12.5 C
Xalapa

Pepe Yunes o el autoritarismo

  • Pepe Yunes o el Maximato

  • Vamos a dar la pelea, dice el senador del PRI

  • “La lucha apenas comienza”

  • No voy  bajar ni el ritmo en mis recorridos de norte a sur y de este a oeste ni tampoco en el trabajo legislativo ni menos, mucho menos, en la gestión social

blog.expediente.mx

LUIS_VELAZQUEZLuego del duartazo que se tradujo en la mini gubernatura de dos años, la reelección de diputados locales y ediles por cuatro periodos consecutivos para completar 20 años trepados en el poder y de la Fiscalía General de nueve años consumados en la LXIII Legislatura, quedó reconfirmada la visión política rancheando en el imaginario social: para el gobierno de Veracruz sólo existen cinco aspirantes a tomar la estafeta de Javier Duarte, a saber y en orden alfabético por apellido para evitar que “El cisne” se incomode:

Gerardo Buganza Salmerón, Jorge Alejandro Carvallo Delfín, Érick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Alberto Silva Ramos.

Y, por tanto, los senadores priistas huelen, apestan, hieden para los discípulos del góber fogoso y gozoso.

Por añadidura, de cara al futuro que viene, solo se impone la siguiente realidad:

Pepe Yunes o el autoritarismo.

Pepe Yunes o el Maximato fidelista.

Pepe Yunes o más de lo mismo.

Por fortuna, el senador José Yunes Zorrilla ha sido puntual: Vamos a dar la pelea para que cambien los escenarios en Veracruz… ha proclamado, con firmeza, sin dudas, sin titubeos, sin medias tintas.

La lucha, dice, apenas comienza.

Y/o como dijeran en sus 40 películas los hermanos Almada: Ni siquiera, vaya, ha iniciado.

Así  establece con claridad meridiana: “No voy a bajar el ritmo” en nada.

Ni en los recorridos de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha.

Ni en el trabajo legislativo en la Cámara de Senadores.

Ni menos, mucho menos, en la intensidad de la gestión social que, por ejemplo, en el año 2014 significó un apoyo extra del gobierno federal de más de 2,500 millones de pesos para varios sectores productivos, entre ellos, cañeros, cafeticultores, pescadores, agricultores y alcaldes.

Firme, sereno, sopesa la sesión parlamentaria en el Congreso local para precisar que se trata de un triste y lamentable precedente para Veracruz, la tierra donde nacieron Jesús Reyes Heroles y Adolfo Ruiz Cortines.

Tal maniobra política (háganos, favor, 45 diputados locales de 50 a favor, siete de diez diputados panistas a favor) es nociva, asegura.

Y mientras en los años 2015 y 2016 habrá elecciones de gobernador en 22 entidades federativas y sólo en tres (Puebla, que es panista, y Tamaulipas, que se debate, y en Veracruz, aprobada) existirá una mini gubernatura, lo que manifiesta que la elite gobernante de la tierra jarocha en ningún momento ha calculado las consecuencias.

 

LA HORA DE LA DECISIÓN ESTELAR 

 

Pepe Yunes, el senador, se encuentra, pues, en una coyuntura de su vida política donde lo prudente será actuar de manera imprudente.

Y en el lenguaje priista significa que el duartazo en ningún momento significa línea a favor ni en contra de alguien ni de nada.

Simplemente, en todo caso, una forma de mirar y concebir la realidad.

Y ante lo que está ocurriendo en Veracruz (una parte apostando a que un discípulo de Fidel Herrera quedará con la candidatura a la mini y hasta ganará, lo que está por verse) y toda vez que en el año 2010 el góber fogoso y gozoso engañó y estafó tanto a Pepe como a Héctor Yunes, entonces, el único camino es “levantar una tormenta” social y política, “dejando a un lado cualquier consideración si complace o disgusta” al PRI y/o a la cúpula priista local, parafraseando así a Roberto Mangabeira Unger en la carta enviada en febrero de 1996 a Vicente Fox de cara a su decisión para buscar la candidatura presidencial.

Dijo Mangabeira: Es la hora de enviar “un clara, clara señal al pueblo de no actuar conforme al código de buena conducta de la nomenclatura… pues en la historia hay puntos de inflexión cuando la independencia personal se vuelve el primer requisito de un liderazgo poderoso” (Amarres perros, Jorge G. Castañeda, página 356, editorial Alfaguara).

 

SEGUIRÁ CAMINANDO VERACRUZ 

 

Pepe Yunes ha abandonado el silencio, mejor dicho, la reflexión durante los días anteriores para analizar en frío y en corto, en la soledad de sí mismo, el paso siguiente.

Su carrera política lo avala: presidente municipal de Perote, diputado local, presidente del CDE del PRI, derrotado en una candidatura a senador; pero exitoso en la siguiente candidatura a la Cámara Alta, presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso de la Unión, contemporáneo de la generación política del ITAM, la que más lejos ha llegado por ahora con su líder visible desde el tiempo estudiantil, Luis Videgaray Caso.

Pronto, Pepe Yunes reiniciará el trote del Rocinante en el territorio jarocho…

 

Artículo anteriorHerejes en el PAN
Artículo siguienteBarandal

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,618FansMe gusta
4,383SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Barandal:

•Amar al prójimo •Rafagueo de AMLO •Cristo...

Expediente 2020:

Migrantes ahogados Luis Velázquez 01 de octubre de 2020

El Valladolid se auto inmola en Valdebebas

El Madrid sacó adelante su partido en la segunda parte en su estreno de la temporada en Valdebebas, pero sigue...

Presenta Angélica Castelló sesión virtual de Laboratorios Sonoros

Ciudad de México. Una especie de “road movie o glosario” tanto de su música como de sus instalaciones...

Escenarios:

•Señales de la vejez •El Hollywood que se fue •Vivir del...