13.2 C
Xalapa

Malecón del Paseo: Narco/policías

•Constante universal

•La 4T, derrotada

Luis Velázquez

11 de diciembre de 2020

EMBARCADERO: En las películas sobre narcos, barones de la droga, carteles y cartelitos, hay, siempre, narco/policías… Desde los políticos jefes de secretarías de Seguridad Pública y jefes policiacos hasta policías rasos… Sean películas mexicanas o Estados Unidos o del otro extremo del mundo… Decenas, claro, de razones, pero la constante es la insólita, altísima corrupción… Alianza sórdida y siniestra con los malandros, donde, incluso, están unidos para la desaparición forzada… Alianzas que datan desde hace un siglo, dos siglos, tres siglos… Digamos, una constante de vida que ni siquiera, vaya, el código de ética del obradorismo será capaz de la purificación moral…

ROMPEOLAS: En unos filmes y series, combatidas, incluso, desde la Casa Blanca de Estados Unidos con policías incorruptibles para ajustar cuentos con los colegas pillos y ladrones y aniquilar a las bandas delictivas… Los policías, en la nómina de los carteles y cartelitos… Cada uno, recibiendo un pago mensual, puntual, solo por callar, hacerse tonto, dar pitazos, detener a los adversarios y enemigos y a personas incómodas, incluso, desaparecer activistas y reporteros indeseables…

ASTILLEROS: Latinobarómetro, la encuestadora de América Latina, ha publicado que los policías están en el sótano de la confianza ciudadana, en el mismo lugar, vaya paradoja, que los políticos y los reporteros… El grueso de la población los define como pillos y ladrones… Unos más, porque hasta cínicos se vuelven “dándose golpes de pecho”… Los jefes narcos, cooptando a los políticos y jefes policiacos en turno… Incluso, y como queda constancia en muchos filmes, hasta militares… También, claro, candidatos presidenciales financiados por el narco…

ESCOLLERAS: El escritor y reportero, Ricardo Ravelo Galo, diez libros publicados sobre el sórdido y siniestro mundo de la droga, asegura que cada gobernador, cada presidente de la república, a veces cada alcalde, tiene su cartel preferido y consentido… Dos años después, la secretaría de Seguridad Pública, SSP, con gobierno de MORENA, descubrió, ajá, que en Álamo y Paso del Macho tenían policías municipales al servicio de los malandros… Los detuvieron, consignaron en Xalapa, y de pronto, el silencio, como si se tratara de una simple golondrina tratando de anunciar el verano… Pura soflama… Reality-show… “Curarse en salud”…

PLAZOLETA: Ta’canijo que los policías quienes al servicio de la población han de estar, terminen operando para los capos… Y lo peor entre lo peor, que los jefes policiacos también y como todos están enlodados, se hacen tontos… Todavía más peor cuando, como en el trascendido existe la versión que en el cuartel de San José, de Xalapa, dependiente de la SSP, las personas detenidas suelen, de pronto, morir… que por un infarto… Más peor: en los Ayuntamientos de Álamo y Paso del Macho tenían narcopolicías, y en casi tres años, ninguno de los presidentes municipales se enteró ni tuvo conocimiento, ajá… Y la SSP detuvo a todos ellos, sin revisar la punta del iceberg…

PALMERAS: Antes, en el siglo pasado, por ejemplo, el ciudadano de a pie miraba venir en la banqueta a un policía y se preguntaba si sería un vulgar ladronzuelo y raterillo… Ahora, la pregunta es si será narco/policía… Desde luego, hay policías honestos, de igual manera, y en alusión a Latinobarómetro, políticos y trabajadores de la información… Pero en el grueso de la población domina la imagen de policías al servicio de los malandros… Y por añadidura, el terror y el horror se han multiplicado… Por lo pronto, inmortalizados en las películas…

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,252FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA