17.1 C
Xalapa

Niña de 10 años necesita medio millón de pesos para seguir viviendo

-

 

[image_slider]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6985.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6985.jpg»] FOTO: CAROL SUÁREZ. [/image_items]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6977.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6977.jpg»] FOTO: CAROL SUÁREZ. [/image_items]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6991.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_6991.jpg»] FOTO: CAROL SUÁREZ. [/image_items]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_69801.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/IMG_69801.jpg»] FOTO: CAROL SUÁREZ. [/image_items]
[/image_slider]

Gladis Rocío Martínez García, niña humilde de la colonia Campo de Tiro necesita una operación de 500 mil pesos, su familia pide apoyo a la sociedad en general

¿Qué quieres ser cuando seas grande? Y Gladis responde sin pensarlo mucho: «quiero ser como mi mamá y ayudarla», pero el pronóstico no es muy bueno. «Se irá cuando Dios diga» han dicho los doctores, a menos claro que pueda costearse la operación de 500 mil pesos que se necesita para que su pequeño corazón de 10 años funcione correctamente.

Gladis Rocío Martínez García vive en una de las colonias más pobres de Xalapa, la Campo de Tiro. Y aunque la zona no es muy segura recibe a las visitas con buena cara, su casa limpia y la mano estirada para saludar en cuánto entran.

En realidad aún tiene 9 años, el primero de abril cumplirá 10 y no habría mejor regalo que poder jugar con sus hermanos menores o acompañar a su madre en el trabajo sin sentir esa horrible sofocación en el pecho que la hace tener hematomas en la panza por la falta de circulación en su sangre.

Vida de angustia por amor

Cuando Gladis tenía siete meses de nacida tuvo un episodio de molestias en el pecho y mucho vómito, sus padres la llevaron con un médico y fue ahí donde comenzó la prueba más difícil para ellos.

«Nos dijeron que estaba enferma del corazón, a ella le faltan dos válvulas y la tienen que operar porque no está segura su vida», cuenta Catalina García su madre.

El panorama siempre ha sido el mismo, carencias, dificultades, pobreza y un camino muy lejano hacia la posibilidad de costear gastos médicos como los que su hija necesita. Son 7 hijos en total, ella la más apegada a su madre.

Cuando tenía un año con dos meses, tuvo su primer paro cardiaco. A pesar de ser tan pequeña lo superó después de que sus padres la trasladaron del hospital de Xalapa al de Veracruz.

Les dijeron que tenía que ser operada pero jamás realizaron la intervención «suspendieron dos veces la operación, primero que porque no había cama, que no había doctores y luego que no tenían un aparato que necesitaban. Se supone que ella sólo tiene dos válvulas de las 4 que tenemos, así le entendí al doctor».

El tiempo paso y las complicaciones cardiacas fueron moderadas con medicamento y una dieta especial. Gladis no puede comer cualquier cosa y toma alrededor de 4 diferentes pastillas al día, pero cualquier cosa es mejor que sufrir.

«Me dan dolores bien feos. Luego voy a mandados con mi mamá y me canso, me va doliendo todo y me pongo morada. Con mis hermanos jugamos despacio» cuenta Gladis atenta a todo, dando las fechas de sus visitas al médico, con su sonrisa tímida y los ojos caídos, preocupados.

Ayuda que se va con el cambio de sexenio

Cuando tenía 5 años entró al programa «de corazón a corazón» donde recibía apoyo para los medicamentos pero en cuanto la presidenta del DIF estatal en aquel entonces, Rosa Burunda de Herrera dejó el cargo por cambio de sexenio, los afiliados perdieron el beneficio.

Al quedarse sin la afiliación al programa tuvo que comenzar a costear los medicamentos, alrededor de 2 mil pesos mensuales. Después consiguió el apoyo de la ex alcaldesa de la ciudad, Elízabeth Morales García hasta que se fue de ese puesto.

Afortunadamente esos gastos ya los cubre el Seguro Popular en que se dio de alta. Pero el riesgo sigue latente, «el doctor me dice que si la niña no se opera le van a fallar los pulmones y ella va a sufrir más».

Actualmente los padres de Gladis trabajan como comerciantes vendiendo globos en los tianguis los fines de semana y ropa usada en el bazar.

Con dinero se puede vivir

Catalina no sabe como seguir explicando la travesía que ha tenido, a las palabras les gana el llanto y el rostro de la impotencia se asoma en sus tres hijos más pequeños que observan desde la entrada de la cocina.

El próximo 9 de febrero le realizarán un estudio para determinar la orden de la operación que necesita y que debe realizarse en el Hospital General de Veracruz.

Pero ni siquiera vendiendo la pequeña casa que tienen o en un año de venta de globos y ropa se podría alcanzar la cantidad de dinero que le piden. Para ellas la respuesta podría estar en otras madres, en otros padres, ciudadanos y dependencias públicas que la apoyen con donaciones para poder arreglar su corazón.

El contacto de la familia para poder apoyarla es al número de celular 2281021839 o a través de esta redacción.

 

¡AVISO!

Este jueves 29, familiares de la niña Gladis, abrieron la cuenta bancaria para recibir el apoyo que la ciudadanía ha ofrecido para la operación con un costo aproximado de 500 mil pesos, la cual la ayudará a que su corazón funcione correctamente, la cuenta tiene un tope de 14 mil pesos, para abrir una cuenta que pueda aceptar una cantidad ilimitada es necesario pagar tres mil pesos, por lo que es urgente que reúnan esa cantidad para que reciban más ayuda.

La cuenta es

4766 8401 4748 4195

Nombre: Catalina García Salazar

Banco: Banamex

y

Base de la cuenta: 7009 -2448000

Clabe interbancaria: 002840700924480002

Página oficial de Facebook:   https://www.facebook.com/decorazonparagladis