el lado del Papa, uno de sus hijos, impuesto como Cardenal, se encarga de la guerra sucia para asesinarlos… La hija, la famosa Lucrecia Borgia, quien de paso tiene relaciones sexuales con su hermano mayor, se alía con la amante en turno de su padre y hasta con la esposa relegada y refundida por ahí y las tres mujeres van de improviso una mañana a “La Capilla Sixtina”, es decir, al congal para hablar con la dueña…

ESCOLLERAS: Platican… Intercambian saluditos y lisonjas… Entonces, la hija, Lucrecia, muy bragada para defender a la familia Borgia, ofrece a la Madame remodelar la casa de citas para dejarla presentable, decorosa, higiénica, limpia y atractiva para el turismo… La Madame pregunta a cambio de qué… Y Lucrecia lo dice con claridad meridiana… Quiere la lista de los Cardenales que visitan el antro, la hora, la fecha, el día, el tiempo y el nombre de todas y cada una de las trabajadoras sexuales con quienes tienen relaciones… “Es de consumo interno”, le dice… Y le ofrece que en ningún momento habrá represalias ni contra ella, la Madame, ni contra las chicas…

PLAZOLETA: La Madame acepta… Y cuando Lucrecia, la amante de su padre, el Sumo Pontífice, y la esposa relegada tienen la lista negra, encaran a todos y cada uno de los Cardenales y les leen la cartilla moral y purificadora… Y el efecto es tan devastador que el trío de mujeres desbarata la conspiración en contra del Papa… Alejandro Sexto resucita… Multiplica poder… Se vuelve más autoritario que nunca… “A veces, confiesa a los suyos, Dios me habla”… Y Dios le dicta órdenes para ejercer el poder y gobernar… Incluso, recurriendo a la tortura y los crímenes…

PALMERAS: Un Cardenal se venga… Solitario, teje y desteje y vuelve a tejer su estrategia… Contrata y habilita a un chico como chef para solicitar trabajo en el Vaticano luego de que matan al chef oficial… Y en la primera oportunidad, lo envenena con el vino que Su Santidad acostumbraba en cada desayuno, comida y cena… Y en cada sesión sexual en las noches con sus amantes, tríos que formaba porque cada vez era insaciable… Así terminó aquel tiempo oscuro y sombrío de la iglesia y que tuviera esplendor y resplandor con el padrecito Marcial Maciel, el pedófilo de seminaristas tolerado y perdonado por Juan Pablo II y Benedicto XVI…

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,733FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA