17.6 C
Xalapa

Peña Nieto en la ONU

-

PASCAL BELTRÁN DEL RÍO
Este miércoles el presidente Enrique Peña Nieto habló ante la Asamblea General de la ONU. Desde que lo hiciera por primera vez Miguel Alemán Valdés en 1947 —poco después de que México se integrara a Naciones Unidas como uno de sus 51 Estados fundadores—, la participación de los presidentes mexicanos en la máxima tribuna del organismo mundial ha representado una oportunidad para plantear los principios de política exterior del país, pero también para enviar mensajes de orden interno.
Hace dos años estuvo aquí el entonces presidente Felipe Calderón, quien aprovechó la oportunidad para hablar ante la 67a Asamblea General sobre uno de los temas centrales de su gobierno: el combate contra la delincuencia organizada.
Calderón hizo un llamado a las naciones desarrolladas a asumir su responsabilidad frente al narcotráfico. “Si ellos no pueden o no quieren reducir el consumo de drogas, al menos deben detener el flujo exorbitante de recursos que financia a los criminales. Y si esto no se puede, es el momento de explorar otras alternativas diferentes al propósito no logrado de reducir el consumo”, expuso el mandatario.
Asimismo, reclamó que la determinación y el esfuerzo con los que países como México combaten a la delincuencia “no encuentra una respuesta similar en todas las naciones”, y, sin citar por su nombre a Estados Unidos, criticó la venta indiscriminada de armas de asalto y el irrefrenable consumo de drogas.
De los 11 presidentes anteriores, solamente dos no hablaron ante la Asamblea General: Adolfo Ruiz Cortines y Gustavo Díaz Ordaz. Después de Alemán lo hizo Adolfo López Mateos en 1959. Luego, Luis Echeverría, en dos ocasiones, 1971 y 1975; José López Portillo, también un par de veces, en 1979 y 1982; Miguel de la Madrid, en 1986; Carlos Salinas de Gortari, en 1990 y 1994; Ernesto Zedillo, tres veces, en 1995, 1998 y 2000. Vicente Fox fue el Presidente que más veces habló ante la Asamblea General, en 2001, 2002, 2003, 2005 y 2006, y Calderón, en 2008, 2011 y 2012.
¿De qué han hablado los presidentes de México en esas oportunidades de tener el oído del mundo?
¿De qué hablará el presidente Peña Nieto, cuando le toque tomar la palabra ante la Asamblea General, que este año preside el canciller ugandés Sam Kutesa?
Probablemente pase revista a los temas que México ha estado impulsando en el mundo desde que asumió la Presidencia, de los cuales habló la semana pasada, en entrevista para Excélsior el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade: reforma de la ONU, lucha contra el cambio climático, gobiernos abiertos, derechos de minorías, renovación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, pueblos indígenas… Lo más seguro es que también se refiera a las reformas estructurales aprobadas desde que tomó posesión.
Varios de esos temas han estado en la agenda de Peña Nieto durante su visita a Nueva York, la primera que realiza a esta ciudad desde que era precandidato presidencial en noviembre de 2011. Sin embargo, a este mandatario le gusta romper paradigmas, por lo cual no sería extraño que apareciera en el discurso un asunto del que ha estado ajeno México desde hace un largo tiempo: la participación activa en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Se trata de un tema para el que México está más que preparado, y es algo que hace falta en la agenda de actor global responsable que ha promovido este gobierno.