13.8 C
Xalapa

Pa’llorar, la educación superior

LUIS VELÁZQUEZ

 

•Inequidad regional y distributiva, baja calidad de las instituciones y los egresados, escasos programas de vinculación social, baja inversión, escasa visión, cambio vertiginoso del conocimiento que pasa de noche, gigantesca brecha entre el desarrollo y el subdesarrollo, escasa vinculación entre la docencia y la investigación  y una sociedad del conocimiento desigual 

•Diagnóstico de Raúl Arias Lovillo en conferencia dictada en Montreal, Canadá

 

LUIS_VELAZQUEZEn Montreal, Canadá, en un foro sobre educación, el doctor Raúl Arias Lovillo, exrector de la Universidad Veracruzana, puso el índice en la llaga purulenta del sistema pedagógico:

Una. La pobreza y la marginación predomina en América Latina y Caribe, aun y cuando son potencialidades económicas, sociales y culturales, enfrentan una realidad avasallante: la competitividad de un país depende de su capacidad para producir y asimilar el conocimiento.

Dos. Cada vez “tiende a ampliarse la brecha entre desarrollo y subdesarrollo”, es decir, entre países ricos y pobres y entre familias ricas y familias pobres.

Tres. América Latina, México incluido, vive en una encrucijada en su vida: atraso contra desarrollo.

Cuatro. Alcanzar una reforma en la educación superior requiere estrategias de colaboración internacional. Así, solitas, con el localismo empobrecedor, se vive derrotado de antemano.

Cinco. Cada vez el desafío se concentra en un solo eje: impulsar el desarrollo local a través de la distribución social del conocimiento. Y lo que al mismo tiempo constituye un pendiente.

Seis. Hay un cambio vertiginoso en el conocimiento: luego de 1,750 años se duplicó por vez primera. Después, ocurrió en 150 años. Y continuó cada 50 años. Hoy, el conocimiento se duplica cada cuatro o cinco años y se prevé que para el año 2020, a la vista, se multiplicará cada 73 días.

(Y, bueno, si así andan las cosas en el mundo, ya podrá imaginar el lector cómo estamos en Veracruz, por ejemplo, con 242 universidades privadas, todas, por negligencia de la Secretaría de Educación a cargo de Adolfo Mota, ofertando las mismas carreras tradicionales, saturadas por completo en los mercados regional, estatal y nacional, permitiendo aperturas de universidades sin RVOE. Pero además, con profesores improvisados, con cero experiencia académica. Y, por añadidura, mal pagados. Un dato: en la facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana hay maestros con más de 40 y 50 años de antigüedad laboral que imparten sus clases con el modelo educativo de hace 4 décadas, cuando iniciaron, ajenos al cambio vertiginoso del conocimiento en el mundo).

Siete. El estado actual de la educación superior en América Latina y el Caribe tiene las siguientes características, entre otras: inequidad regional y distributiva. Escasos programas de vinculación social. Baja inversión, y lo peor, escasa visión. Dudosa calidad en las instituciones y en los egresados.  Educación no escolarizada. Escasa vinculación entre la docencia y la investigación.

Ocho. En contraparte, mientras la educación superior en el continente enfrenta tales males cancerosos, en Europa Occidental y Oriental, “un poco más de mil universidades impulsaron reformas importante que llevaron a aquellos países a un proceso de convergencia, por sus propios caminos, hacia paradigmas similares a los del mundo anglosajón”.

Así, una vez más se estaría cumpliendo la sentencia bíblica de don Alfonso Reyes, en el siglo pasado, cuando afirmaba que México llegaba con 50 años de atraso a la civilización y la cultura.

Es decir, todavía sigue llegando.

Nueve. De las 4 mil universidades en América Latina y Caribe registradas en el año 2009, apenas, apenitas, 1,369 realizan un tipo de investigación y sólo 27 han publicado más de 600 artículos científicos por año.

 

RAÚL ARIAS, EN EL CONTINENTE IBEROAMERICANO 

En ese eje rector, Raúl Arias Lovillo organiza desde su centro de operaciones educativas en América Latina, ubicado en Ecuador en una universidad católica, el Congreso de las Américas sobre Educación Internacional a efectuarse el año entrante.

Su conferencia en Montreal, Canadá, se denominó “Compromiso social de las universidades: urgente reflexión”.

La experiencia de Arias Lovillo adquirida durante 30 años ininterrumpidos en la Universidad Veracruzana, que lo llevaron de maestro en la facultad de Economía a la rectoría, como punto de referencia en el continente iberoamericano.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

125,232FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA